ISIS sufre reveses en Iraq. ¿Ha llegado a su límite?

El grupo islámico enfrenta nuevos desafíos tras los ataques aéreos de la coalición, que han cortado sus líneas de comunicación y suministro
Las mujeres no se salvan de la crueldad de ISIS
Tim Lister
Autor: Tim Lister
(Reuters) -

¿El Estado Islámico en Iraq y Siria (ISIS) finalmente empezó a sentir la presión? Surgen los primeros signos de que los ataques aéreos de la coalición, aunados a la mayor eficacia de las fuerzas iraquíes y kurdas están obligando a ISIS a cambiar su conducta y están causando terribles pérdidas tanto territoriales como humanas.

Los analistas dicen a CNN que es demasiado pronto para decir que ISIS "ha llegado a su límite". Controla grandes extensiones del norte y el oeste de Iraq, así como gran parte del noreste de Siria, además de que su autoridad draconiana reina en zonas tan distantes entre sí como Anbar, en el oeste de Iraq, y la provincia de Alepo, en el norte de Siria. ISIS sigue recibiendo el respaldo y la lealtad de otros grupos yihadistas, principalmente en Libia y Egipto.

Sin embargo, hay signos de que ISIS está bajo presión, especialmente en Iraq, ya que sus líneas de comunicación y suministro se han visto interrumpidas en algunas zonas, sus personajes principales son blanco de los ataques aéreos y sus fuentes de ingresos están bajo amenaza.

Lee: 'Coalición contra ISIS tiene miedo, es débil'

Lauren Squires, investigadora del Instituto para el Estudio de la Guerra que ha seguido de cerca al grupo, dice: "ISIS se está enfrentando a la infeliz experiencia de perder el factor sorpresa".

"Mosul cayó en junio porque nadie pensó que Mosul caería… ISIS ha aprovechado que los gobiernos de Iraq y Occidente no esperaban que fueran tan rápidos y agresivos como lo han sido", dijo Squires a CNN.

Ahora tal vez se entiendan mejor los puntos fuertes y débiles del grupo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo en una entrevista que es inminente la siguiente fase de la campaña contra ISIS. "Los ataques aéreos han sido muy efectivos para degradar las capacidades de ISIS y para frenar su avance", dijo en el programa Face the Nation de la cadena estadounidense CBS.

"Ahora lo que necesitamos son tropas terrestres, tropas terrestres iraquíes que puedan empezar a hacerlos retroceder" con la ayuda de la extensión del entrenamiento y la asesoría de Estados Unidos, dijo.

"Miedo a congregarse"

Usualmente no hay más que unos cuantos ataques aéreos de las naves estadounidenses y la coalición en Iraq (y ataques estadounidenses en Siria) a causa del mal clima y de la necesidad de evitar que haya víctimas civiles. Sin embargo, parece que los ataques han limitado la libertad de movimiento de ISIS y destruido parte de su equipo militar, así como refinerías de petróleo que les aportan recursos.

La semana pasada, el general Lloyd Austin, quien encabeza el Mando Central de Estados Unidos, dijo que ISIS "tiene miedo a congregarse en cantidades considerables".

"Saben que si podemos verlos, vamos a atacarlos y vamos a arremeter contra nuestros blancos", dijo en un foro en el Atlantic Council en Washington.

Squires secundó: "ISIS está dando señales de estrés ya que ahora casi no se mueven ni maniobran en caravanas nutridas. Hemos visto imágenes de ISIS moviéndose en motocicletas y en camiones individuales a diferencia de hace unos meses, cuando se movían en caravanas".

Los ataques recientes también indican que los ataques iraquíes y de la coalición se están beneficiando de la mejor información de inteligencia sobre los movimientos de los altos mandos de ISIS. A principios de esta semana, una televisora iraquí afirmó que un asistente del líder de ISIS, Abu Bakr al Baghdadi, había muerto en un ataque aéreo en Fallujah, días después de que Estados Unidos anunciara que habían atacado una caravana de personajes importantes de ISIS cerca de Mosul.

