La muerte de un adolescente esparce el descontento en Venezuela

Tras la muerte de Kluibert Roa Núñez a manos de la policía cuando salía de clases revivió las críticas al gobierno de Nicolás Maduro
¿Venezuela en fase de ingobernabilidad?
Autor: Mariano Castillo
(Reuters) -

La muerte de un adolescente de 14 años a manos de la policía aumentó las tensiones políticas en Venezuela y avivó las protestas en contra del gobierno en todo el país.

Kluibert Roa Núñez, un estudiante de secundaria, murió el martes cuando quedó atrapado entre un grupo de manifestantes y la policía nacional en la ciudad de San Cristóbal, al oeste del país. Un policía disparó contra él, de acuerdo con fuentes cercanas al caso.

Tanto el gobierno como la oposición condenaron el asesinato, pero la historia de violencia en Venezuela y la polarización gubernamental permanecen. Los manifestantes se opusieron al gobierno del presidente Nicolás Maduro y señalan la muerte del adolescente como un punto de quiebre. Maduro acusó a los manifestantes por la violencia que llevó a los disparos.

En 2014, San Cristóbal fue el lugar de nacimiento de las protestas contra el gobierno que se esparcieron por todo el país. Los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes se mantuvieron durante semanas y dejaron más de 40 muertos, de acuerdo con el gobierno.

Leer: Ollas vacías, quejas y ajustes a un año de las protestas

Tres testigos de la protesta coincidieron en que Kluibert no era un manifestante y se encontró en medio de la confrontación tras salir de la escuela. Vivian Núñez, madre del joven, dijo a CNN en Español que su hijo caminaba a cuatro calles de su escuela cuando el conflicto estalló.

Los manifestantes —casi todos estudiantes de una universidad cercana— corrían de la policía al momento en el que Kluibert pasaba por la zona, de acuerdo con los testigos, quienes hablaron con CNN en Español.

El adolescente trató de protegerse y se agachó junto a un auto, pero recibió un disparo directo de un oficial, dijeron los testigos.

CNN no ha podido confirmar de manera independiente cómo inició el tiroteo. El gobernador del estado de Táchira, donde se encuentra San Cristóbal, se negó a hacer comentarios sobre la versión oficial del incidente.

La muerte del adolescente encendió nuevas protestas en el país el miércoles. En Caracas, los manifestantes fuera del Ministerio de Justicia sostuvieron cuadernos con pintura roja para representar la sangre de los jóvenes que ha sido derramada en el país.

“Un cuaderno sangrado. Esto es lo que, como estudiantes, tenemos —ideas,”, indicó Hilda Rubí, una manifestante. “Le decimos al señor Nicolás Maduro ‘¿Tiene miedo de los estudiantes?’ Estas son nuestras armas: un cuaderno, pluma, pensamiento e ideología”.

El gobierno reacciona rápidamente

El gobierno venezolano respondió rápidamente al asesinato, deteniendo e identificando al oficial de policía que disparó contra el adolescente.

La ministra del Interior identificó a Javier Mora Ortiz, de 23 años, como quien disparó. La abogada general Luisa Ortega Díaz anunció el miércoles que Mora fue inculpado oficialmente por homicidio doloso, y que nueve de los manifestantes también fueron arrestados en San Cristóbal.

La ministra del Interior, Carmen Meléndez, habló con la televisión estatal e indicó que el policía será juzgado con todo el peso de la ley. Además pidió calma y recordó a los estudiantes las 43 muertes registradas en los enfrentamientos del año pasado.

El policía ha permanecido preso desde entonces, dijo, al referirse a la policía nacional como “protectora de los derechos humanos” y al evento como “un accidente aislado que no representa la conducta de la policía nueva, humanista”.

Para los manifestantes y la familia del joven, estos comentarios parecen poco sinceros o simplemente mentiras.

El escepticismo del padre

Erick Roa, padre del joven asesinado, dijo a CNN en Español que quiere que se aplique todo el peso de la ley al policía, pero no se complace por las decisiones del gobierno.

La rápida confesión del uniformado puede ser parte de una estrategia para tener una sentencia reducida, señaló Roa. Tiene miedo de que el sistema de justicia sea condescendiente con Mora por ser oficial de policía.

“Esto fue asesinato, fue un homicidio cometido por este hombre y debe pagar con todo el peso de la ley”, dijo.

El padre cuestionó los reclamos del gobierno sobre el tipo de proyectil que mató a su hijo.

Mientras que la ministra del Interior dice que fue atacado por un arma de balines, Roja indica que fue un arma de fuego cargada con armas normales, no de goma. El peritaje indicó que la muerte de Kluibert se produjo por un disparo, aunque no detalló el tipo de bala.

El gobierno también indicó que la policía proveyó ayuda de emergencia al joven, pero los testigos lo niegan.

Presión en Venezuela

La reacción por el enfrentamiento del martes generó diversos enfrentamientos entre grupos pro y antigobierno en los últimos meses.

Maduro indicó que la muerte del joven se debió a los manifestantes en San Cristóbal, quienes eran “jóvenes encapuchados” que “estaban siendo violentos” con la policía. Sus críticos acusaron a las fuerzas de seguridad de abusar de la población.

Los críticos del gobierno usaron su herramienta más poderosa, los medios sociales, para acusar los abusos de las fuerzas de seguridad y para compartir fotos que respaldan sus denuncias. Los tuits con los hashtags #SOSVenezuela, #PrayForVenezuela (#RueguenporVenezuela) y #MaduroAsesinodeEstudiantes, acusan directamente al presidente de matar a estudiantes.

Los simpatizantes del gobierno tuitean con la etiqueta "#ApoyoRotundoaMaduro.

Estas manifestaciones se dan en medio de una crisis económica en la rica y petrolera Venezuela.

Los venezolanos enfrentan años de escasez de bienes básicos, productos y servicios. Los consumidores pasan horas en largas filas para alimento básico como leche, pollo y harina de maíz. Incluso el papel de baño y los condones son escasos.

La semana pasada, el alcalde de Caracas fue arrestado bajo las acusaciones de conspirar para el derrocamiento de Maduro.

La moneda local, el bolívar, está devaluado. El cambio de divisias es 6.3 por dólar, pero los dólares se cambian en el mercado negro de 190-1, lo que foementa todo tipo de problemas para las compañías extranjeras.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Antonio Ledezma, uno de los principales líderes de la oposición fue aprehendido por agentes federales. De acuerdo con la oposición, fue un intento del gobierno para distraer la atención de los problemas económicos que se viven.

Kay Guerrero, Miguel Escalona, Catherine E. Shoichet y Osmary Hernández contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×