Así ha respondido el mundo en la lucha contra el ébola

Laboratorios farmacéuticos de diversos países se han dedicado a encontrar tratamientos contra la fiebre hemorrágica en África
vacuna pruena
vacuna prueba  vacuna pruena
/
| Otra fuente: 1
NULL -

Con más de 20,600 infectados y 8,153 muertos por la fiebre hemorrágica del ébola, la epidemia ha despertado el interés mundial por combatirla. Desde hace meses, e incluso años, instituciones públicas y privadas han investigado el virus para desarrollar tratamientos contra esta enfermedad.

Países como Estados Unidos, Canadá, Suiza y Reino Unido, entre otros, han desarrollado tecnología que permite reducir las víctimas mortales de este virus por medio de diagnósticos, vacunas y medicamentos.

FOTOGALERÍA: 18 personajes que han marcado la lucha contra el ébola en 2014

Diagnóstico

El diagnóstico temprano es la forma más efectiva hasta ahora para tratar a los pacientes de ébola, indica la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su página de Internet. Por ello, los esfuerzos para detectar la presencia del virus en la sangre de los portadores ofrece la posibilidad de comenzar un tratamiento que merme los síntomas.

La farmacéutica Roche desarrolla actualmente una prueba que detecte la presencia del virus en tres horas, haciendo uso de equipo simple.  

“Esta prueba de diagnóstico molecular es fácil de utilizar y permite aportar una ayuda al personal sanitario para detectar rápidamente la presencia del virus y comenzar lo antes posible el tratamiento”, informó el director de explotación de la división diagnóstico de Roche, Roland Diggelmann en diciembre.

La OMS espera que el ébola se pueda diagnosticar en media hora y sea de bajo costo. Sin embargo, hasta ahora las pruebas siguen siendo complicadas y largas y cuestan alrededor de 100 dólares.

Vacunas

El proceso para elaborar nuevas vacunas se lleva, en los mejores términos, entre cinco y seis meses. Antes de ser comercializadas, estos productos deben someterse a procesos que permiten conocer los efectos del medicamento y asegurar la cepa vacunal (el "corazón" de la vacuna). Posteriormente deben realizarse pruebas en animales y en humanos, hacer un control de calidad y realizar un examen que asegure que no es riesgosa.  

Las investigaciones para realizar las vacunas contra el ébola se realizan a partir de muestras de sangre de las personas infectadas, a fin de identificar los anticuerpos que tienen y tratar de hacer productos con características parecidas.

Los laboratorios GlaxoSmithKline, NewLink Genetics, Immunovaccine y Johnson & Johnson, entre otros, se encuentran en desarrollo de estos anticuerpos y buscan aumentar su capacidad de producción para poder incrementar el número de vacunas ofrecidas durante 2015.

En octubre de 2014, Johnson & Johnson anunció que había invertido 200 millones de dólares para acelerar la producción de la vacuna, que actualmente se encuentra en la primera de tres fases que debe pasar antes de su comercialización para garantizar su seguridad y la respuesta inmunológica en poblaciones cada vez mayores de participantes. 

Lee: Sobrevivientes del ébola compartirán sus historias a través de una 'app'

En la fase I, 72 personas voluntarias se aplicaron la vacuna de Johnson & Johnson para verificar que sea segura y bien tolerada. Espera pasar a la fase II en los próximos meses y acelerar el proceso para fabricar 2 millones de vacunas en 2015.

En otro caso, según la OMS, la fase II de pruebas en humanos de la vacuna realizada por la farmacéutica GlaxoSmithKline podría comenzar en febrero. Sin embargo, los países revisores solicitaron a la compañía información de los estudios clínicos de la primera etapa. Hasta el momento, esta farmacéutica británica lidera las investigaciones sobre el virus.

En noviembre, la farmacéutica británica realizó el primer ensayo experimental en humanos, con un grupo de prueba de 20 personas sanas. El estudio fue dirigido por los Institutos Nacionales de Salud en Maryland, Estados Unidos.

Medicamentos

También se han desarrollado medicamentos experimentales para reducir los síntomas de quienes padecen la fiebre hemorrágica.

Uno de ellos es ZMapp, desarrollado por la empresa de biotecnología Mapp Biopharmaceutical en San Diego, California. La compañía trabajó durante varios años con los Institutos Nacionales de Salud y la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa de Estados Unidos para desarrollar un tratamiento contra el ébola.

Lee: 9 preguntas para conocer más del medicamento contra el virus del ébola

ZMapp trabaja con anticuerpos que atacan sólo partes específicas de una célula peligrosa para "desarmarla" y que no represente una amenaza para el cuerpo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El producto fue aplicado a los dos misioneros estadounidenses que contrajeron ébola en Liberia el pasado agosto. Ambos se recuperaron tras recibir el tratamiento. 

Con información de CNN, AFP y Reuters 

Ahora ve
¿Sabes cuántos gérmenes hay en los lugares que tocas comúnmente?
No te pierdas
×