Obama y Putin se cruzan en los homenajes del 70 años de Normandia

Los presidentes de EU y Rusia tuvieron un breve encuentro tras el almuerzo de jefes de estado, en medio de las tensiones por Ucrania
Obama advierte sobre más sanciones contra Rusia
Autor: Ray Sanchez y Laura Smith-Spark
(Reuters) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su contraparte de Rusia, Vladimir Putin, hablaron este viernes al margen de un almuerzo que sostuvieron mandatarios por las conmemoraciones del Día-D, que celebra el 70 aniversario del desembarco en Normandía.

La reunión entre Obama y Putin, que duró entre 10 y 15 minutos, fue una conversación informal, no una reunión bilateral, dijo el consejero adjunto de Seguridad Nacional, Ben Rhodes.

Ambos mandatarios están en desacuerdo sobre las acciones de Rusia en Ucrania, como la anexión de la región de Crimea al territorio ruso, por lo que las palabras que intercambien podrían ser no tan amables.

Sin embargo, se encuentran entre los líderes invitados a participar en las ceremonias francesas de este viernes que marcan el 70 aniversario del desembarco en la playa de Normandía, lo que ayudó a cambiar el curso de la Segunda Guerra Mundial.

Ambos asistieron a un almuerzo oficial para los líderes mundiales y veteranos de la guerra organizado por el presidente francés, François Hollande, en un castillo cerca de las playas donde se escenificó la invasión. 

Pero llegaron separados con un buen espacio de tiempo, y en el almuerzo estuvieron separados por Hollande y las reinas de Gran Bretaña y Dinamarca entre ellos.

Los dos también asistirán a una ceremonia internacional en Sword Beach este viernes por la tarde. Hollande ha hecho todo lo posible para evitar un encuentro incómodo.

El jueves por la noche, el presidente francés cenó con Obama antes de recibir en una cena separada a Putin.

Obama dijo el jueves que dará a Putin el mismo mensaje sobre Ucrania que le ha dado en las llamadas telefónicas a través de las últimas semanas y en sus declaraciones públicas.

El jueves, después de una reunión de los líderes del G-7 de las que estaba excluida Rusia, Obama ofreció palabras severas acerca de las acciones de Rusia en Ucrania.

Putin "tiene una oportunidad de volver al carril de la ley internacional", dijo Obama.

Indicó que Putin podría comenzar por reconocer el nuevo presidente electo de Ucrania, Petro Poroshenko, detener el flujo de armas hacia la frontera con Ucrania y cesar el apoyo ruso a los separatistas prorrusos en Ucrania.

Putin, en una entrevista con la estación de televisión francesa TF1, no descartó la posibilidad de reunirse con Obama.

"En cuanto a mis relaciones con Barack Obama, no tengo ninguna razón para creer que él no está dispuesto a hablar con el presidente de Rusia", dijo. "Pero en última instancia, es su elección. Yo siempre estoy listo para el diálogo, y creo que el diálogo es la mejor manera de cerrar las brechas".

Previo a un almuerzo del Día-D este viernes, Putin y Poroshenko conversaron brevemente.

Recuerdo a los héroes

El presidente estadounidense Barack Obama rindió homenaje este viernes a los militares de Estados Unidos que "desafiaron todos los peligros" para desembarcar sobre las playas de Normandía hace 70 años.

Sus declaraciones, en el cementerio estadounidense en Colleville-sur-Mer, que tiene vista a la playa de Omaha donde muchos murieron, son parte de una serie de actos solemnes para conmemorar el desembarco del llamado Día-D.

Obama llegó flanqueado por el presidente francés, Francois Hollande, y estrechó la mano de algunos veteranos de edad avanzada antes de que se escucharan los himnos nacionales.

Dijo que se sentía honrado de estar allí "para rendir homenaje a los hombres y mujeres de una generación que desafió todos los peligros: entre ellos, a nuestros veteranos del Día-D"

Un aplauso prolongado resonó mientras el presidente estadounidense dijo que se sentía emocionado por la presencia de algunos de los veteranos en la ceremonia.

"Aquí, no nos limitamos a conmemorar la victoria, tan orgullosos de la victoria como estamos; no nos limitamos a honrar el sacrificio, tan agradecidos como el mundo lo está; venimos a recordar por qué Estados Unidos y nuestros aliados dieron tanto por la supervivencia de la libertad en este momento de máximo peligro", dijo Obama.

En sus palabras, Hollande recordó cómo la tranquila playa se había convertido en un "horrible campo de batalla" en este día hace 70 años, con el mar teñido de rojo por la sangre, y rindió homenaje a la valentía de todos los que estuvieron ahí.

El cementerio, que se encuentra en un acantilado con vista a la playa de Omaha y el Canal Inglés, contiene las tumbas de 9,387 soldados estadounidenses, la mayoría de los cuales perdieron la vida en los desembarcos del Día-D.

Omaha fue el más mortífero de los lugares de aterrizaje, porque las fuerzas alemanas fueron capaces de disparar desde posiciones fortificadas en los acantilados sobre las primeras oleadas de soldados que llegaron a la orilla.

Una ceremonia internacional se llevará a cabo más tarde en Sword Beach en Ouistreham, Normandía.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El primer ministro británico David Cameron, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente ruso, Vladimir Putin, se encuentran entre los que participan en los eventos del Día-D, al igual que cientos de veteranos de la Segunda Guerra Mundial.

La reina Isabel II también está presente —la única jefa de Estado viva que sirvió en la Segunda Guerra Mundial como chofer de camión mecánico y militar en el Servicio Territorial Auxiliar de Mujeres.

Ahora ve
La esposa del secretario del Tesoro tuvo que disculparse por foto en Instagram
No te pierdas
×