11 claves de las conversaciones sobre el programa nuclear de Irán

El gobierno iraní se reúne de nuevo con el Grupo de los 5+1 para negociar sobre la producción de uranio y evitar sanciones internacionales
Israel desconfía de intenciones de Irán
Autor: Nick Thompson
(Reuters) -

Irán y las potencias mundiales están retomando el diálogo en Ginebra, en medio de mucha esperanza de que finalmente se llegará a una solución diplomática respecto al programa nuclear de este país.

Sin embargo, mientras parece que el grupo P5+1 (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia, China y Alemania) e Irán están más cerca que nunca de llegar a un acuerdo, todavía hay muchos detalles que se deben afinar. A continuación, un repaso de los 60 años de la historia del programa nuclear en Irán.

¿Cuándo se inició el programa nuclear en Irán?

Estados Unidos lanzó un programa de cooperación nuclear con Irán en 1957, cuando el Shah gobernaba el país y la relación bilateral era cordial. A mediados de la década de 1970, Irán empezó a desarrollar su programa nuclear y Estados Unidos retiró su apoyo cuando el Shah fue derrocado durante la Revolución Islámica en 1979.

¿Por qué los países occidentales están preocupados por el programa nuclear de Irán?

Desde la revolución de 1979, a los países occidentales les ha preocupado que Irán pueda usar su programa nuclear para elaborar armas atómicas mediante la producción de uranio altamente enriquecido; éste es el material necesario en la fabricación de una bomba. Irán siempre ha insistido en que sólo quiere usar su programa nuclear con fines pacíficos.

En 2003, inspectores nucleares del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) anunciaron que habían encontrado indicios de uranio altamente enriquecido en una planta en Natanz. Irán detuvo el enriquecimiento temporalmente, pero lo retomó en 2006, afirmando que dicho proceso estaba autorizado por un acuerdo con el OIEA.

¿Cómo reaccionó la comunidad internacional?

A finales de 2006, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó sanciones en contra de Irán por no haber suspendido su programa nuclear. Las sanciones que inicialmente se enfocaban en la capacidad nuclear de Irán se expandieron bastante durante los próximos siete años, y llegaron a incluir prohibiciones de vender armas a Irán, prohibiciones de viajes para ciertos iraníes, prohibiciones para países occidentales respecto a comprar petróleo iraní y prohibiciones sobre no hacer negocios con instituciones financieras iraníes, entre ellas el banco central del país.

¿Han funcionado las sanciones?

Sí y no. En 2007, Irán afirmó tener 3,000 centrifugadoras capaces de enriquecer uranio. Hoy en día, Irán tiene 19,000 centrifugadoras y está construyendo otras más avanzadas, según Mark Hibbs, un experto en políticas nucleares del Fondo Carnegie para la Paz Internacional.

Las sanciones han paralizado la economía del país. Los ingresos por la venta de petróleo se han venido abajo, y la moneda local había perdido el 80% de su valor para 2012. Los iraníes se han enfrentado a la tendencia de un crecimiento en la inflación, así como a recortes de empleo en el sector público, según John Defterios, de CNN.

¿Por qué están en diálogo Irán y las potencias mundiales?

Estados Unidos cree que estas sanciones no le han dejado otra opción a Irán, sino ceder sus ambiciones nucleares a cambio de que mejoren los efectos de las prohibiciones relacionadas con el petróleo y los bancos, los cuales afectan la economía. El recién electo presidente iraní, Hassan Rouhani, también es más moderado que su predecesor, y todas las partes consideran que ahora podría haber una oportunidad para llegar a un acuerdo.

¿Irán puede fabricar una bomba nuclear?

Un grupo en contra de la proliferación, con sede en Estados Unidos, sostiene que Irán tiene el potencial de producir suficiente uranio de grado de armas para una bomba nuclear en tan sólo un mes, si infringiera las leyes internacionales y se dedicara de lleno a la producción.

Sin embargo, Hibbs dice que la mayoría de potencias mundiales creen que de manera realista, Irán lo lograría en por lo menos un año. "La mayoría de personas involucradas en esta negociación ven un marco de tiempo mucho más largo, de entre uno y tres años", indicó. "Los negociadores tienen que tener esto en mente, pero saben que se trataría del peor de los casos".

¿Cómo sería un acuerdo sobre el programa nuclear de Irán?

Lo más importante es que Irán tendría que acordar que suspenderá el enriquecimiento de uranio a una pureza del 20%, según un escenario que está bajo consideración. Si bien el uranio no llega a ser de grado de armas hasta que se ha enriquecido a una pureza del 90%, Hibbs dice que "una vez llegas al 20%, ya has logrado más o menos el 80% para alcanzar ese punto". Irán también tendría que reducir sus reservas de uranio, detener la construcción de nuevas centrifugadoras y suspender el trabajo esencial en su reactor de agua pesada que está en desarrollo en Arak, el cual podría ser usado como fuente de plutonio; ésta es una segunda opción para la fabricación de una bomba nuclear.

