EU hace una pausa para recordar a John F. Kennedy a 50 años de su muerte

La ciudad de Dallas, donde ocurrió el asesinato, es el centro de los homenajes al presidente que recibió varios disparos en 1963
Kennedy, entre el poder y el glamour
Autor: Steve Almasy y Michael Pearson
(Reuters) -

Cinco décadas después de ser el telón de fondo del dolor y la incredulidad entre los estadounidenses, la Plaza Dealey de Dallas volvió a ser el centro de atención del país durante la conmemoración del asesinato del presidente John F. Kennedy este viernes.

"Una nueva era nace y se acaba otra de medio siglo, cuando la esperanza y el odio chocaron aquí en Dallas", dijo el alcalde de la ciudad texana, Mike Rawlings, en su intervención en la ceremonia conmemorativa. 

Luego, Rawlings leyó las palabras finales del discurso que Kennedy daría ese día, a lo que siguió un momento de silencio a las 12:30 horas (local), justo cuando el presidente recibió el primer disparo hace 50 años.

Las campanas repicaron y después de una breve pausa, cadetes de la Academia Naval cantaron America the Beautiful. 

Se esperaba que unos 5,000 invitados asistieran a los eventos conmemorativos, que iniciaron con gaitas, algo que le gustaba a JFK. Se esperaba que este acto fuera la culminación de una serie de ceremonias, incluidas las coronas de flores en la casa de Kennedy en Boston y en su tumba en el Cementerio Nacional de Arlington. 

En Washington ondearon banderas a media asta sobre el Capitolio y la Casa Blanca. El último hermano vivo de Kennedy participó en la entrega de una ofrenda floral en Arlington. Antes, el fiscal general, Eric Holder, visitó la tumba.

En la Cámara de Representantes, donde Kennedy sirvió entre 1947 y 1953, el reverendo John Robert Skeldon, de Fort Worth, Texas, pidió a sus colegas legisladores recordar la vida de JFK "no con lágrimas" sino con "gritos de alegría". 

El evento de Dallas estuvo diseñado para honrar la memoria de Kennedy sin destacar su asesinato. 

La ciudad ha pasado décadas tratando de quitarse la reputación de ser "la ciudad donde mataron a Kennedy", lo cual no es fácil, dado que los operadores de recorridos turísticos lo recuerdan todos los días.

"Él y nuestra ciudad estarán vinculados siempre, en la tragedia sí", dijo Rawlings. "Pero debido a esa tragedia, se nos dio una oportunidad: la posibilidad de aprender cómo enfrentar el futuro cuando es más oscuro e incierto, cómo tener la antorcha en alto cuando la flama amenaza con apagarse".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

También se develó un nuevo monumento de JFK con las últimas palabras del discurso que el presidente pretendía dar el 22 de noviembre de 1963.

En ese lugar suelen reunirse cada año seguidores de teorías conspiratorias sobre la muerte del presidente, aunque este año no pudieron hacerlo.

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×