El presidente de Burkina Faso renuncia en respuesta a la ola de protestas

El mandatario puso fin a un régimen de 27 años luego de que los manifestantes se opusieran con violencia a una extensión de su mandato
El terror de ISIS a través de sus excombatientes
Merieme Arif y Chelsea J. Carte
Autor: Merieme Arif y Chelsea J. Carte
(Reuters) -

El presidente de Burkina Faso renunció a su cargo tras una ola de protestas violentas que exigían el fin de su mandato tras 27 años en el poder en el país de África occidental.

El presidente Blaise Compaoré había dicho el jueves que dejaría el poder tras una elección democrática, pero este viernes fue publicado el anuncio de su renuncia a través de una comunicado leído en los medios del país.

Su decisión se basa en el deseo de preservar la paz y permitir que una autoridad de transición encabece al país hasta una elección, según el comunicado.

El Ejército tomó el control el jueves y estableció un toque de queda desde el anochecer hasta el amanecer en lo que un general describe como un esfuerzo para proteger vidas y restaurar el orden.

Los disturbios se ha apoderado de Burkina Faso —un socio clave para los países occidentales en la campaña contra al Qaeda—, donde las protestas contra el gobierno de Compaoré se tornaron violentas el jueves.

Los manifestantes irrumpieron en el Parlamento y prendieron fuego al edificio.

El general Honore Nabere Traore dijo a los periodistas en la ciudad capital de Ouagadougou que la disolución del gobierno era por el mejor interés del país.

"Una autoridad provisional se estableció con el fin de preparar las condiciones para el retorno al orden constitucional dentro de un período de 12 meses a más tardar", dijo Traore.

En un comunicado del jueves del gobierno leído en la radio nacional, Compaoré pidió que el fin a la violencia. También retiró una propuesta de enmienda constitucional que incluía una disposición que le permitiría buscar un nuevo mandato en el cargo, de acuerdo con el comunicado.

Compaore estuvo en el cargo desde que asumió el poder tras un sangriento golpe de Estado en 1987. La oposición exigía su dimisión inmediata.

En Bobo-Dioulasso, la segunda ciudad más grande del país, reportes indicaron que los manifestantes derribaron una estatua de Compaoré.

El incidente se produjo tras el asalto del edificio del Parlamento, donde los legisladores iban a votar sobre una moción para permitir que Compaoré extendiera su mandato.

Los vuelos desde y hacia Ouagadougou han quedado suspendidos, de acuerdo con la Embajada de Burkina Faso en Washington. El personal de la embajada dijo a CNN que se mantenía la expedición de visados, pero que no había vuelos en este momento.

Países de Occidente, en particular Francia, consideran a Burkina Faso un aliado clave en la lucha contra al Qaeda. El país era conocido como la República de Alto Volta cuando fue creada en 1958 como una colonia autónoma de Francia.

Faith Karimi, Pierre Meilhan y Elwyn Lopez contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Hallan gigantesca área de contaminación oceánica del tamaño de México
No te pierdas
×