Abu Anas al Libi se declara no culpable de terrorismo ante una corte en EU

El presunto miembro de al Qaeda está acusado de participar en los ataques con bomba a dos embajadas estadounidenses en 1998
Comandos de EU actúan en Somalia y Libia
Autor: Lateef Mungin
(Reuters) -

El presunto integrante de al Qaeda, Abu Anas al Libi, acusado de participar en los atentados a las embajadas de EU en Kenya y Tanzania en 1998, se declaró no culpable de terrorismo ante una corte federal en Nueva York este martes.

Soldados estadounidenses capturaron al presunto terrorista el pasado 5 de octubre afuera de su casa en Trípoli, Libia. Al libi, un libio de 49 años, había escapado a varios operativos para capturarlo.

Funcionarios estadounidenses informaron que había estado en un barco de la Marina de EU para ser interrogado, antes de trasladarlo a ese país el fin de semana pasado.

Su llegada a EU ha reabierto un debate sobre si los sospechosos de terrorismo internacional deben de ser enjuiciados en cortes estadounidenses.

El representante republicano, Peter King, dijo este lunes que es "desafortunado" que al Libi se encuentre en suelo estadounidense.

"Muestra los defectos inherentes a la decisión de la política estadounidense de enjuiciarlos en Estados Unidos porque una vez que llegan a territorio estadounidense termina el interrogatorio de esos detenidos de alto valor", dijo King, que agregó que esto no habría sucedido si al Libi hubiese sido enviado a Guantánamo y enfrentado una comisión militar.

Corte militar o civil

El presidente, Barack Obama, y el secretario de Justicia, Eric Holder, han dicho que prefieren enjuiciar a personas como al Libi ante las cortes estadounidenses.

En 2009, Holder dijo que cinco detenidos con presuntos vínculos al ataque del 11 de septiembre de 2011 serían transferidos de Guantánamo a Nueva York, pero luego se retractó, al anunciar que el supuesto autor intelectual del ataque, Khalid Sheikh Mohammed, y otros serían enjuiciados por una comisión militar en Guantánamo.

Al Libi fue acusado en 2001 por una corte federal en el distrito sur de Nueva York por los ataques con bomba en las embajadas y en conexión con su presunto rol en conspiraciones para atacar fuerzas estadounidenses en Arabia Saudita, Yemen y Somalia.

El Departamento de Estado señaló la semana pasada que no hay oportunidad de que al Libi sea enviado a Guantánamo, ya que se busca reducir la población carcelaria de dicho centro.

La familia quiere un abogado

La familia de al Libi afirma que no ha recibido noticias sobre él de parte del gobierno estadounidense o libio, y se declaró conmocionada de saber que llegó a territorio estadounidense.

Su hijo, Abdullah, dijo que la familia espera obtener un abogado que “pueda trabajar con él, para él. No está claro si actualmente al Libi ya cuenta con uno.

"No queremos que hable con cualquiera", afirmó Abdullah. "No queremos a cualquier abogado haciéndole preguntas".

Algunos expertos terroristas han cuestionado sobre qué valor de inteligencia podría tener al Libi. Un exasociado yihadista dijo a CNN la semana pasada que es poco probable que aún estuviera con un rol activo en la red terrorista.

Su esposa dijo que ya no era miembro de al Qaeda, que tenía una vida normal y que estaba buscando un trabajo en el Ministerio del Petróleo de Libia.

Un funcionario estadounidense dijo que al Libi recibió cuidado en una instalación médica en Nueva York debido a una enfermedad preexistente.

El funcionario no ofreció detalles sobre el asunto de salud, pero su esposa dijo a CNN que al Libi tiene un caso severo de hepatitis C y que estaba preocupada por su salud.

Ayman al-Kekli en Trípoli, así como Nic Robertson, Evan Perez y Susan Candiotti contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×