El Vaticano comparece en la ONU por los casos de pederastia en la Iglesia

Un organismo internacional confrontará por primera vez a la Santa Sede por los casos de abuso sexual contra menores por parte de religiosos
| Otra fuente: CNNMéxico

El Vaticano comparece por primera vez ante una entidad internacional este jueves en Ginebra, Suiza, por el escándalo de décadas de abusos sexuales de menores encubiertos. 

Las autoridades del Vaticano tendrán que responder a las preguntas del Comité sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, que se encarga de revisar regularmente la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño, tratado creado en 1989, que la Santa Sede firmó en 1990, de acuerdo con su sitio oficial.

El Comité de la ONU envió al Vaticano una serie de preguntas al respecto en julio de 2013. El Vaticano respondió que no tenía jurisdicción legal por los abusos cometidos contra niños por "instituciones particulares" de la Iglesia, las cuales obedecen a la legislaciones nacionales, dijeron fuentes oficiales, de acuerdo con un reporte de AFP.

"A la Santa Sede le compete solo lo que es a nivel de Santa Sede", explicó a principios de diciembre de 2013 el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, quien recordó que el Estado más pequeño del mundo estuvo entre los primeros en firmar la convención, según el reporte de AFP. Con dicho argumento el Vaticano cerró el tema, que será reabierto este jueves, cuando se dé a conocer la postura del Comité ante la postura de la institución religiosa. 

Si bien el Comité no tiene poderes sobre la aplicación de la ley, emitirá un informe acerca de la aplicación por parte de los 193 Estados miembros, entre estos el Vaticano, de la convención que protege a los menores.

La cita de este jueves es fruto de la iniciativa de asociaciones de víctimas de sacerdotes pedófilos de diversos países, que presionaron para que autoridades del Vaticano fueran cuestionadas directamente. 

En diciembre de 2013, un grupo de víctimas de abuso en México elaboró un reporte alternativo que fue dirigido al Comité de la ONU, para su uso en la confrontación. “Nos negamos a que la Santa Sede reclame un estatus de superioridad y privilegios sobre instituciones locales e incluso internacionales y se niegue a reconocer cualquier tipo de responsabilidad”, señaló el reporte.

“La negativa a aceptar cumplir con los tratados a los cuales se sumó cuando firmó como miembro de esta comisión, lo convierten en responsable de miles de casos de abuso sexual cometido en muchas partes del mundo, por muchos años, debido a la protección y la complicidad para mantener de bajo perfil la identidad de los abusadores”, agrega el documento. 

El informe cita el caso de Marcial Maciel, el sacerdote mexicano fundador de los Legionarios de Cristo, como un ejemplo emblemático de “cómo los altos mandos del Vaticano han protegido y ocultado información”. 

Las organizaciones estadounidenses Survivors Network of those Abused by Priests (SNAP), (Red de sobrevivientes de víctimas de abuso por parte de los sacerdotes), y Center for Constitutional Rights (CCR), (Centro para los Derechos Constitucionales) se sumaron a la crítica de la postura del Vaticano en sus respuestas a las preguntas realizadas en julio y piden que se reconozca la responsabilidad del estado en los crímenes cometidos por sus miembros. Las agrupaciones han criticado a la Santa Sede por evitar dar información sobre los casos y demandan saber si fueron denunciados a la autoridad judicial o si fueron encubiertos por la Iglesia.

Desde 1995 las denuncias de abusos a menores por parte de sacerdores deben ser notificadas a la Congregación para la Doctrina de la Fe, la más antigua de las nueve Congregaciones de la Curia, que se encarga de “defender a la Iglesia de las herejías.”

En 2011, tras estallar una serie de escándalos en Irlanda y otros países, el Vaticano ordenó a todos los obispos del mundo que denuncien a la justicia ordinaria del propio país a los miembros del clero acusados de pedofilia, señaló el reporte de AFP.

Ante la cercanía de la comparecencia, el Vaticano informó este miércoles que presentará un “informe sobre las medidas adoptadas para condenar y prevenir los casos de abusos sexuales y proteger a los menores”, según un comunicado del Vaticano, publicado este miércoles.

A principios del pasado mes de diciembre, la ONU publicó la respuesta del Vaticano a las solicitudes de aclaración de la Convención de la ONU relativa a los Derechos del Niño sobre casos de pederastia denunciados en los últimos años por parte de sacerdotes y religiosos en Irlanda y por parte de Marcial Maciel, reporta el mismo comunicado.

En aquella ocasión el Vaticano respondió que “lamentaba profundamente la propagación de los abusos sexuales en contra de los menores, en la que desafortunadamente habían participado algunos de sus miembros”. Así mismo dijo que las medidas tomadas era la mejor capacitación de los sacerdotes para evitar que casos como los ocurridos se repitieran y finalmente dijo que, de acuerdo a los estatutos constitutivos del Vaticano, no estaban obligados a declarar ni a proporcionar información de aquellos miembros de la Iglesia católica acusados de dichos crímenes.

Los representantes de la Santa Sede ante el comité serán el Observador permanente de la Santa Sede ante la ONU en Ginebra, Silvano Tomasi; el obispo auxiliar de Malta, Charles J. Scicluna, durante años Promotor de Justicia en los casos de pedofilia en la Congregación vaticana para la Doctrina de la Fe; el funcionario de la Secretaría de Estado, Christophe El-Kassis; el profesor de Derecho Internacional en la Universidad Pontificia de Letrán, Vincenzo Buonomo; y el profesor de Derecho de la Ave Maria School of Law de Estados Unidos Jane Adolphe.

En esta sesión de la comisión también comparecerán Congo, Yemen, Portugal, Rusia y Alemania. 

Ahora ve
No te pierdas