A cambio, las potencias mundiales tendrían que acordar ser menos estrictos con las sanciones y permitirle a Irán que practique el enriquecimiento de uranio a un bajo nivel. Irán también quiere que el mundo reconozca su derecho de enriquecer uranio bajo el Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT, por sus siglas en inglés).

¿Irán tiene el derecho de enriquecer uranio?

Estados Unidos y otras potencias mundiales dicen que no, pero Irán dice que sí. Irán considera que tiene el derecho de enriquecer uranio por haber firmado el NPT, pero Hibbs dice que el tratado no establece tal derecho. "El NPT menciona el derecho de darle un uso pacífico a las actividades nucleares", explica, "pero no aparece el derecho de enriquecer uranio específicamente".

Si bien no admitió este punto en principio, parece que Irán relajó su posición al respecto durante el fin de semana, cuando el Ministro de Relaciones Exteriores Javad Zarif presuntamente le dijo al noticiero ISNA que el derecho de Irán respecto al enriquecimiento "no necesita reconocimiento, porque es un derecho inherente con base en el NPT".

¿Por qué no ha habido sanciones similares para otros países por sus programas nucleares?

La India probó su primer aparato nuclear en 1974, seguida por Paquistán en 1998. Israel siempre se ha negado a confirmar o negar la existencia de una bomba, aunque la Federación de Científicos Estadounidenses calcula que tiene alrededor de 80 armas atómicas. Nunca se han llevado acciones en contra de India y Paquistán, en parte porque nunca firmaron el NPT, y en el caso de este último, dice Hibbs, "porque era muy poco lo que Estados Unidos podía haber hecho para detener a Paquistán".

Irán, por otro lado, firmó el NPT y su programa declarado está siendo inspeccionado por la OIEA. Y Hibbs dice que la OIEA y las potencias mundiales "tienen información que sugiere que en el pasado, Irán ha llevado actividades que no ha declarado".

¿Quién se opone al acuerdo?

Israel se opone al hecho de que Irán tenga capacidades de enriquecimiento nuclear en general, y dice que el plan actual es "una mala idea" que no funcionará. "Prácticamente, Irán no está dejando nada. Está haciendo una leve concesión, la cual pueden revertir en unas semanas", le indicó a CNN el Primer Ministro Israelí, Benjamin Netanyahu. Creo que si quieres una solución pacífica, como yo, entonces el camino correcto es ajustar las sanciones".

Fareed Zakaria, de CNN, dice que las objeciones que Arabia Saudita tiene respecto a Irán son existenciales. "Los sauditas consideran a Teherán como el enemigo herético, chiíta y persa a quien se deben oponer", dice. "Su antipatía viene desde antes del programa nuclear de Irán, y continuará sin importar de qué manera se resuelva el asunto". Hibbs dice que como un país que también tiene ambiciones nucleares, Arabia Saudita se encuentra en una posición bastante hostil respecto a que Irán tenga un programa nuclear que incluye actividades sensibles como el enriquecimiento de uranio.

Los líderes republicanos en el Congreso de Estados Unidos también han dicho que tratarán de impulsar nuevas sanciones sobre Irán, a pesar de la advertencia que ha hecho el Secretario de Estado, John Kerry, respecto a que esta decisión podría "desbaratar la posibilidad de llegar a un acuerdo en Ginebra. E incluso si el acuerdo se logra, la Casa Blanca enfrenta una batalla cuesta arriba para tratar de convencer a los mismos líderes del Congreso que aprueben leyes que hagan menos estrictas las sanciones sobre Irán.

Otra complicación se presentará con aquellos de línea dura en Irán. Zakaria dice: "El Líder Supremo Ayatollah Ali Khamenei y los Guardias Revolucionarios permanecen firmes en su posición en contra de los estadounidenses, y podrían oponerse a las concesiones que Rouhani y Zarif tendrían que hacer para llegar a un acuerdo".

Obama enfrenta una doble tarea, dice Zakaria: "Primero tiene que lograr un acuerdo aceptable para los de línea dura en Teherán. Además, tiene que lograr un acuerdo que los de línea dura en Washington, Jerusalén y Riad puedan acatar".

¿Cómo entraría en vigor el acuerdo?

Al final, Irán podría tener un programa que permita cierto nivel de enriquecimiento de uranio a cambio de que haya una completa cooperación con los inspectores de la OIEA durante los próximos años, según Hibbs.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hibbs dice: "Lo que falta son las respuestas de Irán a las apremiantes preguntas de la OIEA respecto al alcance y extensión del programa nuclear iraní durante su historia. Si las potencias mundiales van a hacer que sus sanciones sean menos estrictas, ellos, al igual que la OIEA, deben saber que el programa en Irán está dedicado exclusivamente a usos pacíficos. Si logran obtener respuestas a dichas preguntas, eso llevará a Irán bastante lejos".

Ahora ve
Un dron choca con un avión comercial en el cielo de Canadá
No te pierdas
×