El gobernador de Nueva Jersey pide perdón por un escándalo de venganza

Chris Christie, que aprobó su 'Dream Act', cordial con Obama y posible candidato en 2016, asume un escándalo por "venganza"
Nueva Jersey admite matrimonios gay
| Otra fuente: CNNMéxico

Chris Christie, gobernador de Nueva Jersey, en la costa este de Estados Unidos, se disculpó este jueves por la conducta de algunos de sus asistentes que orquestaron embotellamientos de tránsito cerca del puente George Washington para castigar a un rival político.

Christie dijo que estaba "avergonzado y humillado" por la conducta de "algunas de las personas de su equipo" y despidió a un asistente que estaba en el centro del escándalo. Analistas políticos sostienen que el caso podría traer problemas al posible candidato republicano a la presidencia en 2016.

El gobernador ha destacado por su carácter conciliador a la hora de aprobar los matrimonios del mismo sexo o para firmar leyes como la que permite a los inmigrantes indocumentados que hayan asistido a las preparatorias de su estado al menos tres años recibir un subsidio para sus colegiaturas, lo que se ha denominado como un Dream Act estatal. También sobresalió su actitud cercana con el presidente Barack Obama en el operativo desplegado por el huracán Sandy, un gesto por el que el ala más conservadora de los republicanos lo sigue criticando. 

Los analistas políticos contemplan como un hecho su aspiración a la Casa Blanca en 2016, incluso el gobernador se ha referido a sí mismo en las disculpas de esta mañana como "candidato", destapando su objetivo presidencial.

"Soy responsable de lo que ocurre durante mi mandato, de lo bueno y lo malo", dijo en la conferencia de prensa, durante la cual sostuvo que no sabía nada ni estaba involucrado en la planeación y ejecución de este asunto. "Esto se trató de forma insensible e indiferente", dijo el gobernador.

Al enfrentar las acusaciones de que los cierres de los carriles en Fort Lee pudieron ser una represalia contra el alcalde de la ciudad por no haberlo apoyado, Christie dijo que el respaldo del alcalde Mark Sokolich nunca estuvo en su "radar". "Parte de esto es que nunca consideré que esto fuera una represalia política porque nunca pensé que nos hubiera hecho algo", dijo Christie.

Poco antes, un senador del estado pidió que se hiciera una investigación federal del gobierno de Christie tras la publicación de unos correos electrónicos que involucraban al personal del gobierno del estado.

Los cierres que se hicieron en septiembre cerca del puente George Washington, que conecta a Nueva Jersey con Manhattan, provocaron un embotellamiento atroz durante días en Fort Lee, Nueva Jersey, suceso que no solo fue molesto sino que posiblemente retrasó los servicios de emergencia y puso en peligro la vida de la gente, señaló el senador Ray Lesniak en el programa New Day de CNN.

En un principio, Christie y su equipo culparon de los cierres y del retraso al tránsito a un mal estudio de la circulación en la zona. En respuesta a la controversia de los correos electrónicos, Christie dijo este miércoles que su equipo lo engañó, que su conducta había sido indignante y que no sabía nada al respecto. "Este comportamiento no representa a mi gobierno ni a mí en forma alguna", dijo.

Los funcionarios del ayuntamiento dijeron que una mujer mayor que sufrió un infarto murió luego de que los paramédicos se retrasaran por el tránsito. No se han dado a conocer los detalles de la muerte de la mujer, pero Lesniak indicó el jueves que el tema debería ser parte de la investigación.

"Estas acciones han tenido graves consecuencias. El poner en peligro la vida de la gente imprudentemente… alguien murió", dijo Lesniak, quien horas antes tuiteó: "¡Vaya! Es hora de un gran jurado federal. Esto huele a uso corrupto de la autoridad gubernamental en los niveles más altos".

'Es hora de que haya unos problemas de tránsito"

La serie de correos electrónicos es la prueba más dañina hasta ahora que respalda las afirmaciones de que la maniobra se llevó a cabo porque Sokolich no respaldó la reelección de Christie.

"Es hora de que haya algunos problemas de tránsito en Fort Lee", escribió Bridget Anne Kelly, jefe adjunta del gabinete para asuntos legislativos e intergubernamentales, en un correo electrónico dirigido a David Wildstein, que entonces era el más alto representante del estado ante la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, órgano que opera el puente que conecta a ambos estados."Entendido", respondió Wildstein.

En otro mensaje relativo a los autobuses escolares que llevaban estudiantes a bordo y que habían quedado atrapados en los embotellamientos, Wildstein escribió: "Son hijos de quienes votaron por Buono"; al parecer refiriéndose a Barbara Buono, la oponente demócrata de Christie en las elecciones para gobernador de noviembre.

Las personas de las que se hablaba en la serie de correos electrónicos y mensajes de texto no respondieron a las solicitudes de comentarios ni para verificar las comunicaciones. Se espera que Wildstein, quien renunció, comparezca en una audiencia legislativa el jueves.

El daño político

Aunque no haya tenido nada que ver con los embotellamientos, las acusaciones podrían tener graves consecuencias para Christie, de acuerdo con los analistas. "Hay en esto algo muy miserable y vengativo que se suma a esta idea de que es un bravucón. Tendrá que encontrar alguna forma para aplacar esto y demostrar que no dirige así las cosas", dijo Gergen, exasesor de varios presidentes de EU. "Es un momento decisivo para Christie", dijo John King, jefe de Nacional de CNN. La forma en la que lidie con la situación en los próximos dos días será crucial.

"Si lo maneja de forma decisiva y luego se dedica a responder preguntas con calma y no reprende a los reporteros que las hagan, entonces podría ser el líder que salió adelante", dijo King. "Pero si esa percepción empieza a reafirmarse, ese no es un temperamento presidencial. Eso es malo para su perspectiva a nivel nacional".

¿Significa esto que las ambiciones presidenciales de Christie quedaron frustradas? "No necesariamente", escribió Timothy Stanley, historiador de la Universidad de Oxford, en un artículo de opinión para CNN. "Es un político habilidoso y aún faltan varios meses para que las campañas empiecen. Pero ahora sus oponentes tienen un palo para golpearlo".

Christie ahora está haciendo campaña entre sus colegas gobernadores republicanos como presidente de la Asociación de Gobernadores Republicanos y se lo considera el principal blanco político para los demócratas del país, quienes rara vez lo atacaron durante su campaña por la reelección, pero ahora se han vuelto más agresivos.

Con información de Leigh Ann Caldwell, Catherine E. Shoichet, Jason Hanna, John Crawley, Jake Tapper, Paul Steinhauser, Alan Silverleib, Stephanie Kotuby y Dana Davidsen.

Ahora ve
Opositor Antonio Ledezma escapa de arresto domiciliario y sale de Venezuela
No te pierdas
×