"He olvidado todo, menos la muerte de mi perro 'Excálibur'": Teresa Romero

La mujer infectada con Ébola en España emprende acciones legales por lo que dijeron de ella y por el sacrificio de su perro
Teresa Romero Ramos, la española infectada con ébola, junto  Teresa Romero Ramos, la española infectada con ébola, junto a su perror Excálibur, que fue sacrificado por autoridades de salud
| Otra fuente: CNNEspañol

Primero limpió su cuerpo del ébola. Ahora va por la limpieza de su nombre.

Teresa Romero, la primera persona que contrajo el virus en España, va por las vías legales contra las autoridades sanitarias de Madrid, por lo que dijeron de ella y por sacrificar a su perro Excálibur.

Romero dice que se enteró por los medios de que tenía el virus.

"Yo me entero por el teléfono móvil, que lo tenía todo el tiempo en mi habitación, y lo enciendo y lo primero que veo es una portada en un periódico con mi fotografía y la de mi perro Excálibur, y leo que ella ya había dado dos positivos, y me entero de esa manera. A mí nadie me confirma ningún diagnóstico".

Leer:¿Se debió de salvar a 'Excálibur', el perro sospechoso de contraer ébola?

Con su abogado, Romero emprende acciones legales pidiendo 375,000 dólares en indemnizaciones por las palabras del entonces consejero de Sanidad de Madrid—que la responsabilizó de la situación y de las que se retractó— y por el sacrificio de Excálibur, por temor a que pudiera estar infectado.

El perro fue objeto de una gran campaña en redes sociales para intentar salvar su vida, mientras Romero luchaba contra el ébola en el hospital.

"Yo he olvidado todo, menos lo de la muerte de Excálibur, que no es la muerte en sí, sino la forma en la que se hizo, sin saber si el perro estaba infectado o no".

Para Romero, lo sensato hubiera sido poner al perro en cuarentena y vigilarlo, no sacrificarlo.

"Para ellos es más fácil hacerlo así (...) es un atentado, una falta de sensibilidad y de poca humanidad. No, muy feo, muy feo, todo".

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×