Problemas técnicos juegan en contra de la localización del vuelo 370

El equipo de localización de restos en el fondo del océano ha tenido dificultades que se suman a los pocos indicios del vuelo 370
Un viaje a las profundidades por el vuelo 370
Autor: Faith Karimi
(Reuters) -

Un buque con un equipo submarino de búsqueda que intenta localizar rastros del avión de Malasia, desaparecido desde el 8 de marzo, tuvo un problema técnico que lo obligó a emerger este miércoles, aunque luego reasumió su trabajo.

En la cubierta se han descargado datos de su recorrido, dijo el Centro de la Agencia Conjunta de Coordinación de Australia.

"Bluefin-21... en la actualidad continúa con su búsqueda bajo el agua", dijo la agencia en un comunicado. "El análisis inicial de los datos descargados de esta mañana indica que no hay detecciones importantes".

Este es el segundo revés para el vehículo submarino enviado para explorar el fondo del océano, en busca de restos del vuelo 370 de Malaysia Airlines, el cual desapareció con 239 personas a bordo.

En su primera inmersión del lunes, el equipo se sumergió el Océano Índico en lo que se esperaba que fuera un despliegue de 20 horas. Pero volvió menos de ocho horas después, pues superó su profundidad máxima de inmersión.

"Lo que hizo el Bluefin fue detectar lo que se movía y estaba cerca de su profundidad máxima, enviando señales de vuelta a sus operadores”, dijo Mike Dean, subdirector de la Marina de Estados Unidos para salvamento y buceo.

"Después de que las dos señales llegaron a más profundidad de la que esperaban, los operadores decidieron traerlo de vuelta y volver a evaluar los límites en los que operaba", dijo.

No encontró restos durante su breve sesión de exploración.

Los rastreadores exploraron el fondo del océano en una segunda inmersión este martes, pero volvieron antes de 24 horas debido a problemas técnicos. Luego volvió a bajar.

Misión de 24 horas

El Bluefin-21 tarda dos horas en llegar cerca del fondo del océano, y otras dos horas para volver a la superficie. Su objetivo es mapear el fondo del mar durante 16 horas para recuperar los datos, que luego toma cuatro horas para analizar.

El buque busca en profundidades máximas de 4,500 metros.

"En la nueva zona de búsqueda que se está mirando ahora hay un montón de escombros allí porque está cerca de lo que llamamos la mancha de basura y ahí es donde toda la basura se acumula", dijo Erik Van Sebille, oceanógrafo de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

"Hay cinco en cada cuenca y uno en el Océano Índico. Todo lo que ha sido lanzado en el mar en los últimos 50 años sigue flotando en algún lugar de esta mancha de basura".

Sin rastros encontrados después de semanas de búsquedas, y sin pulsaciones de cajas negras del avión detectado en una semana, las autoridades dijeron que es el momento de centrar la búsqueda bajo el agua.

Aunque los esfuerzos aéreos y marítimos continuaron este miércoles a unos 2,087 kilómetros al noroeste de Perth, esas búsquedas están probablemente llegando a su fin.

"Se completará la búsqueda de aire y de superficie del material que flota en los próximos dos o tres días en el área donde es más probable que el avión haya entrado al agua", dijo Angus Houston, jefe de la agencia conjunta.

Catorce aviones, entre ellos tres aviones civiles y 11 barcos, están involucrados en la búsqueda este miércoles.

Podría tomar hasta dos meses escanear toda el área de búsqueda.

Elizabeth Joseph, Erin Burnett y Steve Almasy contribuyeron con este reporte. 

Ahora ve
Mashpi Lodge en Ecuador, un resort sostenible en medio del bosque
No te pierdas
×