Los programas de vigilancia de la NSA deben permanecer: reporte

El reporte independiente es parte de una revisión sobre el sistema de vigilancia de EU, ordenada por el presidente Barack Obama
La vigilancia de la NSA debe permanecer
(Reuters) -

Un reporte independiente sobre los programas de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés) recomienda que la controversial recolección de datos debe permanecer, pero con limitaciones más estrictas y mayor transparencia, dijo este miércoles un alto funcionario de la administración del presidente Barack Obama. 

Los detalles del informe ordenado por Obama serán dados a conocer este miércoles, informó el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney. CNN confirmó antes algunos detalles del mismo. 

El presidente estadounidense dará un mensaje en enero sobre las recomendaciones del informe sobre la NSA, que incluyen la supervisión del presidente sobre la vigilancia de los líderes y acerca de los acuerdos con países como Francia y Alemania, sobre lo qué es aceptable y no, agregó el funcionario.

El panel a cargo entregó el documento de 300 páginas la semana pasada, el cual incluye unas 40 recomendaciones sobre cómo Estados Unidos debe continuar sus programas de vigilancia, tanto dentro del país como fuera. 

Su publicación estaba planeada para enero, sin embargo, se dará a conocer antes debido a que reportes de prensa que han hablado sobre las recomendaciones “no son precisos”, señaló el funcionario.

"Debido a que nuestros adversarios operan a través del uso de complejas tecnologías de la comunicación, la NSA, con sus funcionarios capaces y talentosos, es indispensable para mantener a nuestro país y a nuestros aliados sanos y salvos”, señala el sumario del reporte ejecutivo.

El panel que elaboró el documento señaló que así como el gobierno considera los riesgos a la seguridad nacional, también debe considerar los riesgos a la privacidad, la libertad, las garantías individuales, relaciones y comercio con otras naciones.

Asimismo, recomendó poner límites al espionaje a extranjeros y a jefes de Estado, especificando que este tipo de espionaje únicamente debe ser conducido para proteger la seguridad nacional y a los aliados de Estados Unidos y no dirigido a temas económicos.

El reporte es parte de una revisión general del sistema de inteligencia de Estados Unidos, que anunció Obama tras las revelaciones de Snowden, del alcance de la vigilancia de Estados Unidos, que incluso ha interferido la comunicación de jefes de Estado.

Snowden ha señalado que la NSA controla no solo los datos de llamadas de Estados Unidos, sino también el tráfico global de internet y el tráfico de correo electrónico. Tras ello, Obama se comprometió a realizar cambios a la agencia.

Carney señaló este miércoles que los cambios que resulten del proceso de revisión no dañarán la habilidad del gobierno de Estados Unidos de enfrentar amenazas de seguridad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Necesitamos estar seguros de que no estamos reuniendo información de inteligencia solo porque podemos, sino porque debemos”, dijo Carney.

Esta semana, el juez Richard Leon dijo que el programa de vigilancia que recolecta registros de comunicaciones telefónicas nacionales de estadounidenses era una aparente violación de los derechos de privacidad, en un fallo a favor de cuatro demandantes.

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×