Especulaciones y verdades sobre el vuelo desaparecido de Malaysia Airlines

A falta de hechos definitivos que expliquen la misteriosa desaparición de la aeronave, los expertos y los internautas formulan hipótesis
Aviones aeropuerto Kuala Lumpur
EFE-Avion-Malaysia-Airlines-Kuala-Lumpur  Aviones aeropuerto Kuala Lumpur
Tom Watkins y Michael Martinez
Autor: Tom Watkins y Michael Martinez
(Reuters) -

Han pasado más de 11 días desde que el vuelo 370 de Malaysia Airlines desapareció de las pantallas de los radares y aún escasean los hechos definitivos sobre su suerte.

Para llenar el vacío, los expertos y los aficionados han propuesto y compartido teorías sobre lo que pudo haber provocado la desaparición del avión comercial que llevaba a 227 pasajeros y 12 tripulantes.

Como dice el experto en aviación, Mark Weiss: "Francamente no creo que se pueda descartar alguna teoría". Y las teorías abundan:

Especulación: Piloto heroico

Pruebas a favor:

El piloto Chris Goodfellow escribió un texto que se publicó en la revista Wired en el que propone un escenario simple en el que una llanta del avión —que llevaba gran peso— se sobrecalentó mientras despegaba pesadamente del aeropuerto de Kuala Lumpur, Malasia.

"Sí, esto ocurre con llantas que no están bien infladas", escribió y agregó que la llanta podría haberse incendiado inicialmente. Una vez que el piloto, Zaharie Ahmad Shah, se dio cuenta del incendio, habría virado a la izquierda hacia el aeropuerto más cercano y seguro: el aeropuerto internacional de Langkawi, una pista de 3,900 metros de largo cuya aproximación se ejecuta sobre el agua, dijo.

"El capitán no regresó a Kuala Lumpur porque sabía que tenía que cruzar cordilleras de 2,500 metros de altura", escribió Goodfellow. "Sabía que el terreno era más amigable hacia Langkawi, que también estaba más cerca".

La pérdida de los transpondedores y las comunicaciones del avión serían algo de esperarse durante un incendio y la primera reacción de un piloto sería desconectar todas las barras —conductores eléctricos que transportan las señales de control y los datos del sistema computarizado— "y restaurar los circuitos uno por uno hasta que hayas aislado el circuito defectuoso", dijo.

Si se desconectaron las barras, "el avión habría volado en silencio. Probablemente fue un suceso grave y la tripulación técnica estaba ocupada controlando el avión y tratando de combatir el incendio. 'Pilotar, navegar y finalmente comunicarse' es el mantra en esas situaciones".

Dijo que los reportes del radar que indican que el avión ascendió hasta los 13,500 metros no son confiables. Además, aunque fuera cierto, no son necesariamente condenatorios. El piloto tal vez buscaba sofocar el fuego al ascender a una altitud en la que hay menos oxígeno, dijo.

Un descenso rápido podría haber sido resultado de un desplome a una altitud como esa —superior al límite del avión—, seguido de una recuperación a los 7,500 metros de altura. "El piloto incluso podría haber hecho un descenso en picada para extinguir las llamas", dijo. "Pero el volar a 13,500 metros en un escenario de secuestro no tiene sentido para mí".

Goodfellow especuló que el humo pudo haber incapacitado a los pilotos y a la tripulación y que el avión siguió volando hasta que se terminó el combustible o el fuego lo hiciera estrellarse. "Lo encontrarán en esa ruta; buscar en otra parte no tiene sentido", concluyó.

Hay un precedente para esta teoría. En 1999, un jet privado en el que volaba el golfista Payne Stewart y otras cinco personas se estrelló al parecer tras una despresurización por "causas indeterminadas" tras despegar de Florida, según descubrió la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos.

Enviaron a unos pilotos de combate a interceptar el avión de Stewart luego de que los controladores perdieran contacto con él y reportaron que las ventanas de la cabina estaban cubiertas de escarcha.

El avión voló a través de más de la mitad del territorio de Estados Unidos, aparentemente en piloto automático, hasta que se estrelló en un campo en Dakota del Sur.

Las pruebas en contra:

A Jeff Wise, periodista especialista en aviación del sitio web slate.com y autor del libro Extreme Fear, no lo convence la teoría de la llanta en llamas y del aterrizaje en Langkawi. El piloto no introdujo el código del aeropuerto de Langkawi en el sistema de navegación del avión, dijo. Esa coordenada se introdujo en el sistema al menos 12 minutos antes de que el copiloto diera las buenas noches "con un tono muy sereno" a los controladores de tráfico aéreo, dijo a CNN.

"Así que el cambio de curso no se debió a algo que ocurrió espontáneamente", dijo. "Se había planeado".

