Chiitas, sunitas y kurdos, ¿quién es quién en el conflicto de Iraq?

¿Por qué pelean? ¿quiénes son los grupos inmiscuidos? ¿qué intereses tocan? Te presentamos las claves que te ayudarán a entender el problema
| Otra fuente: CNNMéxico

El problema en Medio Oriente tiene actualmente su punto más álgido en Iraq, nación que se encuentra en una crisis que ha dejado miles de muertos, heridos y desplazados.

¿Pero sabes qué pasa en este país?, ¿por qué pelean?, ¿quiénes son los grupos en disputa o qué intereses toca el conflicto? Te presentamos claves que te ayudarán a comprender la problemática que se vive.

¿Qué pasa en Iraq?

Para muchos de nosotros Iraq es un país en constante conflicto. Esto es en parte cierto, pero este problema se ha agudizado en los últimos meses.

Tras la caída del dictador Saddam Hussein en 2003 y la posterior salida de las tropas estadounidenses del territorio iraquí, el gobierno de este país quedó encabezado por el primer ministro Nuri al Maliki, quien ha recibido críticas por sus políticas sectarias a favor de los chiitas, dejando de lado a las comunidades sunitas y kurdas, cohabitantes en Iraq.

Ante el descontento y sumando diferencias históricas, el grupo extremista conocido como el Estado Islámico en Iraq y Siria (ISIS, por sus siglas en inglés) ha puesto en jaque al gobierno iraquí al tomar el control de regiones estratégicas del norte iraquí –Mosul, Anbar, Tal Afar, Banji, entre otras- y apuntar hacia su principal objetivo, la capital Bagdad, y así cumplir su cometido: establecer un Estado islámico, que se extienda desde Iraq hasta Siria.

Esto ha provocado constantes enfrentamientos entre ISIS –rama de al Qaeda formada en su mayoría por sunitas radicales- y el Ejército iraquí, quienes buscan frenar su avance. En medio quedan los kurdos, que también pelean contra ISIS pero para proteger su territorio, el Kurdistán iraquí, ubicado al noreste.

Los ataques han traído miles de muertes, heridos y desplazados, convirtiendo la disputa en una crisis humanitaria. Tan solo en junio de este año se registraron 1,705 muertos, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU); respecto a los desplazados, la ONU reporta que más de un millón de personas han tenido que desplazarse por la crisis.

¿Quién es quién en el conflicto?

En el problema iraquí están presentes las diferencias religiosas y también de etnias, cada una defendiendo sus intereses, ya sea políticos o económicos, y se remonta a siglos atrás.

En el año 632, el profeta Mahoma, máximo líder de la religión musulmana, proclamó a su yerno Alí como su sucesor espiritual y político, con lo cual comenzó una disputa entre dos vertientes que desde ese momento están divididas: los chiitas y los sunitas. Los primeros creían que el sucesor debía ser descendiente directo de Mahoma, mientras que para los segundos interesaba una persona justa que no necesariamente debía tener el linaje de su líder.

Chiitas

La comunidad islámica con mayor presencia en Iraq –aunque no en el mundo musulmán- es la chiita, pues de 60 a 65% de los 32 millones de iraquíes (unos 19 millones de personas) pertenece a esta vertiente, de acuerdo con la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés).

Los chiitas, quienes también están presentes en países como Irán, Líbano, Pakistán, Afganistán, Bahrein y Arabia Saudita principalmente, fueron brutalmente reprimidos durante el régimen de Saddam Hussein (sunita) -entre 1979 y 2003-, lo que provocó una gran cantidad de muertes y que miles huyeran del territorio en este periodo.

La operación Libertad encabezada por Estados Unidos puso fin a la dictadura de Hussein, lo que otorgó un poco de liberación a los chiitas y que, por el contrario, los sunitas vieron como una amenaza.

Actualmente, son los chiitas quienes están en el poder: tras la ejecución de Hussein en 2003 y la conformación de una nueva Constitución, Nuri al Maliki accedió al poder en 2006. Aunque en su momento se presentó como un “candidato unificador”, ha sido acusado de concentrar el poder con sus aliados chiitas, de marginar a los sunitas, y de utilizar las fuerzas de seguridad contra estos últimos.

Sunitas

Los sunitas conforman la rama musulmana más numerosa en el mundo, sin embargo, en Iraq no son mayoría. Entre el 32 y 37% de los musulmanes en Iraq son sunitas (cerca de 12 millones de personas), según la CIA.

Los sunitas están establecidos principalmente en el oeste y suroeste de Iraq, un país cuya economía depende de la producción de petróleo. No obstante, los campos petroleros más grandes de este país se encuentran en las zonas habitadas por chiitas y kurdos, etnia presente en el este y noreste del país.

Los sunitas estaban representados en el gobierno con el régimen de Saddam Hussein, pero ante su caída empezaron a perder todos los privilegios que tenían.

