Un político asesinado, una modelo y el gobierno: la intriga crece en Rusia

La novia del prominente opositor asesinado teme por su vida tras el caso que ha puesto en duda quién mató al adversario de Putin
'Ciberpiratas' unidos para infiltrar bancos
(Reuters) -

La novia ucraniana del líder opositor ruso Boris Nemtsov, quien fue asesinado, enfrenta presión psicológica constante de las autoridades de Moscú y temores de que sea implicada en la muerte, dijo su madre.

La modelo Anna Duritskaya, de 23 años, caminaba con Nemtsov la noche del viernes cuando un hombre armado disparó al político a unos 100 metros del Kremlin.

"Ella estaba llorando y decía que Boris había muerto y estaba tirado a su lado", dijo su madre, Inna Duritskaya. “Estaba en tal conmoción que no podía decir nada más".

Duritskaya dijo que su hija fue interrogada hasta las dos de la mañana del lunes. Dijo que teme que las autoridades impliquen a su hija en la muerte. La modelo está ahora viviendo en el ático de un ayudante de Nemtsov bajo vigilancia policial constante.

Pero este lunes por la tarde, Duritskaya regresó a Kiev, Ucrania, luego de horas de incertidumbre de que pudiera ser encarcelada en Moscú.

Las autoridades rusas dijeron porque Duritskaya es una testigo clave, "la comisión de investigación tiene todos los motivos para interrogarla más como parte de la investigación".

El Comité de Investigación de Moscú, dijo en un comunicado en su página web el martes que "todos los escenarios" se están considerando y que está tomando todas las medidas necesarias.

"Testigos están siendo interrogados, y están siendo analizado imágenes de circuito de televisión. La evidencia ha sido recogida y se llevaron a cabo una serie de pruebas, entre ellas balística, examen médico y rastreo de evidencia", dijo.

Relación sorprendente

El asesinato ha generado una avalancha de teorías de conspiración. Nemtsov fue uno de los críticos más abiertos del presidente Vladimir Putin, y muchos sospechan que el Kremlin participó de alguna forma directa o indirecta.

Inna Duritskaya dijo que su hija conocía los riesgos de involucrarse con el prominente líder de la oposición. "Por supuesto que cuando me enteré de que ella estaba saliendo con él fue un poco de shock", dijo la madre.

"Luego, cuando lo conocí me agradó mucho como persona. Era sencillo, trataba a mi hija muy bien, estaba feliz. Y no podía influir de ninguna manera. Mi hija hizo lo que quería. Por supuesto, yo estaba preocupada y asustada, pero yo no podía cambiar eso de todos modos".

Funeral masivo

Miles de partidarios de Nemtsov se reunieron el domingo en Moscú para llorar la muerte del hombre de 55 años, que fue primer ministro durante el gobierno del presidente Boris Yeltsin.

El evento tuvo lugar el mismo día en que se suponía que Nemtsov realizaría un mitin en Moscú, denunciando las políticas de Rusia en Ucrania.

Este martes, cuatro días después del asesinato, Nemtsov es enterrado. Un río de gente llegó para un funeral sombrío en el Centro Sajarov de Moscú. Algunos sostenían flores y desfilaron ante el féretro abierto y ofrecían respetos a su madre, Dina Eydman, y a sus hijos Anton y Zhanna.

Cientos más se formaron en el frío exterior del lugar.

Mikhail Kasyanov, un exprimer ministro bajo la presidencia de Vladimir Putin que ahora es una figura de la oposición y trabajó estrechamente con Nemtsov, estaba entre los dolientes que hablaron en el funeral.

Dijo que creía que Nemtsov fue asesinado por venganza de su política. Confió en que los asesinos sean llevados ante la justicia, en el marco del próximo gobierno de Rusia si no es en el actual.

El funeral ha sido organizado por Pavel Sheremet, un periodista ruso conocido por dejar a un canal de televisión estatal ruso en protesta por las actuales políticas del Kremlin en Ucrania.

Otras figuras prominentes rusas en el servicio incluyen el viceprimer ministro Arkady Dvorkovich, la vocera del primer ministro Dmitry Medvedev, Natalya Timakova, y el exministro de Finanzas Alexei Kudrin.

