'The Economist' nombra a Uruguay el país del año

La revista británica reconoció al país sudamericano la ratificación de las uniones homosexuales y la legalización de la marihuana
Reuters
Mujica-Uruguay-Reuters  Reuters
| Otra fuente: CNNMéxico

La revista semanal británica The Economist eligió a Uruguay como país del año en la primera ocasión en la que la publicación selecciona a una nación en su lista de lo mejor y lo peor de la temporada anual. 

La publicación reconoció que los mayores logros de un país están conformados por reformas estructurales, que no solo benefician a sus fronteras, sino que podrían ser útiles si son emuladas en otros lugares. En el caso de Uruguay, los cambios se refieren a dos rubros: la ratificación de la legislación para el matrimonio entre personas del mismo sexo y la aprobación de una ley que permite la producción, el comercio y consumo de marihuana, según indica el artículo Earth’s got talent.

En cuanto al matrimonio homosexual, The Economist menciona que ha incrementado considerablemente la felicidad de los seres humanos sin que suponga una inversión pública.

El Congreso de Uruguay aprobó en abril la ley que regula las uniones civiles y permite que las personas del mismo sexo contraigan matrimonio en el país. La iniciativa estipula que los hijos adoptivos tienen derecho a conocer la identidad de sus padres biológicos y que todas las parejas pueden elegir el orden de los apellidos de sus hijos. Hasta el momento, el apellido del padre se ubicaba en primer lugar y el de la madre en el segundo en el documento de identidad de los uruguayos.

Respecto a la legalización de la marihuana, la revista señala la relevancia de que Uruguay haya sido el primer país en el mundo en implementar un modelo que permite a las autoridades del país "concentrarse en los crímenes realmente importantes", e incluso dice que si este modelo lo copiaran otros países y se incluyera a otros narcóticos, el daño del narcotráfico en el mundo se reduciría drásticamente. 

"La lucha contra el tráfico de drogas está perdida a nivel mundial y por ello buscamos alternativas", dijo el presidente de Uruguay, José Mujica, sobre el que el artículo subraya su valor y su humildad. El mandatario fue el principal impulsor de la ley para regular el cultivo, distribución y consumo del cannabis.

“Él vive en una cabaña humilde, maneja un bocho diariamente y vuela en clase económica. Es modesto y atrevido, liberal y amante de la diversión”, señala la publicación para describir a Mujica.

El mandatario envió el proyecto de marihuana al Congreso por primera vez en agosto de 2012, bajo la premisa de que, si el Estado asume el control de las actividades vinculadas con la marihuana, los males de la delincuencia organizada se reducirán y la calidad de la planta mejorará, beneficiando a pacientes y quitándo negocio a los narcotraficantes.

"Se está fracasando en el mundo entero con la vía represiva", dijo el presidente en un canal de televisión uruguayo. "Existe mucha duda y la duda es legítima, pero la duda no nos puede paralizar de ensayar nuevos caminos ante un problema que nos tiene agarrados por todos lados”, agregó.

La publicación explicó en su elección no solo estuvieron implicados factores económicos, como el crecimiento del PIB o el número de tratados comerciales firmados. El estudio contempló también cómo la gestión pública incidió en el bienestar social. La revista pretende así alejarse de una visión de triunfo limitada a los resultados económicos. 

Ahora ve
Kim Jong Un parece distanciarse del plan de lanzar misiles en Guam
No te pierdas
×