Rusia le da un ultimátum a Ucrania para pagar su deuda con el gas

Moscú puso un límite a Kiev para pagar los 1,950 mdd que debe a Gazprom, una medida que puede perturbar los suministros a Europa
gas
rusia gas gazprom  gas
(Reuters) -

Rusia cortará el gas a Ucrania tras fracasar las negociaciones sobre el pago de su deuda, una medida que puede perturbar los suministros a Europa y agravar más el conflicto continental.

Moscú puso un límite a Kiev para pagar los 1,950 millones de dólares que debe a Gazprom antes de la madrugada de este lunes, según declaró el portavoz de la compañía rusa.

"No nos pusimos de acuerdo y es improbable que nos volvamos a reunir, estamos en el avión" de regreso a Moscú, expresó Serguei Kuprianov.

Una fuente gubernamental ucraniana confirmó que las negociaciones concluyeron sin resultado. "Ignoramos cuando podrán reanudarse".

En las negociaciones en Kiev, auspiciadas por la Unión Europea, participaron el comisario europeo de Energía, Günther Öttinge; Alexei Miller, que preside el grupo ruso Gazprom; el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, y el ministro de Energía Yuri Prodan.

Un eventual corte afectaría de pleno a la Unión Europea, que depende en un 30% del gas ruso, la mitad del cual transita por Ucrania.

Moscú había fijado su oferta final en 385 dólares por 1,000 metros cúbicos de gas, un precio que rechazó Ucrania.

Las negociaciones se realizaron en un contexto sumamente tenso tras el ataque de los rebeldes prorrusos en Lugansk (este de Ucrania), que el sábado provocó la muerte de 40 paracaidistas y de los nueve miembros de la tripulación del avión derribado.

El escándalo diplomático que provocó la difusión de un vídeo en el que el ministro ucraniano de Exteriores, Andrii Deshchitsa, llamó "imbécil" al presidente Vladimir Putin ante unos 300 manifestantes que atacaron la embajada rusa en Kiev, empañó el diálogo.

La manifestación terminó con el lanzamiento de un cóctel molotov contra la embajada rusa, donde se volcaron vehículos diplomáticos, se lanzaron huevos y se descolgó la bandera rusa.

Varios altos responsables rusos pidieron al presidente ucraniano la destitución de Deshchitsa y denunció la pasividad de la policía ucraniana frente a estas "acciones provocadoras".

Estados Unidos condenó también el ataque e instó a Kiev a respetar la Convención de Viena que obliga a garantizar la seguridad de los edificios diplomáticos.

En Ucrania, donde el domingo se decretó una jornada de duelo nacional, las banderas ondeaban a media asta, mientras que los canales de televisión mostraban en la pantalla la imagen de una vela encendida en homenaje a las 49 víctimas del avión derribado en el este separatista.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, prometió una "respuesta adecuada" contra los separatistas prorrusos por el derribo del avión militar, y convocó a una reunión del consejo de seguridad nacional y de defensa para este lunes.

Poroshenko había presentado esta semana a Vladimir Putin un plan de paz, levantando la esperanza de un apaciguamiento del conflicto, el más grave entre Rusia y occidente desde el final de la Guerra Fría.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero el ataque contra el avión ucraniano en Lugansk hace que disminuyan las expectativas.

Estados Unidos reafirmó el viernes que Rusia había suministrado tanques y lanzacohetes a los insurgentes prorrusos en el este de Ucrania a través de la frontera común.

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×