Los disturbios en Ferguson concluyen con un herido y siete detenidos

El toque de queda impuesto fue violado y los policías usaron gas lacrimógeno para intentar dispersar a los manifestantes
Dan nombre de policía que disparó a un joven en EU
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Siete detenidos y un herido muy grave por arma de fuego es el saldo de los disturbios ocurridos el sábado en Ferguson, tras los homenajes al adolescente negro Michael Brown, a quien mató un policía de un tiro cuando iba desarmado. El gobernador de Missouri, Jay Nixon, había declarado el estado de emergencia e impuesto un toque de queda en la localidad de Missouri. Aún así se celebraron numerosas marchas y saqueos y la policía intervino.

Según la policía, un hombre está entre la vida y la muerte tras recibir un disparo. El agente Ron Johnson, encargado de la seguridad de la ciudad, dijo que la policía no tiene información sobre el tirador que ocasionó el herido pero agregó que había una persona en la calle con una pistola y un coche de policía fue baleado.

Un día después de que el gobernador de Missouri, Jay Nixon, declarara el estado de emergencia e implementara un toque de queda desde la medianoche hasta las 5:00 horas, decenas de manifestantes —un grupo notablemente más joven que lo que se había visto hasta ahora en Ferguson— se reunieron para protestar con las manos en alto por la muerte del adolescente hace una semana; una acción que se ha convertido en el símbolo de estas protestas, eco de lo que algunos testigos dicen que Michael Brown hacía antes de ser asesinado.

La policía lanzó botes de humo contra los manifestantes en la primera hora del toque de queda. Después de la primera víctima del tiroteo, la policía disparó gases lacrimógenos para poder llegar hasta el herido y poder asistirle, según Johnson.

Agregó que las autoridades reprimieron a los manifestantes en respuesta a los disparos, y las violaciones de toque de queda. 

Los disturbios comenzaron en Ferguson, una ciudad de unos 22,000 habitantes cerca de St. Louis, el 9 de agosto, cuando un oficial de policía blanco, identificado como Darren Wilson, disparó y mató a Michael Brown, de 18 años, en una calle de la ciudad en medio del día cuando el chico iba desarmado. Algunos habitantes han mencionado que los supuestos actos del agente en contra del joven fallecido fueron un acto de agresión descarada, especialmente porque Brown, quien iba a empezar a estudiar en una universidad técnica, estaba desarmado y no era amenazador.

El toque de queda era el último intento para intentar acabar con los disturbios, pero algunos ciudadanos lo consideraron más una provocación.

La zona también ha sido blanco de de saqueos en tiendas y disturbios.

El anuncio del toque de queda fue hecho por el gobernador durante una conferencia de prensa en la que fue interumpido por un grupo de personas que expresó su disgusto y pidió justicia por la muerte del joven.

Unos 40 agentes del FBI se encontraban en Ferguson este sábado por la mañana para realizar las investigaciones, dijo el capitán Ron Johnson, de la Patrulla de Caminos del Estado de Missouri.

El gobernador aseguró que "es inaceptable" que un puñado de personas pueda poner en peligro a los ciudadanos.

LEER: La muerte de Michael Brown expone la tensión racial 

Tras el incidente, una serie de disturbios se desencadenaron en Ferguson por lo cual el presidente Barack Obama solicitó una investigación independiente por los hechos.

"Las autoridades locales, incluyendo la policía, tiene la responsabilidad de ser abiertos y transparantes e investigar esa muerte y proteger a las personas y sus comunidades, nunca hay una excusa para violencia", dijo el mandatario en conferencia de prensa. 

Por su parte el gobernador Nixon había señalado que la gente que protesta por la muerte de Michael Brown tiene "el absoluto derecho" mientras sea respetada la seguridad de otras personas.

Aunque reconoció que la crisis iba en aumento.

"La situación empeora en Ferguson y es profundamente preocupante; no representa lo que somos como habitantes de Missouri ni como estadounidenses", señaló Nixon en un comunicado.

Por otra parte, el famoso patólogo Michael Baden llevará a cabo una segunda autopsia al cuerpo del adolescente Michael Brown, dijo el abogado de la familia Anthony Gray.

Baden es reconocido por testificar en los juicios de OJ Simpson, Phil Spector y Drew Peterson.

Con información de Jason Hanna, Ben Brumfield, Shimon Prokupecz, Steve Kastenbaum, Evan Perez, Joe Sutton y Greg Botelho

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×