Ataques aéreos de EU contra ISIS en Siria: quién apoya y quién no

Varias naciones de Medio Oriente ayudan a Estados Unidos en su lucha contra el Estado Islámico, pero hay otros que se mantienen al margen
¿Cómo será la lucha internacional contra ISIS?
Autor: Jethro Mullen
(Reuters) -

La campaña de ataques aéreos contra ISIS en Siria ha unido a varios países árabes en acción junto a Estados Unidos.

Los analistas dicen que la participación de las principales naciones musulmanas sunitas en una lucha contra el extremismo sunita de ISIS es crucial.

"Creo que es muy importante de cara al futuro, pues demuestra que hay países árabes dispuestos a poner su reputación en la línea", dijo el teniente coronel retirado Rick Francona, un oficial de inteligencia, veterano de la Fuerza Aérea y analista militar de CNN.

LEE: Petróleo y decapitaciones: así funciona ISIS

Pero también hay algunos aliados de Estados Unidos y las potencias regionales que brillan por su ausencia en la nueva fase del conflicto con ISIS.

Aquí está la verdad de quién está participando y por qué, y quién se va a quedar al margen.

¿Quién participa?

Arabia Saudita: La nación más grande y más influyente del Golfo ha luchado con Estados Unidos en los conflictos previos, incluyendo la Operación Tormenta del Desierto en la década de 1990. Las rápidas ganancias de ISIS en Siria e Iraq han levantado la alarma en el reino rico en petróleo. El gobierno de Arabia Saudita ya ha acordado entrenar combatientes rebeldes moderados en su territorio, de acuerdo con funcionarios estadounidenses.

Jordania: El reino árabe ha experimentado una gran cantidad de efectos colaterales por los disturbios en Siria e Iraq. Ha recibido un gran número de refugiados a través de sus fronteras con ambos países. La participación de Jordania en los ataques aéreos es parte de su "posición sobre la lucha contra el terrorismo y la protección de su seguridad y fronteras", dijo el portavoz del gobierno jordano Mohammed Al Momani a CNN árabe. El país también afirma tener fuertes recursos de inteligencia en ISIS.

Emiratos Árabes Unidos: El país ya había ofrecido apoyar los ataques de Estados Unidos contra ISIS. También alojará los jets de combate australianos en su suelo. Los Emiratos Árabes Unidos contribuyeron con aviones a la coalición internacional que intervino en Libia en 2011.

Bahrein: Un aliado clave de Estados Unidos en la región, pues esta nación alberga la Quinta Flota de la Marina estadounidense. Como participante regular en las coaliciones lideradas por Estados Unidos, su participación en los ataques aéreos no es sorprendente.

Qatar: La nación del Golfo ya había cooperado con vuelos humanitarios para ayudar a los esfuerzos contra ISIS en Iraq. Sin embargo, su participación en los ataques militares en Siria aumenta significativamente su compromiso. Qatar ha tensado las relaciones con Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos por su disposición de proporcionar refugio a los miembros de la Hermandad Musulmana, que defiende un Islam político temido por otros varios otros gobiernos de la región.

¿Quién no participa?

Turquía: Aunque es un miembro de la OTAN y uno de los países más afectados por la guerra civil siria, Turquía no participa en la primera ola de ataques aéreos contra ISIS, lo que levantará algunas cejas. El país está absorbiendo un gran número de refugiados del conflicto y es visto como un importante punto de tránsito para los combatientes extranjeros que unen ISIS y otros grupos armados.

Hasta hace poco, el país tenía una razón de peso para mantenerse al margen de la acción militar en contra de ISIS: 49 de sus ciudadanos, incluidos diplomáticos y sus familias, eran rehenes de los militantes. Esos prisioneros fueron puestos en libertad el fin de semana. A partir de ello, el papel de Turquía en la lucha contra ISIS será seguido de cerca.

Egipto: Otra nación grande, influyente en Medio Oriente que recibe ayuda militar de Estados Unidos. Se considera que Egipto tiene el poder aéreo para llevar a cabo ataques en la región. El Cairo ha negado las afirmaciones recientes de que en conjunto con los Emiratos Árabes Unidos había llevado a cabo ataques aéreos secretas contra los islamistas en Libia.

Irán: La República Islámica es un jugador muy influyente tanto en Siria e Iraq, donde apoya a los gobiernos liderado por los chiítas. El extremismo sunita de ISIS es un feroz desafío para el dominio de Irán en la región, pero las históricas tensiones de Teherán con Washington es extremadamente difícil que surja algún vínculo con la coalición. A principios de este mes, el líder supremo, el ayatola Jamenei, rechazó la idea de la cooperación, acusando a Estados Unidos de planear la acción militar contra ISIS para "dominar la región".

Reino Unido: Un aliado cercano de EU en los últimos conflictos en el Medio Oriente, ahora dice que no está involucrado en los ataques aéreos sobre ISIS en Siria. ISIS ya ha matado a un rehén británico este mes y ha amenazado la vida de otro. Informes en los medios de comunicación británicos sugieren que el primer ministro David Cameron puede buscar la aprobación parlamentaria para participar en ataques aéreos contra ISIS en Iraq. Cameron ha prometido ayuda para armar a las fuerzas kurdas que luchan contra ISIS y continuar suministrando ayuda humanitaria.

Francia: El ejército francés comenzó los ataques aéreos contra ISIS en Iraq la semana pasada, utilizando aviones de combate Rafale para atacar un almacén logístico. Pero el ministro de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, dijo el lunes que Francia no tiene planes de ampliar los ataques en Siria. "El presidente francés ha dicho que no tenemos intención de hacer lo mismo en Siria, quiero decir por el aire", dijo en el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York. Pero París ayudará a "la oposición moderada en Siria", dijo.

Becky Anderson contribuyó con este reporte.

Ahora ve
El ataque más mortífero en la historia de Somalia deja más de 100 muertos
No te pierdas
×