Tailandia recupera bebés en redadas contra alquiler ilegal de vientres

En las primeras acciones, el gobierno tailandés rescata a nueve menores en la ciudad de Bangkok, supuestamente engendrados por un japonés
gammy
gammy tailandia madre sustituta  gammy
/
BANGKOK, Tailandia (Reuters) -

Las autoridades tailandesas catearon dos edificios y recuperaron a nueve bebés —supuestamente engendrados por un hombre japonés— como parte de la campaña contra el alquiler de vientres ilegales.

Una de las redadas fue en una clínica de fecundación in vitro involucrada en el nacimiento de Gammy, un niño de siete meses de edad con síndrome de Down abandonado en Thailandia por sus padres australianos.

El caso ha recibido la atención internacional en medio de acusaciones por parte de la madre sustituta, Pattaramon Chanbua, de que los padres de Gammy no estaban interesados en llevarse a su hijo, quien también tiene una condición grave en el corazón.

Los padres han negado que quisieran dejarlo, según un comunicado de una amistad de ellos al periódico Bunbury Mail, quien aseguró que a la pareja se le dijo que su bebé gravemente enfermo iba a morir.

Japonés quería 'una gran familia'

Junto a la redada en la clínica, autoridades catearon un condominio en el área de Lad Phrao en la ciudad de Bangkok tras recibir una denuncia sobre la presencia de varias mujeres y bebés.

La policía encontró a nueve bebés, entre recién nacidos y un año de edad, que eran cuidados por siete "niñeras" tailandesas, dijo Paveena Hongsakul, jefa y fundadora de Paveena Foundation.

Todos los menores parecen haber tenido un buen cuidado y han sido llevados a orfanatos gubernamentales, indicó Hongsakul.

El coronel de la policía Panthana Nujchanart informó que un abogado tailandés en representación de un hombre japonés, aseguró que los nueve bebés pertenecen a su cliente, pues quería formar "una gran familia".

"Es muy inusual para un padre tener a nueve niños al mismo tiempo", dijo Boonruang Triruangworarat, titutal del Departamento del Apoyo de Servicios de Salud, y añadió que la policía continúa interrogando a las niñeras.

Código de conducta 'roto'

Las redadas se dan después de un furor internacional sobre el caso del bebé Gammy, quien nació vía alquiler de vientre con su hermana gemela en diciembre. Sus padres se llevaron a la niña de vuelta a su casa en Bunbury, Australia Occidental, dejando a su hijo con su madre sustituta quien estaba preocupada como podría pagar su cuidado.

En una conferencia de prensa en Bangkok este jueves, Boonruang dijo que fue "muy claro" que la clínica involucrada en el nacimiento de Gammy violó la ley sobre el establecimiento de conjuntos médicos. 

Mencionó que la clínica falló al no asegurarse que sus médicos siguieran el código de conducta médica que establece que el alquiler de vientres es permitido solo cuando el subrogado es un pariente de sangre de los padres y no recibió ningún pago.

"Es claro para este caso que (Pattaramon) no es un familiar y también recibió dinero para tener al bebé", apuntó Boonruang Triruangworarat.

Las autoridades habían dicho previamente que no interpondrán acción legal contra la madre de Gammy, una empleada de un puesto de comida quien cuida del bebé junto a sus dos hijos, de seis y tres.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, si se establecen cargos y es condenada, el operador de la clínica enfrentará un año en prisión y una multa de 20,000 baht (619 dólares). El médico que llevó el procedimiento podría también ser inhabilitado. Actualmente el consejo médico revisa la licencia del médico, según informó Boonruang.

Cerca de 20 médicos trabajan en la clínica, la cual ha participado en cerca de 100 casos de vientres alquilados, según apuntaron las autoridades. Es una de las 45 clínicas y hospitales que están autorizados para practicar la fertilización in vitro en el país.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×