Una bomba de barril mata a 15 niños en una mezquita-escuela en Siria

El secretario de Estado de EU, John Kerry, dijo que el régimen muestra "su verdadero color" al atacar a civiles inocentes en Aleppo
Los barriles bomba dejan un enero 'rojo' en Siria
Autor: Saad Abedine
(Reuters) -

Al menos 15 niños murieron cuando las fuerzas del gobierno sirio lanzaron una bomba de barril en una mezquita que funciona como una escuela improvisada en Aleppo, reportó este miércoles la Coalición Siria, de la oposición.

Las bombas de barril son tambos cargados de explosivos y metrallas que se dejan caer desde el cielo.

El ataque de este martes es el segundo en los últimos dos días en la ciudad del norte de Siria, que se ha convertido en un epicentro de la guerra civil del país.

"Cada día que el bombardeo de barril continúa en Aleppo, el régimen de (Bachar al) Asad recuerda al mundo su verdadero color", dijo el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, en un comunicado en contra de los ataques.

"Cada día y cada bomba de barril llena de esquirlas de metal y combustible lanzada en contra de los sirios inocentes subrayan la barbarie de un régimen que ha convertido a su país en un súper imán para el terror."

El lunes, 26 personas perdieron la vida, indicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña. Y el fin de semana, las bombas de barril mataron a 126 personas.

"La mezquita estaba siendo utilizada como una escuela después de que todas las escuelas fueron golpeadas o llenadas con civiles desplazados", dijo Khalid Saleh, de la Coalición Siria, al referirse al ataque de este martes.

"Renunciar a aprender no era una opción para estos niños, pero el odio del régimen de al Asad fue lo suficientemente ciego para privarlos no solo de su derecho a la educación, sino también de su derecho a vivir."

'Niños, hay niños'

Los grupos de oposición han culpado de los ataques al presidente sirio Bachar al Asad. El gobierno sirio ha dicho previamente que las operaciones militares se dirigen a "grupos terroristas" en los barrios de la ciudad.

Videos publicados en internet después del ataque a la mezquita Othman Bin Affan este martes mostraron a residentes enojados, con los brazos levantados hacia el cielo, maldiciendo a al Asad.

"Niños, hay niños", gritaban algunos.

Un hombre, de pie frente al cuerpo de un niño, lamentaba: "Oh, Dios, ya hemos tenido suficiente".

"¿Por qué nosotros", le dijo un niño a un activista que filmó el escenario tras el ataque. "No somos los combatientes rebeldes, somos niños".

CNN no puede verificar de forma independiente el número de muertos o la autenticidad de los videos.

Naciones Unidas señala que más de 100,000 personas han muerto en Siria desde que los enfrentamientos comenzaron en 2011.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×