El jet pasó Langkawi, dijo, haciendo referencia al radar militar malasio. "Esto no es algo que un avión haga solo; esto es algo que un humano tuvo que haberle indicado".

Además, dijo, Langkawi no se encuentra en ninguna de las trayectorias por las que, de acuerdo con los investigadores, voló el avión.

Con todo, el piloto de American Airlines, John Testrake, dijo que los acontecimientos podrían haber transcurrido tal como los describió Goodfellow. "Es una posibilidad, pero hay muchas posibilidades y esta es solo una de ellas", dijo a CNN.

El avión tal vez aterrizó en una pista en una isla que estuviera cubierta con árboles, agregó. "Nadie sabe. Estamos especulando, solo estamos especulando".

Especulación: Suicidio del piloto

Pruebas a favor:

La noción de que un tripulante buscaba la aniquilación puede parecer descabellada, pero es posible.

Por ejemplo: el vuelo 990 de EgyptAir llevaba 217 personas de Los Ángeles a Nueva York y a El Cairo en 1999 cuando se estrelló en el océano Atlántico. Las autoridades estadounidenses culparon por causar deliberadamente el accidente a uno de los copilotos al que se grabó mientras repetía una oración, pero las autoridades egipcias lo achacaron a un problema mecánico.

El avión de Malaysia Airlines, un Boeing 777, podría haber sido objeto de la destrucción a manos de un piloto o tripulante, de acuerdo con algunas personas.

"Creo que probablemente hubo alguna clase de trifulca en la cabina de mando, tal vez uno de los pilotos sufrió un colapso o hizo algo fatal para el aeroplano", dijo Weiss, piloto retirado de American Airlines que voló el Boeing 777 y que ahora trabaja con la firma de consultoría Spectrum Group en Washington.

También puede ser que otro de los tripulantes o algún visitante en la cabina —invitado o no— "tuviera la intención de cometer suicidio o de hacer alguna destrucción en la aeronave", agregó Weiss.

Aunque el invitar gente a la cabina de mando no sería adecuado y "desconcertaría a cualquiera", dijo Weiss, los pilotos pueden hacerlo. Habló de que una mujer reportó que el copiloto, Fariq Abdul Hamid, la invitó junto con una amiga a la cabina de mando, en donde viajaron desde el despegue hasta el aterrizaje en un vuelo de Phuket, Tailandia, a Kuala Lumpur, en 2011.

"Es una enorme violación a la seguridad", dijo Weiss, refiriéndose a invitar gente a la cabina de mando.

Sin embargo, ninguno de nosotros sabrá que ocurrió realmente en la cabina "hasta que tengamos la grabadora de voces de la cabina y la grabadora de datos de vuelo", agregó.

Pruebas en contra:

El capitán del vuelo era Zaharie, un hombre malasio de 53 años y más de 18,000 horas de vuelo a lo largo de 33 años de experiencia en la aerolínea. Era un veterano.

El primer oficial, Hamid, había trabajado en la aerolínea desde 2007 y había acumulado 2,763 horas de vuelo.

Especulación: Apoderamiento

Pruebas a favor:

El apoderamiento no debe confundirse con un secuestro, un acto político en el que el secuestrador hace una demanda, de acuerdo con el analista de seguridad nacional de CNN, Peter Bergen.

Un apoderamiento es algo más ideológico y los motivos no son evidentes al instante, dijo Bergen.

El apoderamiento de vuelos se remonta a antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre en Estados Unidos, dijo Bergen.

Por ejemplo: en 1994, un empleado que irrumpió en la cabina de vuelo se apoderó del vuelo 705 de FedEx con un martillo y un arpón; quería estrellar el avión en las oficinas centrales de FedEx en Memphis, Tennessee. La tripulación frustró el intento de apoderamiento.

En 2000, un pasajero con presuntos antecedentes de enfermedades mentales se apoderó del vuelo 2069 de British Airways mientras volaba de Londres a Nairobi, Kenia, e hizo que el avión con 300 pasajeros descendiera en picada hasta que la tripulación lo sometió.

"El apoderamiento coincidiría con los pocos hechos que sabemos y es ciertamente una teoría de la que no se ha hablado mucho y que no trata sobre una conspiración", dijo Bergen.

Pruebas en contra:

Desde el 11 de septiembre de 2001, las aerolíneas de todo el mundo han aplicado procedimientos para mantener a la gente no autorizada fuera de la cabina; las especulaciones de que esos procedimientos se ignoraron durante el vuelo son solo especulaciones.

Especulación: Secuestro

Pruebas a favor:

El que el transpondedor del avión dejara de emitir datos antes de su desaparición ha llevado a algunos expertos a sospechar que se trató de un secuestro.

Sin embargo, los motivos políticos de un secuestro serían tan misteriosos como el paradero del avión.