Lee: ISIS contaría con un nuevo aliado en Egipto

El mismo ISIS ha reconocido indirectamente el impacto de los ataques aéreos: publicó un video sobre el valor de las trincheras y los refugios subterráneos. Un combatiente que estaba en un refugio cerca de Fallujah dijo: "si se ven aviones en el cielo, los hermanos pueden ocultarse hasta que se hayan ido", según una traducción del SITE Intelligence Group.

Sin embargo, los ataques aéreos no pueden evitar por sí solos que sigan tomando territorios. Este grupo "entiende cómo implementar la paciencia en las operaciones", dice Squires. ISIS también está organizado a nivel provincial y los comandantes locales tienen una autonomía considerable, lo que les da flexibilidad y agilidad para explotar rápidamente las debilidades del enemigo.

"Aunque la información de inteligencia revele la ubicación de la dirigencia de ISIS para poder matarlo (al líder Abi Bakr al Baghdadi) por medio de un ataque, esta clase de golpe a la organización no afectaría las operaciones ni afectaría la conducta cotidiana del grupo", dijo a CNN.

Las fuerzas iraquíes se reagrupan

La principal razón por la que ISIS avanzó rápidamente hacia el sur a través de Iraq a mediados de 2014 fue que las Fuerzas de Seguridad de Iraq (FSI) fracasaron lamentablemente en oponer resistencia alguna. Reforzadas con la milicia chiita conocida como Unidades de Movilización Popular, las FSI están empezando a contraatacar en algunos lugares.

"Las unidades del Ejército que contaban con el respaldo, y en ocasiones con la guía de las milicias chiitas, indudablemente ganaron un impulso muy necesario, aunque ISIS ha demostrado una capacidad sorprendente para defenderse bajo presión", dice Charles Lister, investigador visitante de la Brookings Institution en Doha.

Parece que se está llevando a cabo una muy postergada reestructuración del Ejército. El primer ministro de Iraq, Haider al Abadi, anunció el miércoles que despedirían a 26 comandantes y que se jubilaría a otros 10. Para muchas personas esta es la primera maniobra para despolitizar el Ejército. El predecesor de Abadi, Nuri al Maliki, había nombrado altos mandos con base en lealtades políticas y no en el profesionalismo y pasó por alto las limitaciones institucionales a sus facultades.

Los resultados de la reestructuración tardarán en mostrarse, pero el Ejército iraquí probó el éxito esta semana al recuperar Baiji, una importante ciudad petrolera de unos 200,000 habitantes al norte de Bagdad que ISIS había tomado en junio.

La recuperación de Baiji deja vulnerable a Mosul, el mayor tesoro de ISIS. Aunque aún no hay desafío al control de ISIS sobre la segunda mayor ciudad de Iraq, parece que tiene graves problemas para gobernar. El suministro de agua y energía eléctrica es esporádico, de acuerdo con los habitantes a los que CNN contactó recientemente. Los precios de los alimentos han aumentado drásticamente. ISIS está persiguiendo a cualquier persona a la que considere fuente de disidencia. Un periodista iraquí al que CNN contactó dijo que secuestraron a seis colegas a finales de octubre; no los han visto desde entonces.

Lee: Fuerzas iraquíes ganan terreno a ISIS

Hace poco, ISIS anunciaba los servicios sociales que brindaba en Mosul y publicaba fotos en las que mostraba la "prosperidad" de la que disfrutaban los habitantes "al abrigo del Califato". Ahora, la atmósfera es muy distinta a causa de los ataques aéreos de la coalición en contra de las caravanas de ISIS y los edificios en los alrededores de la ciudad.

