Putin levanta la amenaza de una intervención militar en Ucrania

El presidente ruso pidió al Parlamento que cancele la autorización para intervenir militarmente en territorio ucraniano
Putin Gazprom
Putin Gazprom  Putin Gazprom
(Reuters) -

El presidente ruso Vladimir Putin pidió este martes al Parlamento que cancele la autorización para intervenir militarmente en Ucrania. 

Vladimir Putin propuso "al Consejo de la Federación (Cámara alta del Parlamento) la anulación de la resolución del 1 de marzo pasado que le permitía recurrir al Ejército ruso en territorio ucraniano", declaró el portavoz de Putin, Dimitri Peskov.

El objetivo de esta decisión es "normalizar la situación" en Ucrania, añadió.

El motivo oficial de esta autorización había sido defender a los ciudadanos rusos de Ucrania, y había contribuido a tensar la situación entre ambos países. Rusia movilizó a decenas de miles de soldados para hacer maniobras cerca de la frontera con Ucrania y se anexionó la península de Crimea en marzo.

Desde abril, los violentos combates entre insurgentes y el ejército ucraniano han dejado alrededor de 400 muertos y son una amenaza para la unidad de la exrepública soviética, después de la anexión de Crimea a Rusia.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, se congratuló por la iniciativa de Putin y la consideró el "primer paso concreto" hacia una solución de la situación en el este del país.

Presión para Kiev

El presidente ruso retomó la iniciativa en las negociaciones y ahora la presión está sobre el gobierno de Kiev que debe poner en práctica el plan de paz que anunció la semana pasada.

El inesperado anuncio pone a Poroshenko bajo presión ya que hasta ahora había dicho que no hablaría con aquellos que tuviesen "las manos manchadas de sangre" y que su plan de paz solo incluía discusiones con rebeldes que no hubieran cometido "asesinatos y torturas".

Nunca especificó concretamente con quién no se sentaría a negociar, pero Moscú interpretaba de estos comentarios que se trataba de los principales líderes rebeldes prorrusos.

Kiev y los países occidentales acusan a Rusia de armar bajo mano a la rebelión para desestabilizar a Ucrania, que deberá firmar el viernes la última parte de un acuerdo histórico para asociarse con la Unión Europea. Moscú desmiente estas acusaciones y el jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, dijo el lunes que Rusia no tiene "ninguna ambición geopolítica".

Separatistas derriban un helicóptero ucraniano

Rebeldes prorrusos mataron este martes a nueve soldados al derribar en pleno vuelo un helicóptero militar en el este de Ucrania, rompiendo así la tregua aceptada la víspera por un jefe insurgente y poniendo en peligro el cese el fuego decretado por Kiev.

Este ataque representa un duro golpe al plan de paz del presidente ucraniano Petro Poroshenko, apoyado por sus aliados occidentales, con el que esperaba poner fin a una insurrección separatista que amenaza la unidad de esta exrepública soviética.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El jefe de Estado no descarta poner fin al cese el fuego antes de su expiración prevista porque ha sido constantemente violado por los rebeldes que son controlados por el extranjero", anunció un comunicado de los servicios de la presidencia ucraniana, que apunta claramente a Rusia.

De acuerdo con un vocero del gobierno ucraniano, el helicóptero fue derribado por un misil disparado por un sistema tierra-aire portátil, un tipo de arma pesada que Kiev acusa a Moscú de suministrar a los rebeldes, algo que Rusia niega.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×