Los militantes de ISIS, quienes están tomando ciudades iraquíes y protagonizan el conflicto bélico, son en gran parte sunitas radicales.

Kurdos

En Iraq hay alrededor de cuatro millones de kurdos. Los kurdos no tienen un interés religioso, sino que históricamente buscan su independencia y la conformación de un Estado, el Kurdistán, que abarca regiones de Iraq, Turquía, Irán, Siria y Armenia.

En 2005 se reconoció al Gobierno Regional Kurdo, con capital en Erbil, la tercera ciudad más grande de Iraq. El Kurdistán iraquí es una zona importante por las reservas petroleras presentes en ella, además de que la región ha crecido económicamente de forma rápida, justamente por las reservas de hidrocarburos.

En el conflicto actual, los kurdos defienden Kurdistán y sus fronteras, las cuales han estado en peligro ante los ataques de ISIS en ciudades fronterizas. En algunas de estas urbes, el Ejército iraquí bajó las armas y huyó, por lo que los peshmerga –milicia kurda- ha tomado control de estas zonas, principalmente Kirkuk, uno de los principales centros petrolíferos.

Alauitas

Parte del chiismo. Aunque los alauitas están presentes en su mayoría en Siria, también se establecen en Iraq.

Tienen una visión particular de los fundamentos del islam, por lo que muchos musulmanes los consideran herejes.

La gobernante familia al Asad en Siria pertenece a esta rama. Concentran el poder en el gobierno, fuerzas armadas y servicios de inteligencia de ese país.

Yihadistas

Los yihadistas son los integrantes de las ramas consideradas más violentas y radicales del islamismo, defensores de la yihad, la cual se refiere a la obligación religiosa de los musulmanes.

La principal organización que defiende estos principios es Al Qaeda, que se ha convertido en la aglutinadora del yihadismo y que busca regresar a los orígenes del islam, aunque dentro de esta se han desprendido grupos extremistas, aún más radicales, como ISIS.

Entonces, ¿al Qaeda e ISIS no son lo mismo?

El Estado Islámico en Iraq y Siria es un grupo derivado de al Qaeda que nació en Iraq en fusión con el Frente al Nusra –grupo que se creó en 2012 en Siria. Su principal objetivo es establecer un califato o Estado islámico sunita en la región.

Está compuesto por militantes sunitas, chechenos, turcos y de otros países que se sintieron atraídos por el conflicto en Siria.

ISIS se fortaleció en cuanto las tropas estadounidenses se retiraron de Iraq en 2011; actualmente tienen alrededor de 8,000 militantes.

Aunque se haya originado en al Qaeda, su extremismo ha llevado a que incluso esta se haya deslindado de las acciones de ISIS. El líder de al Qaeda Ayman al Zawahiri dijo que la organización que lidera no tiene relación con ellos y no es responsable de sus acciones.

Los militantes de ISIS han llevado a cabo masacres sangrientas, han decapitado a rivales capturados, secuestrado a activistas, realizado actos terroristas y, además, todo esto lo han compartido en internet y redes sociales.

La intervención del extranjero

Este conflicto no afecta solo a los intereses de Iraq, también están inmiscuidos países como Estados Unidos, Irán y Arabia Saudita.

Estados Unidos

Este país invadió Iraq en 2003 para derrocar a Saddam Hussein, permaneció con fuerzas militares durante ocho años, hasta que en 2011 se retiró del país.

Actualmente, el gobierno estadounidense del presidente Barack Obama ha tomado algunas medidas para combatir a los militantes de ISIS, como el envío de 300 asesores militares que apoyarán el Ejército iraquí y de drones que realizan sobrevuelos para recabar información de inteligencia sobre los extremistas.

Sin embargo, Obama ha reiterado que soldados estadounidenses no volverán a realizar labores de combate en el país árabe, pero tanto él, como el secretario de Estado, John Kerry, quien estuvo esta semana en Iraq, no descartaron bombardeos aéreos “puntuales si la situación lo amerita”.

"Esa alternativa no será puesta en marcha mientras exista un vacío de poder en el país", dijo Kerry en entrevista con CNN.

Irán

Irán es el país con la comunidad chiita más grande, por lo que es uno de los principales aliados del gobierno de al Maliki.

La semana pasada, el presidente iraní Hasan Rohani aseguró que su país hará todo lo posible para proteger los santuarios sagrados chiitas en Iraq de los embates de los militantes radicales.

Arabia Saudita

Al contrario de Irán, Arabia Saudita tiene una población mayoritariamente sunita. Este país ha acusado a al Maliki de llevar a cabo políticas sectarias y excluyentes en detrimento de la comunidad sunita en Iraq.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El gobierno en respuesta, ha acusado a Arabia Saudita de interferir en el conflicto y de apoyar a los militantes de ISIS.

“La consideramos (a Arabia Saudita) responsable de la ayuda financiera y moral que reciben los grupos insurgentes", informó la oficina de Nouri al Maliki, en un comunicado.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×