Sobreviviente de un campo de prisioneros norcoreano modifica su relato

Las horripilantes historias que Shin Dong-hyuk hizo de un campo de prisionero, que fueron un éxito editorial, no son del todo exactas
“Fui guardaespaldas de Kim Jong Il"
Autor: Catherine E. Shoichet y Madison Park
(Reuters) -

Las horripilantes descripciones que Shin Dong-hyuk hace del tiempo que pasó en un campo de prisioneros norcoreano se volvieron un éxito de ventas, propiciaron que declarara ante las Naciones Unidas y acapararon los titulares en todo el mundo.

Fue uno de los desertores más notables de Corea del Norte, ganó varios reconocimientos de derechos humanos, inspiró la creación de un documental y sus memorias se tradujeron a 27 idiomas.

Ahora la editorial y el autor del libro dicen que Shin, quien afirma que nació en un campo de prisioneros y que escapó, revelaron que algunas partes de la historia que contó no son ciertas. Shin pudo haber pasado su vida en Corea del Norte en un campo de prisioneros distinto y no en la zona de control total que dio su nombre a la biografía.

Los relatos del tiempo que pasó en el campo de concentración han recibido amplia difusión en entrevistas con medios de comunicación que incluyen a CNN. También escribió un artículo de opinión para CNN Digital en el que describe sus experiencias.

Blaine Harden, autor del libro Escape from Camp 14 (Escape del Campo 14), señaló en un comunicado que se publicó el fin de semana en su sitio web que Shin había cambiado "partes clave de su relato".

"El viernes 16 de enero supe que Shin Dong-hyuk, el sobreviviente del campo de prisioneros norcoreano que protagoniza Escape from Camp 14, contó a sus amigos un relato sobre su vida que difiere considerablemente de mi libro", dijo Harden.

"Me puse en contacto con Shin y lo presioné para que detallara los cambios y explicara por qué me había engañado".

Harden declinó dar más detalles a CNN, pero publicó una larga explicación en su sitio web. En un artículo del diario estadounidense The Washington Post que se basa en la información que Harden dijo que le entregó al diario se señala que "los detalles más horribles" del relato de Shin "siguen siendo ciertos", pero algunos de los momentos y lugares de los que habla están equivocados.

"Lo torturaron cruelmente desde el punto de vista de los derechos humanos, pero cambió las cosas", dijo Harden al Post, diario en el que trabajó como reportero por 28 años.

Shin no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios de CNN. En una publicación en su página de Facebook no entra en detalles sobre las supuestas discrepancias, pero incluye un enlace al artículo del Post y ofrece disculpas a sus simpatizantes.

"Este pasado en particular que realmente quería ocultar ya no puede seguir oculto y tampoco quiero que lo esté", escribió. "A quienes me apoyaron, confiaron en mí y me creyeron todo este tiempo, estoy muy agradecido y al mismo tiempo les digo a todos y cada uno de ustedes que lo lamento".

Detalles de las discrepancias

Shin "modificó considerablemente los detalles de sus primeros años", dijo Harden en un comunicado. Las discrepancias incluyen lo siguiente:

*En el libro, en su testimonio ante Naciones Unidas y en entrevistas con los medios de comunicación, entre ellos CNN, Shin explicó que la tortura y los abusos que sufrió ocurrieron en un famoso campo de prisioneros conocido como Campo 14. Shin dijo el viernes 16 de enero a Harden que en realidad lo habían transferido junto con su madre y su hermano al Campo 18, un campo menos restringido, cuando tenía seis años. Fue allí, y no en el Campo 14, en donde dice que vio que las autoridades ejecutaron a su madre y a su hermano.

*Shin había dicho que había vivido toda su vida en el Campo 14 antes de escapar en 2005. Ahora dice que escapó dos veces del Campo 18 (en 1999 y en 2001), escribió Harden en su comunicado. En su segundo intento de escape del Campo 18 lo ataparon en China y lo repatriaron. Primero lo enviaron al Campo 18 y luego lo transfirieron al Campo 14 para que lo torturaran y lo castigaran, escribió Harden.

*Shin dice que tenía 20 años cuando lo torturaron como castigo por haber escapado, escribió Harden. En su relato original indicó que lo torturaron cuando tenía 13 años por planear un escape. Shin había dicho desde que llegó a Corea del Sur en 2006 que lo torturaron cuando era adolescente.

*Shin declaró para el libro que un guardia enojado le había cortado un dedo luego de dejar caer una máquina de coser en el Campo 14. Ahora, Shin le dijo a Harden que un guardia se lo había arrancado mientras le arrancaba las uñas en castigo por haber escapado.

"Cuando accedí a relatar mis experiencias para el libro, descubrí que era muy doloroso pensar en algunas de las cosas que ocurrieron", dijo Shin a Harden. "Así que me hice un compromiso. Alteré algunos de los detalles que pensé que no importarían. No quería contar exactamente lo que había ocurrido para no revivir esos momentos dolorosos".

Shin le dijo a Harden que pensaba que las fechas, los lugares y las circunstancias no eran tan importantes, según el comunicado del autor. 

Los desafíos de los relatos sobre Corea del Norte

A menudo es difícil confirmar los relatos de los desertores norcoreanos, ya que no hay documentos y el gobierno generalmente no da información.

Harden declaró que estaba trabajando con la editorial para corregir el libro. No se sabe qué medidas tomará la editorial en respuesta a las discrepancias en el relato de Shin.

"Viking, la editorial de Escape from Camp 14, de Blaine Harden, ha recibido información de que hay algunas imprecisiones en el relato de Shing Dong-hyuk, el personaje principal del libro, de acuerdo con el autor", señaló la portavoz de Penguin Books en un comunicado que se publicó el domingo 18 de enero. Estamos desarrollando con el autor un "entendimiento preciso de los hechos".

El gobierno de Corea del Norte ha rechazado repetidamente las acusaciones de Shin y señaló que el testimonio que Shin y otras personas rindieron ante la comisión de Naciones Unidas es "una calumnia" de parte de "basura humana".

En un video que se publicó en 2014 en un sitio web que publica propaganda gubernamental, el padre de Shin negó que su hijo hubiera estado alguna vez en un campo de prisioneros.

Shin respondió que habían tomado a su padre como rehén y que lo estaban usando para restarle credibilidad.

Los activistas por los derechos humanos afirman que los cambios en el relato de Shin no afectan a su testimonio a final de cuentas y agregan que creen que lo torturaron y que su historia pone de relieve el horror que se vive en los campos de prisioneros.

El diario estadounidense The New York Times reportó el domingo que Shin dijo que se había contenido de revelar las discrepancias de su relato porque le preocupaba que afectara a su labor activista.

"Vacilé porque mis amigos temían que mis revelaciones afectaran al movimiento por los derechos humanos en Corea del Norte", dijo, según el Times.

En su publicación en Facebook, Shin escribió que no estaba seguro de si podría seguir con su labor para poner fin a los campos de prisioneros en Corea del Norte.

"Pero pueden seguir luchando en mi lugar", escribió. "Todavía tengo fe en ustedes".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con información de Carma Hassan, Brian Walker, Paula Hancocks y KJ Kwon

 

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×