Un palestino que arrolló a tres soldados israelíes en Jerusalén se entrega

El hombre es investigado por el incidente ocurrido afuera de un campo de refugiados palestinos al sur de Belén
La policía de Israel mata al agresor de un rabino
(Reuters) -

El palestino que este miércoles embistió con su coche a tres soldados de Israel al sur de la ciudad de Belén se entregó este jueves, anunció el Ejército.

"El palestino sospechoso de atropellar a los tres soldados la pasada noche se entregó a las fuerzas de seguridad, y ha sido llevado para someterse a una investigación", indicó el Ejército israelí en un comunicado.

Previamente, las fuerzas de seguridad israelíes informaron que un soldado se encontraba en estado crítico y dos presentaban heridas leves, según el portavoz del Ejército, el teniente coronel Peter Lerner, en su cuenta Twitter.

El conductor huyó en un inicio. Según un comunicado policial, el incidente ocurrió en las afueras del campo de refugiados palestino de El Arub, al sur de Belén, y el auto llevaba matrícula palestina.

Este fue el segundo atentado con un coche conducido por un palestino contra fuerzas de seguridad israelíes en Jerusalén este miércoles, luego de fuertes enfrentamientos en la Explanada de las Mezquitas.

En el primer incidente un hombre arrolló con su coche a varias personas, matando a un agente israelí y dejando al menos nueve heridos, dos de ellos de gravedad. En este ataque la policía mató al palestino sospechoso de haberlo realizado.

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu aseguró que el ataque era "consecuencia directa de los actos de Abu Mazen (el presidente palestino Mahmud Abas) y de Hamas, por exacerbar los ánimos".

El movimiento radical Hamas calificó al palestino que mató a un policía de "héroe-mártir, al igual que Abdelrahmán Shalodi y Muataz Hijazi", autores del intento de asesinato de un rabino ultranacionalista israelí.

Los ataques ocurrieron tras el llamamiento de extremistas judíos a visitar en masa la explanada para apoyar a Yehuda Glick, el rabino defensor del derecho de los judíos a rezar en este lugar, que recibió disparos el 29 de octubre.

Durante la visita de los activistas judíos este miércoles, el acceso a la explanada fue prohibido a los musulmanes. 

Unos veinte de ellos, que habían permanecido dentro de la mezquita de Al Aqsa, lanzaron piedras y petardos a los agentes israelíes que se encontraban allí, según la versión de la policía, y fueron desalojados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los altercados entre los agentes israelíes y los palestinos no se hicieron esperar en los alrededores de la Explanada este miércoles y acabaron con 39 heridos, seis de ellos graves, explicó Amin Abu Ghazali, de la Media Luna Roja.

Los palestinos pidieron este miércoles al Consejo de Seguridad de la ONU que presione a Israel para que adopte medidas que pongan fin a la violencia en los alrededores de la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén Este, y advirtió de posibles choques religiosos.

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×