Piloto de Asiana fue advertido de una mala aproximación al aterrizar

Los sistemas del Boeing 777 y el primer oficial advirtieron al piloto del vuelo Corea del Sur-San Francisco que descendía incorrectamente
La tripulación del vuelo de Asiana regresa a Corea
Autor: Mike M. Ahlers
(Reuters) -

El primer oficial a bordo del vuelo 214 de Asiana dijo a los investigadores que advirtió hasta cuatro veces que el avión descendía muy pronunciadamente en los dos minutos antes del accidente ocurrido en julio pasado en San Francisco, según información publicada este miércoles por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés).

Según la junta, que comenzó este miércoles una audiencia maratónica de 11 horas sobre el accidente, el primer oficial Bong Dongwon, que estaba sentado detrás del capitán en entrenamiento Lee Kang Kuk, y el instructor Lee Jungmin, dijo que el avión bajaba demasiado rápido, a más de los 1,000 pies (300 metros) permitidos por minuto, por lo que alertó a los pilotos.

Pero no dijo nada más porque al parecer comenzaron a corregir la tasa de descenso del avión, afirmó Bong a los investigadores.

"Luego de que Bong advirtió sobre una alta tasa de descenso varias veces, estaba monitoreando la tasa de descenso y vio que disminuía, 1,500,  1,400", según un sumario de la entrevista. "Cuando se dio cuenta de su corrección se estaba realizando, y luego de pasar por los 500 pies y ver que la velocidad vertical era de menos de 1,000 (pies por minuto), decidió ya no avisar nada".

Los aviones normalmente deben de tener una aproximación estabilizada a 1,000 pies antes de aterrizar, pero según las entrevistas, la velocidad del avión y la tasa de descenso eran incorrectas mientras pasaban por puntos críticos del aterrizaje.

Una transcripción de la grabadora de voz dada a conocer este miércoles mostró que los pilotos recibieron tres advertencias de tasa de descenso unos 52 segundos antes del impacto, las primeras dos en inglés y la tercera en coreano.

La NTSB ahora se está enfocando en el motivo por el cual los pilotos tuvieron una dependencia excesiva en el piloto automático y otros sistemas automatizados del sofisticado avión.

Los investigadores preguntaron a los tres pilotos sobre su conocimiento del autoempuje, que controla el poder de la aeronave. La NTSB previamente informó que los pilotos creían que el autoempuje estaba activado, pero eso no era así.

La junta documentó dos problemas concurrentes: aparte de que el avión descendía verticalmente muy rápido, su velocidad horizontal era muy baja.

El avión se desplazaba a 170 nudos (314 kilómetros por hora) unos 73 segundos antes del impacto, descendió a 173 nudos (253 kilómetros por hora) 38 segundos antes del impacto, y se desplomó a 103 nudos (190 kilómetros por hora) solo segundos antes de que el tren de aterrizaje delantero y la parte trasera golpearan el malecón al comienzo de la pista del Aeropuerto Internacional de San Francisco.

Los pilotos, según la NTSB, también intentaban corregir otro problema: el avión no estaba alineado con el centro de la pista en la que aterrizaría.

Los pilotos se dieron cuenta de los problemas solo tres segundos antes del impacto. El piloto pidió abortar el aterrizaje y aplicar toda la potencia, pero ya era demasiado tarde.

La información dada a conocer este miércoles también se centra en el rol que tuvo la cultura coreana en el accidente.

Bong dijo que aunque estaban entrenados para hablar en caso de que hubiera preocupaciones de seguridad sin importar el rango, cuando se le preguntó si habría contemplado abortar el aterrizaje, Lee Kang Kuk dijo que era una decisión "muy difícil" de tomar, debido a la deferencia mostrada en la cultura coreana.

Para cuando empujó hacia adelante la palanca del autoempuje, descubrió que el piloto instructor ya lo había hecho.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tres pasajeros murieron en el accidente del pasado 6 de julio, dos a causa de heridas durante el impacto, y una tercera persona al ser atropellada por un vehículo de los bomberos que acudía a la escena.

El accidente fue el primer evento fatal de una aerolínea comercial en suelo estadounidense desde febrero de 2009.

Ahora ve
Los humanos no son los únicos que luchan contra el cáncer de mama
No te pierdas
×