"Si te enfrentas a unos secuestradores a bordo de la aeronave, ya sea una banda organizada o algún individuo trastornado psicológicamente que… hubieran logrado acceder al vuelo, podrían neutralizar a la tripulación", dijo Philil Baum, editor de la revista Aviation Security International.

"Sin embargo, no se habrían cancelado necesariamente todas las comunicaciones como ocurrió el 11 de septiembre", agregó Baum al referirse a los ataques terroristas de 2001. "Si ocurrió una descompresión explosiva, si una bomba detonó dentro de la aeronave, entonces no habría comunicaciones".

Pruebas en contra:

Uno de los posibles motivos sería el terrorismo. Las autoridades no han descartado esa posibilidad aunque los expertos están divididos respecto a esta teoría en parte porque nadie ha asumido la responsabilidad.

Con todo, la falta de atribución de la responsabilidad no significa que no haya sido terrorismo. "Podría haber otra razón por la que hasta este momento no hayan salido a la luz", dijo Shawn Henry, exdirector ejecutivo asistente del FBI. "Que haya sido un incidente terrorista… que haya sido parte de un posible acto mucho mayor o más amplio y que por cualquier razón no se revelaría en este momento sino mucho después".

Especulación: Falla mecánica

Pruebas a favor:

Una hipótesis menos siniestra pero igualmente letal de los expertos es que el avión se estrelló a causa de una falla mecánica o tal vez por una falla eléctrica total.

Pruebas en contra:

El último escenario es improbable pero no imposible, de acuerdo con Jim Tilmon, experto en aviación y piloto retirado de American Airlines. Es "muy, muy difícil de imaginar" porque el jet de Boeing tiene muchos generadores a bordo, dijo.

"Si fallaran todos los generadores de los motores, conservan lo que se llama RAT (turbina de aire de impacto, por sus siglas en inglés). Ese es el generador que literalmente sobresale del vientre del avión, tiene una hélice y el impacto del aire la hace girar y le genera la potencia suficiente para seguir adelante y volar el avión con seguridad".

"Una falla eléctrica… tendría que ser total… absolutamente increíble, nunca hemos escuchado de algo así", dijo Tilmon.

Especulación: Lo extraño

Libres de la responsabilidad profesional por la que se guían los expertos, algunos internautas han propuesto sus propias teorías descabelladas:

Un meteoro golpeó al avión

Pruebas a favor:

Se reportó el paso de un meteoro en la zona cerca del momento en el que despegó el vuelo 370.

Pruebas en contra:

Esta parece ser una de las principales teorías extrañas que han surgido a falta de datos empíricos que expliquen la desaparición del avión. En vista de lo poco que se sabe de la ruta de vuelo del avión y de las probabilidades astronómicas en contra de un acontecimiento como ese, el impacto de un meteoro parece una explicación bastante improbable.

Las fuerzas armadas de algún país lo derribaron

Pruebas a favor:

Ninguna.

Pruebas en contra:

Cualquier esfuerzo como ese habría requerido la participación de docenas, si no es que de cientos de personas; muchas de ellas tienen familiares, novios, cuentas de Facebook. Una historia tan incendiaria como esta no permanecería en secreto por mucho tiempo.

El avión aterrizó en una pista sin que alguien lo notara

Pruebas a favor:

Ninguna, aunque eso no ha impedido que la gente conjeture o anime a otros a hacerlo.

"Lo que no he leído es que haya la posibilidad de que el piloto al mando apagara intencionalmente los motores y planeara hasta aterrizar en el destino que pretendía", escribió Dave Matthews, lector de CNN.com, en un correo electrónico.

"Los aviones son esencialmente planeadores con potencia y un 777 no es la excepción, simplemente es un planeador más grande que no hace ruido si no tiene potencia".

Hizo referencia a la historia del Glimi Glider, un Boeing 767 de Air Canada cuyo capitán planeó hasta aterrizar sano y salvo cuando se le terminó el combustible y perdió la potencia durante un vuelo en 1983.

"Quien sea lo suficientemente temerario como para robar un avión comercial es lo suficientemente temerario como para ejecutar esa maniobra intencionalmente", dijo Matthews.

Pruebas en contra:

Un acto como ese sería sumamente peligroso y tendría que ejecutarse en condiciones ideales.

Los extraterrestres abdujeron el avión.

Pruebas a favor:

Ninguna.

Pruebas en contra:

Ninguna, y si tú crees que así fue, tengo un puente que venderte.

Las especulaciones abundan.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Todos quieren entender algo en este momento", dijo David Soucie, exinvestigador de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, en relación con los miles de teorías. "Nadie tiene una respuesta, así que tratarán de encontrar una. Eso crea toda clase de suposiciones".

Wen-Chun Fan, Thom Patterson y Catherine E. Shoichet contribuyeron con este reportaje.

Ahora ve
La molestia empresarial contra Donald Trump no ha parado de crecer
No te pierdas
×