Los adultos mayores de Debaltseve, atrapados en el conflicto de Ucrania

La localidad pasó de ser un centro ferroviario a una zona fantasma por la guerra; los habitantes que aún quedan se esconden para sobrevivir
El costo civil en Donestk por conflicto ucraniano
Autor: Ralph Ellis y Jonathan Alpeyrie
(Reuters) -

Debaltseve es una ciudad fantasma.

Una vez fue un centro ferroviario ruidoso, ahora sus calles están normalmente vacías. La gente que aún vive ahí solo sale para abordar un autobús o automóvil que los llevará a un lugar seguro, o cuando trabajadores humanitarios les llevan arroz, pasta, comida enlatada y otras provisiones.

Pese al viento invernal se forman para recibir raciones y vuelven a sus casas, esperando no morir por los bombardeos constantes.

Esta ciudad, con una localización estratégica al este de Ucrania, es una de las que mayores muertes ha registrado por los enfrentamientos entre los separatistas prorrusos y las fuerzas ucranianas.

Los separatistas intentan aislarla, mientras las fuerzas de gobierno se mantienen a las afueras. De acuerdo con el vocero de la operación militar gubernamental, Vladislav Seleznyov, los militantes constantemente están bombardeando Debaltseve, que actualmente es considerado el lugar más peligroso en el país.

“La infraestructura de la ciudad está devastada”, dijo. “Las fuerzas armadas de Ucrania mantienen sus líneas de defensa y no van a dejar sus posiciones”, agregó.

Solo entre 3,000 y 4,000 de los 25,000 residentes de Debaltseve aún permanecen ahí, la mayoría han huido para buscar un lugar seguro. 

Los civiles son quienes sufren, al menos 224 murieron y más de 540 resultaron heridos en las últimas tres semanas de enero, dijo el alto comisionado para los derechos humanos de la Organizacón de las Naciones Unidas (ONU) la semana pasada. Los números podrían ser mayores.

¿Quiénes quedan?

La mayoría de ellos son adultos mayores sin familia que los lleve a otro lugar. Algunos de ellos recuerdan aún los horrores de la Segunda Guerra Mundial, como una mujer que se quedó dentro de su departamento por dos semanas, acostada en su cama. Hay pocos niños, ya que la mayoría de las familias han huído buscando la seguridad.

“No nos importan los rusos”, dijo una mujer, “queremos vivir vidas normales”.

Cerca de un tercio de las casas tienen impactos de artillería. Por ello, docenas de personas han decidido vivir en bunkers húmedos, donde duermen en catres y camas antiguas que han llevado ellos. Montones de sacos protegen las entradas a estos sitios.

Lee: Todo lo que necesitas saber sobre el conflicto.

Otros, como un grupo que sale y entra de un viejo edificio de departamentos, son adultos mayores aunque separatistas vehementes. “Solo estamos esperando a que los rusos entren y nos liberen”, dijo uno de ellos.

Las escenas de cansancio están por donde quiera. La mayoría de los residentes de Debaltseve han huído a ciudades controladas por el gobierno ucraniano, pero irse es arriesgado, las balas vuelan en la ciudad a todas horas.

Las personas que permanecen no tienen automóvil. Colectan sus objetos personales en maletas y bolsas de plástico y se reúnen en la estación de trenes de la ciudad.

Esperan por autobuses o automóviles manejados por trabajadores humaniarios que llegan y los llevan a la seguridad. Mientras aguardan miran al vacío y algunos rompen en llanto. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una vez en los vehículos, el peligro apenas comienza. El camino que sale de la zona de batalla a la ciudad más cercana, Artyemovsk, usualmente es un sitio atacado por los separatistas.

Y una vez que se encuentran a salvo, en algún refugio, comienza la espera y los pensamientos de si alguna vez podrán regresar a sus casas.

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×