Pakistán juzgará la lapidación de Parveen como un acto de terrorismo

La policía arrestó al padre, tío, dos primos y el conductor que los llevó a Lahore, ciudad donde asesinaron a la joven de 25 años
padre
padre farzana parveen, lapidación, pakistán  padre
Sophia Saufi y Neda Farshbaf
Autor: Sophia Saufi y Neda Farshbaf
(Reuters) -

Cinco familiares arrestados por presuntamente lapidar a una mujer embarazada de Pakistán serán presentados ante una corte antiterrorismo, informaron autoridades del país.

Farzana Parveen, de 25 años, fue asesinada en la ciudad de Lahore porque se casó con un hombre contra la voluntad de su familia. La policía arrestó a su padre, a su tío, a dos primos y al conductor que los llevó, informó Zulfikar Hameed, coordinador de la investigación. 

La corte está tratando el caso como un acto de terrorismo que tiene “grandes consecuencias para la seguridad y buen estado de toda la sociedad”, de acuerdo con Maliha Zia, abogada que trabaja para la fundación Aurat, una organización por los derechos de las mujeres de Pakistán.

Zia consideró que la presión internacional podría haber forzado al gobierno a enviar el caso ante una corte antiterrorista. “Lo que espero es un juicio de calidad”, dijo.

Funcionarios de la policía de Pakistán serán investigados por supuestamente no intervenir cuando Parveen fue golpeada con ladrillos hasta que murió, informó un funcionario de la corte.

El primer ministro, Nawaz Sharif, dijo este viernes que el asesinato es “totalmente inaceptable” y aseguró que es una “gran vergüenza” que ese crimen ocurriera en presencia de la policía.

Cerca de 20 personas, incluidos miembros de la familia de Parveen, la atacaron con ladrillos este martes afuera de la corte de Lahore, de acuerdo con la policía.

Esos asesinatos provienen de tradiciones tribales pero no son parte del Islam. Generalmente ocurren en áreas rurales y no en grandes ciudades como Lahore.

Activistas por los derechos humanos señalan que testigos, entre ellos policías, generalmente no intervienen porque consideran que son asuntos de familia.

La Comisión de Derechos Humanos de Pakistán informó que 869 mujeres fueron víctimas el año pasado de crímenes de honor, en una nación de cerca de 180 millones de personas.

Aunque activistas por los derechos humanos dicen que la cifra podría ser mucho mayor. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que al menos 5,000 mujeres alrededor del mundo mueren al año en este tipo de asesinatos.

El propio esposo de Parveen, Mohammad Iqbal, dijo a CNN que mató a su primera esposa hace seis años para poder casarse con la joven que fue lapidada. Pasó un año en la cárcel por el crimen.

Iqbal, un vecino de la familia de Parveen, dio que él y ella se casarían con la aprobación de la familia el año pasado. Pero en diciembre, el padre y hermanos de Parveen, originaria de una villa en Punjab, decidieron que debería casarse con un primo, informó la policía.

La pareja se casó el 7 de enero sin el permiso de la familia, que lo acuso ante la corte de secuestro. También le pidieron 100,000 rupias para dejarlos tranquilos, señaló Iqbal.

La pareja se ocultó. La mañana de este martes comparecerían ante un juez para señalar que las acusaciones de secuestro eran falsas, cuando la familia de Parveen supuestamente la atacó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Fuimos a la corte a buscar justicia, a decirles lo que había pasado. Estábamos sentados ahí cuando de pronto ellos aparecieron", dijo a GEO TV. “Alguien disparó al aire. Mi esposa y yo estábamos sentados cuando comenzaron a lanzar ladrillos. Entonces una mujer llegó y se llevó a Farzana”, explicó.

La policía nos vio y no fueron en su ayuda, informó Iqbal.

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×