Asesinato de policías fue ataque a cada uno de los neoyorquinos: alcalde

Las autoridades investigan otras amenazas a policías publicadas en redes sociales tras el asesinato de los dos uniformados de Nueva York
Nueva York vive su propio caso Ferguson
Holly Yan, Ashley Fantz y Shimon Prokupecz
Autor: Holly Yan, Ashley Fantz y Shimon Prokupecz
(Reuters) -

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, llamó este lunes a dejar a un lado los debates y protestas y centrarse en las familias de los oficiales de policía asesinados durante el fin de semana.

"Fue un ataque a cada uno de los neoyorquinos y tenemos que verlo como tal", dijo durante un mensaje a los medios.

Los oficiales muertos Wenjian Liu y Rafael Ramos son "ahora nuestra familia y nosotros estamos junto a ellos", dijo de Blasio."Nuestra primera obligación es respetar estas familias en duelo".

De Blasio afirmó este lunes en rueda de prensa que este momento de duelo para las familias de los dos policías del NYPD es propicio para que los neoyorquinos estén unidos.

Tras reunirse con las dos familias de los oficiales caídos, De Blasio mencionó que los parientes de los policías contarán siempre con el apoyo de las autoridades de Nueva York.

“Es un momento para que todos estemos con las familia, podemos hacerlo respetando el dolor, el duelo de este proceso, que se puedan llevar a cabo los funerales, esa es la manera correcta de conmemorar a los policías", expresó el alcalde de Nueva York.

Más temprano, De Blasio y el comisionado de Policía, William Bratton, visitaron los hogares de los oficiales y hablaron con sus familias, dijo el Departamento de Policía de Nueva York.

Su visita se produjo en medio de intensas críticas de algunos exlíderes de Nueva York, que afirman que de Blasio abanicó tensión entre el público y la policía en los comentarios que ha hecho sobre las protestas por el caso Eric Garner. 

Garner, un hombre negro de Nueva York, murió después de ser estrangulado por la policía este verano. La indignación nacional creció después de que el funcionario en cuestión no fue acusado.

Otros han dicho a De Blasio no debe buscar un chivo expiatorio de cualquier tipo, ya que el el atacante fue el único responsable por el derramamiento de sangre.

El sábado por la tarde, a plena luz del día, Liu y Ramos estaban sentados en su coche patrulla en el barrio Bedford-Stuyvesant. Los dos, que normalmente trabajan en el centro de Brooklyn, habían sido asignados en esa zona debido a sus altos índices de criminalidad.

Testigos vieron a Ismaaiyl Brinsley, de 28 años de edad, subir al coche y dispararles. Apenas unas horas antes, Brinsley había estado en Baltimore donde disparó e hirió gravemente a su exnovia, dijo la policía.

Lee: Brinsley tuvo una infancia violenta, dice su mamá

Él transmitió su intención de matar a policías en las redes sociales.

El ataque

Liu y Ramos estaban sentados en su patrulla en una zona de alta criminalidad de Brooklyn, cuando –sin previo aviso– el pistolero les disparó en la cabeza.

"Ellos, sencillamente, fueron asesinados", dijo el comisionado de la Policía de Nueva York, William Bratton.

La policía dijo que el pistolero era Ismaaiyl Brinsley, de 28 años de edad. Horas antes de matar a Liu y Ramos, cerca de Baltimore, Brinsley le disparó a su exnovia. La mujer, Shaneka Nicole Thompson, de 29 años de edad, recibió un disparo en el estómago, pero sobrevivió.

Una serie de mensajes supuestamente publicados en las redes sociales por Brinsley dieron inquietantes indicios de que la policía sería su siguiente objetivo.

Las advertencias

Uno de los amigos de la exnovia fue quien alertó a la policía del condado de Baltimore sobre los preocupantes mensajes publicados en Instagram, los cuales, según creía él, provenían de Brinsley.

"Estas publicaciones incluían amenazas manifiestas de matar a agentes del orden público", dijo la policía. Y parecían haber sido publicadas en Brooklyn, Nueva York.

"Hoy les pondré alas a los cerdos", leía una publicación de Instagram, según indicó la policía. "Se llevan a uno de los nuestros, entonces nosotros nos llevaremos a dos de los suyos".

Alrededor de las 2:10 de la tarde, 40 minutos después de hablar con el amigo, la policía del condado de Baltimore dijo que llamó a la policía de Nueva York para advertirles al respecto. Luego enviaron por fax un cartel de "se busca" con la foto de Brinsley.

"El sospechoso está armado con una pistola de 9 mm y ha publicado fotos en Instagram diciendo que hoy le disparará a un agente de policía", decía una descripción en el volante.

