Huelga en el metro londinense desquicia la puntualidad inglesa

La huelga, y otro paro de tres días previsto para la próxima semana, pretende echar atrás el recorte de trabajadores en el metro
londres
metro huelga londres  londres
(CNN) -

Millones de pasajeros tuvieron problemas para llegar a su trabajo el martes en Londres, dado que los empleados del metro concretaban la segunda huelga de 48 horas en el año para protestar por recortes laborales y cierres de puntos de venta de pasajes, en una disputa de alto costo para las empresas.

La paralización que comenzó la noche de este lunes redujo la actividad en la red de metro a servicios limitados en nueve de las 11 líneas. Se brindaban servicios adicionales de autobús y transporte fluvial para ayudar a los 3 millones de personas que usan el metro a diario para poder llegar a sus empleos.

"Es inaceptable que millones de personas vean interrumpidas sus vidas por la huelga del metro de hoy", dijo el primer ministro, David Cameron, a través de Twitter.

El operador de la red de transporte público de Londres, Transport for London (TfL), dijo que miles de integrantes del personal y voluntarios fueron desplegados el martes para asistir a los pasajeros, algunos de los cuales optaron por ir caminando, corriendo o en bicicleta a sus lugares de trabajo.

La huelga, y otro paro de tres días previsto para la próxima semana, se debe a un plan para cerrar unos 250 puntos de venta de pasajes y recortar 950 puestos de trabajo en el marco de una reestructuración que TfL dice que podría permitir ahorrar 50 millones de libras al año.

El sindicato RMT de trabajadores ferroviarios, marítimos y de transporte señala que las reducciones pondrán en riesgo la seguridad y calidad de los servicios.

Por su parte, TfL argumenta que menos del 3 por ciento de los pasajeros de la red de 151 años de antigüedad utiliza los puntos de venta, dado que la mayoría de las personas cuenta con tarjetas de viaje electrónicas.

El director gerente de la unidad de subterráneos de TfL, Mike Brown, dijo que el personal hacía todo lo posible para mantener el metro en movimiento durante la huelga.

La medida de fuerza se lleva a cabo tras un paro de dos días en febrero que interrumpió la red del tren, y luego de que se evitara una segunda huelga para dar lugar a negociaciones que finalmente fracasaron este mes.

La Federación de Pequeñas Empresas estimó que la huelga le cuesta a las compañías chicas -que representan alrededor del 99 por ciento de las firmas de Londres- unos 600 millones de libras (1.000 millones de dólares) en pérdidas de horas de trabajo, negocios y productividad.

Ahora ve
Barcelona rinde homenaje a las 14 víctimas de los atentados
No te pierdas
×