Elecciones en Siria: ¿una '"parodia grotesca de la democracia"?

Grupos de oposición y países de Occidente dicen que los comicios están preparados para que gane Bachar al Asad, ante dos candidatos débiles
Las elecciones en Siria, ¿solo una ‘parodia’?
Autor: Fred Pleitgen y Jethro Mullen
(Reuters) -

El gobierno sirio se prepara para celebrar elecciones presidenciales el 3 de junio, en medio de una sangrienta y prolongada  guerra civil.

El resultado no está en duda: está casi garantizado que el presidente Bachar al Asad salga victorioso en una votación que, según los grupos de oposición y los países de Occidente, está arreglada desde el principio.

Siria no es famosa por celebrar elecciones libres y justas.

Cuando Bachar al Asad llegó al poder, hace 14 años, se postuló sin oponentes y obtuvo más de 99% de los votos, según los medios estatales. Siete años después volvió a ganar con una proporción del voto igualmente grande. Su padre, Hafez al Asad, gobernó Siria con puño de hierro durante 29 años y hasta su muerte en 2000.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, urgió al gobierno sirio que cancelara las elecciones cuyo propósito, de acuerdo con algunos analistas, es enviar un mensaje a los opositores de al Asad, tanto en Siria como en el extranjero.

'Una coronación'

"Es la coronación de al Asad, es la celebración de su habilidad para sobrevivir a la violenta tormenta y básicamente seguir con la ofensiva", dijo Fawaz Gerges, profesor de Relaciones Internacionales de la Escuela de Economía de Londres.

Las elecciones se celebran en un escenario de conflicto que a lo largo de tres años ha cobrado la vida de unas 150,000 personas, ha desplazado a unos seis millones y medio de personas en el interior de Siria y ha provocado que casi tres millones de personas huyan al otro lado de sus fronteras.

La elección solo se celebrará en las partes que están bajo control del régimen. Los rebeldes tienen el control de grandes zonas del norte y el este del país.

La cancillería británica señaló que la elección "será una parodia grotesca de la democracia". El Departamento de Estado de Estados Unidos señala que el régimen de al Asad ha tomado medidas para "dificultar, si no es que imposibilitar, que haya elecciones justas y libres en Siria".

Retadores poco conocidos

Uno de los aspectos que distingue de las anteriores a la elección de este año es que hay personas que compiten contra al Asad, aunque es dudoso que representen desafío alguno.

Los otros dos candidatos son relativamente desconocidos: Hassan al Nouri, un empresario y exministro, y Maher Hajjar, legislador.

Los críticos señalan que son solo peones o instrumentos para dar a la elección un tinte de democracia. Sin embargo, el gobierno sirio desechó cualquier crítica sobre el proceso.

Hajjar ha llamado poco la atención, pero al Nouri dice que toma en serio su desafío a al Asad y "trata de atacar sus puntos débiles".

Afirmó que sería "más agresivo y efectivo" que al Asad en los asuntos económicos, administrativos y sociales.

Sin embargo, en cuanto a la cuestión de la guerra en general, al Nouri no muestra una postura distinta.

"Creo que políticamente está haciendo lo que tiene que hacer", dijo.

Los rebeldes están divididos

Al Asad continúa con la brutal ofensiva contra los que se oponen a su régimen y lanza bombardeos incesantes contra las partes de las ciudades que están bajo el control de los rebeldes, como Aleppo y Daraa.

Los grupos opositores que luchan contra él están divididos y las facciones se enfrentan a los yihadistas que han llegado de todas partes del mundo para tratar de establecer un Estado islámico.

Los rebeldes han perdido terreno en los alrededores de Damasco y Homs y están bajo presión en Aleppo y en el sur del país.

Las pláticas que se celebraron este año, en las que la ONU medió, no sirvieron de mucho para cambiar las cosas y terminaron con el régimen y la oposición en firme desacuerdo.

La oficina de Ban Ki-moon advirtió que es probable que las cosas empeoren con las elecciones y señaló que "dañarán el proceso político y obstaculizarán las probabilidades de encontrar la solución política que el país necesita tan urgentemente".

Fred Pleitgen reportó desde Damasco y Jethro Mullen reportó y escribió desde Hong Kong. Ben Wedeman contribuyó con este reportaje.

Ahora ve
El papel de las redes sociales en el eclipse
No te pierdas
×