El gobernador de Texas se presenta ante la corte... y luego va por helado

Rick Perry acudió a la corte de Travis por los dos cargos que enfrenta por presunto abuso de poder; le tomaron sus huellas digitales
Texas envía 1,000 guardias a frontera con México
/
(Reuters) -

El gobernador de Texas, Rick Perry, se presentó desafiante este martes en la corte del condado de Travis en Austin, por dos cargos de delito grave alegados en una acusación interpuesta la semana pasada.

El político del Partido Republicano, posible candidato a la presidencia de Estados Unidos en 2016, asistió voluntariamente ante un juez, para registrar sus huellas y tomarse la foto de ficha policial.

LEER: El gobernador de Texas enfrenta un par de cargos

“Voy a entrar a esta corte con mi cabeza en alto, sabiendo que las acciones que tomé no solamente fueron lícitas y legales, sino que también fueron lo correcto”, le dijo Perry a los reporteros.

“Voy a luchar contra esta injusticia con cada parte de mi ser y vamos a prevalecer porque estamos a favor de la aplicación de la ley”, comentó. Su primera aparición ante la corte será el viernes.

Luego de acudir a la corte voluntariamente, el gobernador texano subió una foto a su cuenta de Twitter en la que se le ve comiendo un helado.

El pasado 15 de agosto el gobernador fue acusado por cargos relacionados con sus esfuerzos para tratar de forzar a un fiscal de distrito local para dimitir.

Los dos cargos contra el republicano Perry se derivan de su amenaza de vetar fondos para una unidad de integridad pública dirigida por una fiscal y de pedir su renuncia.

En junio de 2013 el gobernador vetó el presupuesto de 7.5 millones de dólares para la unidad dirigida por Rosemary Lehmberg, después de que ella rechazó su demanda a dimitir tras ser detenida por conducir ebria.

El equipo legal de Perry insiste que tiene el derecho legal de pedir la remoción de Lehmberg, y argumenta que no el gobernador no tiene una obligación legal para explicar su veto.

Perry dijo este martes que haría lo mismo de nuevo si se encontrara con la misma situación.

Muchos Republicanos y Demócratas han salido en defensa de Perry. Incluso la candidata del Partido Demócrata a la gubernatura de Texas, Wendy Davis, fue más suave que su partido, que solicitó que Perry renunciara.

“Se le está acusando de cargos muy serios y como abogada entiendo y confió en el sistema de justicia y sé que hará su trabajo”, dijo el lunes la política.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Perry enfrenta los meses finales en su cargo tras 14 años de estar en el poder en Texas, y no está claro que tanto le impactarán los cargos en sus aspiraciones presidenciales.

Es un secreto a voces que está construyendo la base para una segunda campaña rumbo a la Casa Blanca tras su desastroso esfuerzo en 2012 y visitará varios estados de la nación norteamericana en las próximas semanas.

Ahora ve
Trump causa nueva polémica por supuestas condolencias a la viuda de un soldado
No te pierdas
×