Las tropas francesas inician operativo militar en República Centroafricana

Las fuerzas armadas de Francia buscan restablecer la paz en medio de combates y una posible guerra sectaria en el país africano
República Centroafricana fuerzas africanas REU  República Centroafricana fuerzas africanas REU
Nima Elbagir, Laura Smith-Spark y Faith Karimi
Autor: Nima Elbagir, Laura Smith-Spark y Faith Karimi
BOSSANGOA (Reuters) -

Meses después de que un golpe de Estado intensificó el caos y la violencia en la República Centroafricana, una operación militar francesa comenzó en la capital Bangui, anunció este viernes el ministro de Defensa de Francia.

El despliegue francés, junto con el de las fuerzas africanas, fue aprobado por unanimidad este jueves por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El Consejo también votó a favor de imponer un embargo de armas a la República Centroafricana, que está al oriente de Camerún y al norte de la República Democrática del Congo.

Un representante de la República Centroafricana dijo al Consejo que la votación "da motivos de esperanza para un nuevo amanecer" para la población asediada del país.

La resolución del Consejo de Seguridad, presentada por Francia, autoriza a una fuerza de paz de la Unión Africana a que intervenga con el apoyo de las fuerzas francesas para proteger a los civiles, restaurar el acceso humanitario y estabilizar el país.

Se anunció el inicio de la nueva operación de los soldados franceses en Bangui este viernes por la mañana por el ministro francés Jean-Yves Le Drian en la emisora de radio francesa RFI.

Las tropas francesas actualmente en el país fueron desplegadas para proteger a los ciudadanos franceses y ayudar a proteger el aeropuerto de la capital. Pero ahora están llevando a cabo patrullajes en Bangui, dijo Le Drian.

"La operación ha comenzado", dijo.

Francia se ha comprometido a enviar a cientos de soldados más. Una fuerza de la Unión Africana ya está en el país, pero el grupo de derechos dice que no es suficiente para detener la escalada de violencia.

La violencia se ha desatado en el país desde que una coalición de rebeldes depuso al presidente François Bozizé en marzo, el último de una serie de golpes de Estado desde que la nación se independizó. Bozize huyó del país después de su derrocamiento.

Violencia profunda

Horas antes de la reunión de la ONU, el jueves un intenso tiroteo estalló cerca del palacio presidencial en Bangui, dijeron testigos.

El grupo Médicos Sin Fronteras dijo que 50 cadáveres habían sido llevados a la morgue del hospital de la ciudad. Su personal había tratado 90 personas heridas, alrededor de 70 de los cuales resultaron heridos de gravedad, la mayoría con armas de fuego, heridas de machete o cuchillo.

Un funcionario de la fuerza africana de paz en la República Centroafricana, Jean Pierre Sadou, dijo a CNN que había visto ocho cadáveres en la calle. Aseguró que le habían dicho que había más cuerpos cerca de la Asamblea Nacional.

Grupos de vigilantes cristianos se han formado para luchar contra Seleka, la coalición de mayoría musulmana surgida tras la remoción del presidente.

Varias fuentes dijeron a CNN que el comandante militar de Seleka, el general Yahya Issa, fue asesinado este jueves en Bangui. Su segundo al mando, el coronel Saleh Zabari, ahora se cree que estar a cargo.

Los miembros de Seleka dijeron a CNN que al menos 30 personas habían muerto en los enfrentamientos en Bangui, hombres y mujeres entre ellos.

Los cristianos se refugian

Dejadas sin control, las milicias se están uniendo a lo largo de líneas religiosas, dando lugar a temores de violencia sectaria.

La situación en Bossangoa, una ciudad a unos 300 kilómetros al norte de Bangui, está en el epicentro de desplazamiento como consecuencia de la violencia y estaba en una situación extremadamente tensa el jueves.

Unos 35,000 cristianos se han refugiado en un recinto de la iglesia católica allí.

La sede de la pequeña misión de paz de la región dijo a CNN que el segundo al mando de Seleka habían dado el permiso de la milicia para atacar el lugar. La misión ha enviado refuerzos en posiciones defensivas alrededor de la iglesia para proteger a los civiles.

Un equipo de CNN en los alrededores este jueves podía oír disparos sostenidos y fuego de granadas propulsada por cohetes que parecía estar dirigido al recinto de la iglesia.

En declaraciones a CNN antes de los informes de la muerte del comandante de Seleka, Zabari dijo que se creía que había elementos armados en el campamento, pero que a menos que los de adentro atacaran, no los combatirían.

Más de 100,000 personas más se cree que se esconde en la selva alrededor de Bossangoa, temiendo por su seguridad.

Cientos de miles de desplazados

Un número desconocido de personas han muerto en las zonas rurales remotas donde es demasiado arriesgado el acceso. Funcionarios de Naciones Unidas han advertido que la violencia entre la mayoría cristiana y la minoría musulmana en el poder podría llevar a un genocidio.

Más de 400,000 personas —casi el 10% de la población— han sido desplazadas internamente, según Naciones Unidas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Ellos se esconden en la selva sin refugio, alimentos o agua potable, a la intemperie y los mosquitos que transmiten la malaria, la primera causa de muerte en el país", dijo Médicos Sin Fronteras en un comunicado. El grupo opera en el país desde hace años y está ayudando a las unidades móviles de despacho para atender a los heridos.

Nima Elbagir informó desde Bangui, Faith Karimi escribió e informó desde Atlanta y Laura Smith-Spark escribió en Londres. Lillian Leposo, Nana Karikar-apau y Saskya Vandoorne colaboraron en este reporte.

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×