Líderes mundiales se unen al pueblo sudafricano para despedir a Mandela

Decenas de jefes de Estado se reunieron en Johannesburgo con miles de sudafricanos para rendir un conmovedor homenaje al líder fallecido
Dilma Rousseff reconoce el legado de Mandela
Autor: Marie-Louise Gumuchian
(Reuters) -

Presidentes y primeros ministros, celebridades y miembros de la realeza se unieron a decenas de miles de sudafricanos para rendir homenaje a Nelson Mandela este martes, en una ceremonia conmemorativa para celebrar a un hombre considerado un símbolo mundial de la reconciliación.

En una de las mayores reuniones de líderes mundiales en la Historia reciente, mandatarios como los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, o de Cuba, Raúl Castro, se reunieron junto a barrenderos, actores y figuras religiosas para rendir homenaje al estadista, que murió el jueves pasado a los 95 años. La cita acogió un momento histórico, en el que Obama y Castro se dieron la mano

A pesar de la fuerte lluvia, la atmósfera en el interior del estadio FNB de Johannesburgo era de celebración, con la gente bailando, soplando las "vuvuzelas" y cantando canciones de la lucha contra el apartheid.

Muchos llevaban pancartas en honor a Madiba, el nombre de clan de Mandela, o una foto. Otros estaban envueltos en materiales cubiertos con la cara o los colores verde, amarillo, negro, rojo y azul de la bandera sudafricana.

Algunos no acudieron a sus trabajos e hicieron fila durante horas para asegurar un asiento y presentar sus respetos en el estadio donde Mandela pronunció su primer discurso después de su salida de la cárcel.

El servicio de cuatro horas coincide con el Día de los Derechos Humanos de la ONU, es la pieza central de una semana de luto y detuvo a gran parte de Sudáfrica.

La ceremonia inició con el himno nacional antes de la presentación de los presidentes de Sudáfrica, el actual y los anteriores. Hubo una ovación de la multitud para F. W. de Klerk, el último líder de la Sudáfrica blanca y que compartió el Premio Nobel de la Paz con Mandela por contribuir con el fin del apartheid.

Los gritos de alegría se calmaron con los discursos de la familia de Mandela, amigos, así como un compañero de la prisión de Robben Island, Andrew Mlangeni. Rostros angustiados escucharon silenciosamente cómo un canto triste a "Tata Madiba" llenó el aire. "Tata" significa "padre" en la tribu Xhosa de Mandela.

"Él tocó mi alma y mi vida, como a muchos sudafricanos y ese testimonio alcanzó a todo el mundo", aseguró Mlangeni. "No cabe duda que él está sonriendo en este momento al ver todas las muestras de amor de su pueblo. Nunca perdió su integridad. Estaba comprometido con traer una nueva era para Sudáfrica.”

‘El mundo ha perdido a un mentor'

Hubo aplausos para el presidente Obama, quien al igual que Mandela, fue el primer presidente negro de su país. Citó a Mandela como inspiración para dedicarse a la política. "A la gente de Sudáfrica, la gente de todas las razas y de todos los ámbitos de la vida, el mundo da las gracias por compartir a Nelson Mandela con nosotros", dijo Obama.

El presidente de EU lanzó una crítica cuando dijo que “hay demasiados líderes que reclaman la solidaridad con la lucha de Madiba por la libertad, pero no toleran la disidencia de su propio pueblo".

El presidente cubano intervino poco después y aludió al vínculo del expresidente sudafricano con Cuba. "Mandela fue símbolo supremo de la lucha revolucionaria" y un "profeta de la unidad y de la reconciliación", que supo dirigir a su pueblo "en la batalla contra el 'apartheid' y en el camino hacia una nueva nación", añadió.

"Cuba tiene sangre africana", porque también luchó "por la libertad y por el fin de la esclavitud", por lo que "el pueblo cubano ocupa lugar especial en el corazón de los pueblos de África". "Mandela es un ejemplo insuperable para América Latina y el Caribe que avanzan hacia la unidad e integración en beneficio de los pueblos", dijo el presidente cubano.

Los presidentes de Brasil, Namibia, India, Cuba y Sudáfrica estuvieron entre los mandatarios que tomaron la palabra. "Sudáfrica ha perdido a un héroe, ha perdido a un padre. El mundo ha perdido a un querido amigo y mentor", dijo el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, entre aplausos y gritos. "Nelson Mandela fue más que uno de los líderes más grandes de nuestro tiempo, él era uno de los más grandes maestros. Y enseñaba con el ejemplo", añadió.

Por América Latina, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, destacó el ejemplo que representa Mandela: "Este gran líder, Nelson Mandela, debe ser la muestra para el futuro de este país, de esta gente. Inspiró la lucha en Brasil y América del Sur. Madiba constituye el ejemplo de referencia para todos nosotros por la histórica paciencia con la que sufrió el encarcelamiento, por la firmeza en su combate".

"Madiba constituye un ejemplo de ética en la búsqueda en la verdad. Su lucha trascendió fronteras nacionales. Los brasileños que llevan sangre africana en sus venas lloran la pérdida de Mandela", añadió Rousseff.

Decenas de miles de asistentes

El estadio, con capacidad para alrededor de 90,000 personas, se llenó de invitados, como el primer ministro británico, David Cameron, el Príncipe de Gales, el presidente francés, Francois Hollande, y el presidente de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf. El Premio Nobel de la Paz, el arzobispo Desmond Tutu, y el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, fueron de los primeros en llegar al estadio. Zuma fue abucheado por los miles de asistentes a la ceremonia. Tuvo un gesto contrariado de los silbidos y abucheos que le lanzaron desde las gradas.

Los miembros de The Elders, un grupo de estadistas retirados fundado por Mandela, también estuvieron presentes, entre ellos el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, y el expresidente estadounidense Jimmy Carter.

Las multitudes aplaudieron ruidosamente y aplaudieron más cuando una pantalla gigante mostraba caras conocidas.

El mundo del espectáculo también estuvo bien representado, con la actriz sudafricana Charlize Theron y Bono de U2 en la concurrencia. Los invitados famosos también incluyeron a Oprah Winfrey y Naomi Campbell.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La viuda de Mandela, Graça Machel, y su exesposa Winnie Mandela se abrazaron y besaron a medida que llegaban. Rindiendo homenaje a su tío, el general Thanduxolo Mandela dio gracias a la efusión de respeto de todo el mundo.

"Este espectáculo universal de la unidad es un fiel reflejo de todo lo que Madiba representaba, la paz, la justicia, la unidad de toda la humanidad”, dijo. "Comprometámonos a mantener vivo el sueño de Madiba".

Ahora ve
Policía Federal sorprende con ‘flashmob’ en un centro comercial de la CDMX
No te pierdas
×