Ejecuciones públicas y fosas comunes: ISIS ataca una tribu sunita en Iraq

Unos 50 miembros de la tribu Albu Nimr fueron secuestrados y se cree que están muertos, y en una fosa fueron encontrados 200 cuerpos
Nuevos aliados se suman en la lucha contra ISIS
Autor: Odai Sadik, Chelsea J. Carter y Todd Leopold
(Reuters) -

Ellos fueron sacados de sus casas, algunos de sus camas, en medio de la noche.

Eran padres, hermanos e hijos, miembros de la tribu Albu Nimr aliada de Estados Unidos, el clan sunita considerado uno de los últimos reductos contra ISIS en el desierto occidental de Iraq.

Cerca de 50 miembros de la tribu fueron secuestrados en la localidad de Hit, de la provincia de Anbar, al oeste de Bagdad, durante las primeras horas de la mañana del sábado, dijo el jeque Nabil al Ga'oud, un líder tribal.

Su destino es desconocido. Pero al Ga'oud y otros creen que probablemente estén muertos, lo que los convertirían en las últimas víctimas de ISIS, que ha matado a cientos de miembros de la tribu en ejecuciones masivas en los días recientes.

La tribu Albu Nimr, que cuenta con decenas de miles, está dispuesta a luchar para recuperar Hit, dijo al Ga'oud. La ciudad fue tomada el mes pasado por los combatientes ISIS después de semanas de lucha contra los miembros de la tribu.

Hit y la vecina Ramadi eran reductos en la provincia dominada por los sunitas de Anbar, luego de que ISIS llegó desde Siria, tomando una ciudad tras otra en esa provincia occidental.

Preparan un contraataque

Albu Nimr cuenta con una fuerza dispuesta a atacar Hit, pero necesitan la aprobación final del gobierno y también tratar de coordinarse con los estadounidenses, dijo al Ga'oud.

Anbar fue el escenario de una sangrienta insurgencia durante la guerra liderada por Estados Unidos en Iraq hasta que un levantamiento de las tribus sunitas, incluyendo la de Albu Nimr, que en 2006 expulsó a al Qaeda en Iraq, el precursor a ISIS, también conocido como ISIL.

Las autoridades estadounidenses sostienen que el apoyo iraquí para las tribus sunitas que van a la ofensiva contra ISIS será una parte necesaria en el esfuerzo para derrotar a los militantes, que se refieren a sí mismos como el Estado Islámico.

En una conferencia de prensa esta semana, el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto del Estado Mayor, señaló la posibilidad de ayudarlos y que el gobierno iraquí aún no había solicitado el apoyo militar estadounidense en este punto.

"Es por eso que tenemos que ampliar la misión de asesoría y asistencia en la provincia de Anbar", dijo Dempsey. "Pero la condición previa para ello es que el gobierno de Iraq esté dispuesto a armar a las tribus".

Lee: Las kurdas de YPG, temibles enemigas de ISIS

Ejecuciones públicas

El secuestro y presunto homicidio de los miembros de la tribu viene después de que informes señalaron que hubo ejecuciones públicas y descubrimiento de fosas comunes que contienen los cuerpos de los miembros de una tribu asesinada por ISIS.

Los cuerpos de unos 200 miembros de Albu Nimr fueron encontrados en una fosa común, dijo un funcionario de seguridad iraquí a CNN. Los miembros de la tribu fueron capturados por los combatientes ISIS después de que tomaron el control de la zona, dijo el funcionario.

Otros 48 miembros de la tribu se marcharon por las calles antes de que fueran ejecutados públicamente, dijo el funcionario.

Y una fosa común fue encontrada en las cercanías de Ramadi, de acuerdo con informes de los medios iraquíes. Un video de esas ejecuciones se había subido a internet.

"Estamos profundamente preocupados por los informes de ejecuciones masivas de miembros de tribus sunitas en la provincia de Anbar por ISIL y condenamos enérgicamente las acciones brutales que ISIL sigue realizando contra el pueblo iraquí", dijo la vocera del Departamento de Estado de Estados Unidos, Jen Psaki.

"Los crímenes indiscriminados de ISIL demuestran, una vez más, que ataca a todos los iraquíes, independientemente de la fe o de la región", agregó.

Albu Nimr contraataca

La tribu Albu Nimr es conocido por su capacidad de lucha y resistencia.

Un informe de la Brookings Institution 2003 indicó que aunque la mayoría de las tribus sunitas iraquíes eran leales a Saddam Hussein en los días en que gobernó el país, la tribu Albu Nimr se habían opuesto al mandatario en 1995 después de una ejecución.

La protesta fue reprimida por las fuerzas paramilitares leales a Hussein.

En general, sin embargo, Saddam respetaba a Albu Nimr.

Desde la caída de Saddam, la tribu se había opuesto a al Qaeda en Iraq. También fueron parte del levantamiento sunita del año pasado contra el ex primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, y su gobierno dominado por los chiitas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ellos han estado luchando contra ISIS, pero dicen que no han recibido mucho apoyo por parte del gobierno iraquí y miembros de la coalición internacional.

Mohammed Tawfiq, Hamdi Alkhshali y Jim Sciutto contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
CNDH concluye que hubo “graves violaciones a los derechos humanos” en Nochixtlán
No te pierdas
×