Activistas de Greenpeace detenidos en Rusia son reubicados de prisiones

Los 30 detenidos fueron trasladados a tres prisiones de San Petersburgo luego de que las autoridades redujeron los cargos en su contra
Greenpeace viola normas internacionales
(Reuters) -

Los tripulantes del rompehielos Arctic Sunrise, de Greenpeace, que se encuentran detenidos en Rusia acusados de pandillerismo fueron reubicados este martes en tres prisiones preventivas de San Petersburgo, informó un portavoz de los servicios penitenciarios rusos, según un reporte de Interfax.

Los 28 activistas de Greenpeace, más un camarógrafo y un fotógrafo independientes que viajaban en el Arctic Sunrise, llegaron en tren a la estación Ládoga de la segunda ciudad rusa tras viajar durante toda la noche procedentes del puerto ártico de Múrmansk.

Las autoridades penitenciarias rusas mantienen que las condiciones de encierro de los tripulantes del buque de Greenpeace van acorde con la legislación rusa y las normas internacionales.

El Comité de Instrucción (CI) de Rusia anunció este lunes el traslado de los 30 imputados y explicó que la decisión fue adoptada en vista de que los delitos que se les imputan a los detenidos no entran en la jurisdicción del tribunal de Murmansk.

El Consejo de Derechos Humanos adjunto a la Presidencia rusa solicitó este martes dejar en libertad provisional a los tripulantes del Arctic Sunrise de Greenpeace, que se encuentran hace mes y medio en prisión preventiva en Rusia.

En una carta fechada el pasado 8 de noviembre y publicada este martes en su página de internet, el Consejo solicita al jefe del Comité de Instrucción CI de Rusia, Alexandr Bastrikin, estudiar el cambio de la medida cautelar de prisión preventiva por la de libertad bajo fianza o libertad provisional con prohibición de abandonar el país.

El pasado 23 de octubre los órganos de instrucción redujeron los cargos contra los tripulantes del Arctic Sunrise de piratería a pandillerismo, delito que se sanciona no necesariamente con pena de prisión.

El código penal ruso puede suponer para el infractor por pandillerismo una pena de hasta siete años de cárcel, mientras el cargo de piratería es castigado con 15 años.

Los imputados fueron apresados en el mar de Bárents el pasado 19 de septiembre por guardacostas rusos, cuando protestaban por la extracción de crudo en el Ártico.

Greenpeace ha dicho que recurrirá la acusación de gamberrismo, que calificó de "igual de absurda" que la de piratería, "ya que los activistas no cometieron ningún acto que violara gravemente el orden público".

El director de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, explicó que "a diferencia de Múrmansk, en San Petersburgo no hay noche polar en invierno", y "para las familias y los funcionarios consulares será más fácil visitar a los detenidos".

Los tripulantes del Arctic Sunrise proceden de Rusia, Estados Unidos, Argentina, Reino Unido, Canadá, Italia, Ucrania, Nueva Zelanda, Holanda, Dinamarca, Australia, Brasil, República Checa, Polonia, Turquía, Finlandia, Suecia y Francia.

Ahora ve
Atentado contra una mezquita en Egipto deja más de 230 personas muertas
No te pierdas
×