Los habitantes dijeron a CNN que ISIS había perdido a muchos combatientes desde que iniciaron los ataques aéreos y que estaban presionando a las familias para aportar reclutas. Agregaron que ISIS había perdido la confianza de los habitantes de Mosul y que ha habido varios ataques contra los militantes por parte de las nuevas "brigadas" ciudadanas.

Esas pruebas anecdóticas no son suficientes para indicar que ISIS está a punto de perder Mosul, pero la pérdida de Baiji "amenaza a un corredor central del califato de ISIS" y podría aislar las zonas de operación militar de ISIS, según el Instituto para el Estudio de la Guerra.

Occidente de Iraq

Al oeste de Bagdad, ISIS aún controla gran parte de la provincia de Anbar. Hace un mes parecía que el grupo estaba cercando la capital. Estaban presentes en partes de Abu Ghraib, no lejos del aeropuerto internacional. Hubo ataques con morteros en la Zona Internacional de Bagdad, en donde se concentran las oficinas gubernamentales y las embajadas. ISIS también ha conservado Fallujah y gran parte de Ramadi, las dos mayores ciudades al oeste de Bagdad, durante gran parte de este año.

Sin embargo, el panorama ha cambiado un poco luego de que el Ejército y la milicia chiita recuperaran la ciudad de Jurf al Sakhar, en la vecina provincia de Babil.

Los esfuerzos de los iraquíes por revertir los triunfos recientes de ISIS en la provincia de Anbar deberían beneficiarse de la llegada de los entrenadores y asesores estadounidenses. De acuerdo con Lauren Squires, "creemos que las fuerzas estadounidenses están en la base aérea de Al Asad para entrenar a los miembros de las tribus sunitas para que emprendan una contraofensiva en Hit", una ciudad cercana de la que ISIS se apoderó sangrientamente en octubre tras derrotar a la resistencia de una tribu local.

Squires cree que la misión de entrenamiento es "una solución muy táctica a un problema muy estratégico". 

Un enemigo decidido y adaptable

Aunque hay indicios de avances en la campaña contra ISIS, los analistas destacan que podría fácilmente optar por cambiar la guerra convencional por una insurgencia estilo guerrilla y ataques terroristas. Esto ya es notorio en Baiji, en donde han perpetrado ataques suicidas contra mezquitas chiitas y mercados que mantienen en alerta a la ciudad.

El grupo está preparado para sufrir (e incluso espera) grandes bajas para cumplir con sus objetivos. Charles Lister lo describe como una "ideología milenaria… para ISIS, la idea de enviar docenas y docenas de combatientes a la muerte en Kobani no es una pérdida tan grande como podrían creer los estrategas occidentales".

Parece que ahora ISIS está reforzando el asedio a Kobani a pesar de que son vulnerables a los ataques aéreos y que aparentemente consideran que la victoria sería un símbolo de su habilidad. "Quieren dejar ver a la comunidad yihadista mundial que tienen impulso", dice Squires.

Nadie espera que ISIS se derrumbe frente a unas fuerzas iraquíes y kurdas más eficientes y los ataques aéreos limitados de la coalición. Pero parece que sus días de conquistas rápidas han terminado y conservar lo ganado representa una serie de desafíos… aun cuando los ataques aéreos no mermen a su dirigencia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Desde el punto de vista de Charles Lister, "ISIS se enfrenta a grandes desafíos a largo plazo, entre ellos mantener sus alianzas tácitas en Iraq y conservar la capacidad de brindar servicios suficientes a los civiles para garantizar un nivel necesario de aceptación".

William McCants, investigador del Centro de Políticas de Medio Oriente de Brookings, dice que al haber declarado un califato y la creación del Estado Islámico, ISIS tendrá mucho que perder cuando tenga que retirarse. "Si le quitas el territorio al Estado y expones su crueldad y su rapacidad, desacreditarás al portaestandarte de la idea", escribió en la revista Foreign Affairs. "Incluso podrías desacreditar la idea misma".

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×