"Yo no conspiro", dice venezolano acusado de armar la "fiesta mexicana"

El activista venezolano-mexicano Gustavo Tovar rechazó estar detrás de las protestas, como acusó el gobierno de Maduro
¿Qué papel juegan las redes sociales en Venezuela?
| Otra fuente: CNNMéxico

A raíz de las protestas estudiantiles que iniciaron este mes en Venezuela, México ha sido señalado por el gobierno venezolano como base de grupos opositores que conspiran y organizan manifestaciones de protesta.

Entre los acusados de estas actividades conspirativas contra el gobierno encabezado por Nicolás Maduro está Gustavo Tovar Arroyo, señalado por el ministro del Interior de Venezuela como responsable de auspiciar la llamada "fiesta mexicana".

Tovar Arroyo, mexicano-venezolano que reside en Michoacán desde 2012, rechazó la acusación, señalando que es una "falsificación de la verdad, una tergiversación de los hechos, de manera difamatoria,       yo todo lo que hago lo he hecho público".

Dicha reunión se realizó en octubre de 2010, y estuvieron presentes opositores venezolanos, líderes estudiantiles, alcaldes y dos generales retirados, dijo el ministro venezolano Miguel Rodríguez Torres, en conferencia el 13 de febrero en Caracas.

La reunión se realizó en la Ciudad de México, según dijo el ministro, con el propósito de recibir "adiestramiento en métodos desestabilizadores violentos",  y fue auspiciada por la organización no gubernamental Humano y Libre, dirigida por Tovar Arroyo.

Dicha organización fue creada en Venezuela en 2002, y según su sitio web, se financia por contribuciones privadas de venezolanos con el objetivo de "crear conciencia en la juventud para que sea más creativa y participativa en el desarrollo de la sociedad, a través del desarrollo de la promoción de los derechos humanos".

En entrevista el pasado 16 de febrero, Tovar Arroyo reconoció que la reunión existió, pero negó que se haya realizado exprofeso para armar un plan de desestabilización, sino para saber "cómo íbamos a encarar el tema electoral, era el tema presidencial, en las elecciones donde participó Henrique Capriles", dijo. "¿Cuál es el crimen?"

La reunión fue para "organizar el discurso, la narrativa que íbamos a lanzar para las elecciones del 2012, la estrategia común para el 7 de octubre. Toda la organización, desde cómo íbamos a hablar hasta cómo íbamos a defender el voto".

El activista, Tovar Arroyo -quien dejó Venezuela en 2008 rumbo a EU-, calificó como "vieja" la noticia. "Ellos hasta hace cuatro días siempre dijeron que yo era un hombre que invocaba la Primavera Árabe. Ahora de buenas a primeras dicen que soy violento y que entreno a gatilleros", sostuvo.

Relató que las reuniones -que han ocurrido en varios países, como Argentina, Estados Unidos, España, Reino Unido, Suiza y Egipto-, se realizan de forma pública. "Nos reunimos todos los días del mundo, todos. No es que es nuevo, es público".

Añadió las acusaciones del ministro son intimidatorias, y un día antes de que se hicieran públicas, recibió amenazas de muerte a través de redes sociales y por teléfono en su domicilio.  "Aquí hicieron unas llamadas muy extrañas, preguntando cosas muy privadas", dijo.

El activista señala que tuvo que abandonar Venezuela luego de ser hostigado por sus actividades políticas. Un año antes –dijo- surgió un movimiento estudiantil en universidades venezolanas contra el entonces presidente Hugo Chávez, las cuales se activaron luego de que el gobierno venezolano no renovó la concesión a la televisora privada RCTV.

Algunas de las reuniones del movimiento se realizaban en su casa, dice Tovar Arroyo. Primero comenzaron a dejar frente a la residencia perros decapitados, luego lanzaron bombas incendiarias y, por último, dispararon sobre los muros. Dice que después llegaron las golpizas y las amenazas de muerte, y que entonces decidió sacar a su familia de Venezuela; él hizo lo mismo un año después.

CNNMéxico no pudo comprobar esta información de manera independiente.

El activista dijo que planea regresar a Venezuela, aunque aún no informó cuándo, para encarar la acusación del ministro Rodríguez Torres, algo en lo cual espera que, al contar con la nacionalidad mexicana y estar "obligado", el gobierno mexicano lo defienda.

Desde el 12 de febrero, los estudiantes han protestado en Venezuela por la creciente crisis económica y la violencia, así como por la detención de jóvenes, en la mayor movilización hasta la fecha contra el gobierno de Nicolás Maduro, que sucedió hace 10 meses al difunto presidente Hugo Chávez.

Ahora ve
Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones
No te pierdas
×