Un amo de casa británico se convierte en un experto en la guerra siria

Un investigador aficionado supone una fuente obligada sobre el conflicto en Siria para medios informativos y agencias oficiales
En Siria se usaron armas químicas, según la ONU
Autor: Mick Krever
(Reuters) -

Como Siria es el país más peligroso del mundo para los periodistas, ¿cómo hacen los medios para darse una idea de lo que ocurre? Hay miles, si no es que cientos de miles, de videos sobre la guerra en las redes sociales. Sin embargo, la mayoría de la gente no tiene idea de por dónde empezar para analizarlos o interpretarlos, incluidos los periodistas.

Aquí entra en escena Eliot Higgins, amo de casa británico y padre de dos hijos, quien se desempeña como investigador aficionado al estudiar cientos de videos por día. Higgins se ha convertido en una fuente para todos, desde el New York Times hasta la Oficina del Exterior de Gran Bretaña.

Trabaja principalmente desde su sofá en su hogar en Leicester, Inglaterra; estudia los videos para encontrar detalles sobre cosas como los tipos de armas que indican el desarrollo de la guerra y quién es responsable de qué. Escribe un blog con el seudónimo de Brown Moses.

"Me encontraba, como muchas personas, discutiendo el conflicto y los sucesos de actualidad en línea; estaba particularmente atento a Libia", dijo el lunes en entrevista con Christiane Amanpour, de CNN. "Había muchas cosas procedentes de Libia en los medios sociales; tuits y videos ignorados por completo. Entonces pensé: '¿Por qué no ponerlos en un solo lugar?'"

Luego de una breve ausencia por el nacimiento de su hija, Higgins se reincorporó a la comunidad de investigadores aficionados en línea y descubrió que la guerra en Siria había generado un tesoro de información exponencialmente mayor.

"Algunas personas dicen que se han publicado hasta 500,000 videos desde Siria", dijo. "Es una gran cantidad de información y la gente no está analizándola de formas significativa".

Su momento más brillante fue tal vez el ataque químico del 21 de agosto, en el suburbio de Ghouta en Damasco. Antes de que los inspectores de armas de Naciones Unidas pudieran confirmar con "pruebas claras y convincentes" que había armas químicas en el sitio, Higgins pudo construir un argumento circunstancial para demostrar que se habían usado y que el gobierno del presidente de Siria, Bachar al Asad, era el responsable.

Una de las pruebas clave que usó fue un video que, según dijo, publicó la Fuerza de Defensa Nacional Siria. "Era un video muy interesante", dijo a Amanpour. "Tenía muchas imágenes de los restos de las armas que se usaron en el ataque". Dijo que esas armas parecían caseras, no un "arma convencional".

Higgins y sus compañeros investigadores crearon una larga lista de detalles sobre el arma que se mostraba en el video. "Por ejemplo", dijo mientras señalaba al arma, "puedes ver allí los números en negro. Al estudiar los videos se puede ver que las armas químicas tienen números rojos, en las explosivas hay números negros, eso es lo que hay aquí".

En la versión convencional del arma había un solo agujero en la parte trasera de la munición; en la versión química había dos, uno de ellos servía para "rellenarla" con las sustancias químicas. Entonces, ¿cómo relacionó las armas químicas y al régimen de al Asad con el ataque del 21 de agosto?

En su versión convencional, explicó Higgins, la ojiva del arma está llena de explosivos. "Hay una enorme cantidad de explosivos", dijo. "Si eso explota, no quedará nada. Las municiones que encontramos el 21 de agosto estaban prácticamente intactas. La ojiva parecía haber explotado, pero no había grandes daños por la explosión".

"También notamos que había un agujero para rellenar que no existía en algunas de las ojivas explosivas que habíamos visto", con lo que insinuó que la ojiva tal vez estuviera llena con algún agente químico.

Como había gran cantidad de videos que mostraban esta clase de munición, se relacionó el ataque con el régimen de al Asad. Por ejemplo, dijo, hay un video de diciembre de 2012 en el que se ve que se dispara el arma desde un aeródromo bajo control del gobierno. Al hacer tanto énfasis en estos videos, el confirmar su veracidad es esencial, desde luego.

A veces, la solución es sorprendentemente simple. "Básicamente ves el video, ves los lugares característicos y luego los buscas en un mapa satelital", dijo. "Es un poco laborioso, pero puedes demostrar que los videos se filman en sitios exactos".

Con la misma frecuencia, claro está, la técnica desmiente lo que se ve en el video según quien lo publica. Higgins mostró a Amanpour un video en el que se ve un paquete de jeringas con la palabra "sarín" claramente escrita.

"De hecho esto ocurre con bastante frecuencia", dijo. "Siempre encontramos videos en los que dicen: 'Oh, encontramos armas químicas, esta es la prueba de que hay armas químicas, dice 'sarín'".

De hecho, explicó, en este video se ven kits de análisis de armas químicas. Su confirmación fue sorprendentemente simple. "Estaba buscando una buena imagen de referencia y pensé: 'Bueno, lo buscaré en eBay'. Alguien vendía un kit de análisis completo y tenía todas estas hermosas fotos en alta resolución".

"Se difunden muchos rumores". Higgins dice que no trata de apoyar a alguna de las partes del sangriento conflicto civil en Siria y que solo trata de documentar la guerra lo mejor que puede.

Aestas alturas, la guerra se ha complicado: ya no solo se trata de un bando contra otro. "El Ejército Libre de Siria, sea lo que sea que signifique, básicamente está impotente y virtualmente no vale nada en este punto. Los Estados islámicos de Iraq y al Sham, Jabhat al Nusra y las filiales de al Qaeda se han apoderado del país en el territorio de la oposición, en el norte".

"Están consiguiendo armas cada vez más poderosas que usan cada vez más indiscriminadamente. Básicamente, están destruyendo al país con esta guerra".

Ahora ve
Hallan gigantesca área de contaminación oceánica del tamaño de México
No te pierdas
×