Pero ya era demasiado tarde. Robert Boyce, jefe de detectives de la Policía de Nueva York, dijo que mientras la policía de Nueva York divulgaba la advertencia, Brinsley emboscó y mató a los dos agentes.

Posteriormente, en una estación de metro cercana, a Brinsley se le encontró muerto con una herida de bala autoinfligida.

Las víctimas

Tanto Liu como Ramos soñaban con ser policías, dijo Bratton.

Liu, de 32 años, hacía siete años que era policía y se casó hace apenas dos meses, informó WABC, afiliada de CNN. Ramos, de 40 años, se unió a la fuerza hace dos años, luego de pasar tres años como oficial de seguridad de escuela. Ramos era casado y tiene un hijo de 13 años de edad.

Jaden, el hijo adolescente de Ramos, publicó un mensaje desgarrador en Facebook.

"Hoy es el peor día de mi vida", escribió Jaden.

"Hoy le tuve que decir adiós a mi padre. Él siempre estuvo allí todos los días de mi vida, él era el mejor padre que podía pedir. Es horrible que a alguien lo maten a tiros simplemente por ser un agente de policía. Todos dicen que odian a los policías, pero son las personas a las que llaman para pedirles ayuda. Siempre te amaré y nunca me olvidaré de ti. Descansa en paz papá".

La indignación

Los asesinatos de los agentes de policía surgen después de meses de protestas por la muerte de los hombres negros desarmados a manos de agentes de policía.

En julio, los oficiales de la policía de Nueva York forcejearon con Eric Garner hasta derribarlo y un agente le hizo a Garner una llave de estrangulamiento alrededor de su cuello. Ese oficial no fue acusado.

Y en agosto, Michael Brown, de 18 años de edad, fue baleado por la policía en Ferguson, Misuri. Ese oficial tampoco fue acusado.

Pero nada justifica los asesinatos de los agentes Liu y Ramos, dijo Shaniqua Pervis, residente de Brooklyn.

"Esto no puede suceder. Si estás enojado con alguien, enójate con la persona con la que estás enojado. Ahora, tenemos a dos familias a las que les hará falta alguien para las fiestas", le dijo Pervis a WABC.

"¿Dónde está tu humanidad? Sé que existe una guerra y que quieren gritar a favor de la familia de Eric Garner y por todos aquellos que perdieron a alguien, pero tú no estás en su casa, en su césped... Se trata de dos agentes de la policía. Ni siquiera sabes si eran buenos o malos. No justifico esto y no lo apoyo".

La familia de Brown condenó los asesinatos del sábado.

"Rechazamos cualquier tipo de violencia dirigida hacia los agentes del orden público. Es algo que no se puede tolerar. Debemos trabajar juntos para lograr la paz en nuestras comunidades", dijo la familia en un comunicado.

"Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias de los agentes durante este momento increíblemente difícil".

El reverendo Al Sharpton dijo que la familia de Garner estaba indignada por los asesinatos de los policías.

"Cualquier uso que hagan de los nombres de Eric Garner y Michael Brown, en relación con cualquier tipo de violencia o la muerte de la policía, es reprobable y en contra de la búsqueda de la justicia en ambos casos", dijo Sharpton.

Otras amenazas

Después de la muerte de los dos agentes de policía de Nueva York, han surgido más amenazas contra la policía.

Un hombre de Memphis ha sido cuestionado después de que presuntamente publicara amenazas contra el Departamento de Policía de Nueva York, informó WREG, afiliada de CNN.

Daryl Lofton le dijo a la afiliada que la policía de Memphis y la Oficina de Seguridad Nacional lo interrogaron después de la muerte de los agentes del Departamento de Policía de Nueva York.

"Buen trabajo. Mátenlos a todos, voy en camino hacia Nueva York, #dispárenle a la policía, 2 más morirán mañana", leía una publicación de Instagram.

Y de vuelta a Nueva York, la policía dijo que un hombre de Brooklyn amenazó a la policía en Facebook.

Una imagen publicada en Facebook contiene un vehículo de la policía. La publicación no mencionó específicamente a la policía de Nueva York, pero estaba dirigida a la policía. La redacción exacta no fue dada a conocer por las autoridades.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La policía está investigando.

Shimon Prokupecz informó desde Nueva York; Holly Yan informó y escribió desde Atlanta. Ashley Fantz, Joshua Berlinger, Catherine E. Shoichet, Joe Sutton, Ray Sánchez y Rick Martin de CNN contribuyeron con este reportaje.

Ahora ve
El candidato de Trump a la DEA se retira tras escándalo de opioides
No te pierdas
×