Entre los dignatarios extranjeros estaban el embajador estadounidense en Rusia John Tefft, quien dijo Nemtsov sería recordado como un patriota ruso, y el exprimer ministro británico John Major.

"Es claramente un día muy triste para los rusos, es un día muy triste para la familia de Boris, y yo personalmente estoy muy triste por lo que ha sucedido”, dijo Major a CNN.

No todos pudieron llegar al funeral. La exministra de Relaciones Exteriores de Letonia y miembro del Parlamento Europeo, Sandra Kalniete, dijo que se le negó la entrada a Rusia el lunes por la noche por motivos espurios.

La caza del asesino

Putin condenó el asesinato y ordenó a tres agencias investigar el tiroteo, dijo el Kremlin. El presidente también escribió a la madre de Nemtsov, diciendo que compartía su dolor, y se comprometió a llevar a los responsables del asesinato a la justicia, dijo el Kremlin.

La policía dijo que están buscando a un hombre de pelo corto de entre 1.70 y 1.75 metros, informó la agencia de noticias rusa Sputnik. El agresor llevaba jeans y un jersey marrón.

El Comité de Investigación de la Federación de Rusia está ofreciendo una recompensa de 3 millones de rublos (cerca de 49,000 dólares) por información que conduzca al arresto del asesino. Se dijo que al informante se garantizará el anonimato.

El lunes, el canal de televisión ruso Dozhd publicó una entrevista con Anna Duritskaya después de su liberación.

Duritskaya dijo al entrevistador que no vio quién mató a Nemtsov, pero que cuando se dio la vuelta vio a un auto de color claro alejarse. Duritskaya indicó que su deseo era volver a casa a Ucrania para ver a su madre y que no creía que pudiera asistir al funeral de Nemtsov el martes.

Teorías de la conspiración

Los especuladores han señalado a Putin, a un socio del presidente, o a alguien irritado por las actividades comerciales de Nemtsov.

"Dudo que haya sido una orden directa de Putin, pero ha sido de esta atmósfera tóxica de odio", dijo el activista prodemocracia ruso Garry Kasparov. "Se ha propagado por la televisión rusa las 24 horas los siete días".

La amiga de Nemtsov y colega política Ilya Yashin culpó a Putin más directamente: "Es claramente un asesinato político", dijo Yashin. "No sé quién mató a Boris, pero sé que es el gobierno y personalmente Putin los responsables".

Putin ofreció una teoría diferente: que el asesinato fue contratado, pero por una intención política, dijo su vocero, Dmitry Peskov.

Un hombre cerca del sitio del funeral de Nemtsov dijo que cree que el asesino era un opositor a Putin. "No creo que Putin hiciera esto", dijo a CNN. "Creo que esto fue por algún grupo radical que quiere hacer que Putin se vea mal".

Nemtsov había dicho que estaba en riesgo de asesinato. Le dijo al periódico ruso Sobesednik el mes pasado que estaba “un poco” temeroso de que Putin pudiera matarlo.

Sin embargo, agregó: "Yo no le tengo mucho miedo. Si tuviera miedo, no estaría dirigiendo un partido de oposición y hacer lo que estoy haciendo".

Las consecuencias de la crítica

Los críticos de Putin en el pasado han sufrido tristes finales.

El año pasado, un tribunal de Moscú condenó a cinco hombres a prisión por el asesinato de la periodista rusa y crítica del Kremlin Anna Politkovskaya, ocurrido en 2006.

El magnate Mikhail Jodorkovski acusó a Putin de corrupción y pasó 10 años en prisión y campos de trabajo.

A finales del año pasado, el crítico del Kremlin Alexey Navalny fue declarado culpable de fraude en un juicio politizado. La agencia oficial de noticias de Rusia informó el lunes que una solicitud de Navalny para asistir al funeral de Nemtsov le fue negada.

Y antes de su muerte, Nemtsov fue detenido varias veces por hablar contra el gobierno de Putin.

Kasparov, presidente del Consejo Internacional de la Fundación de Derechos Humanos, sugirió que el asesinato estaba relacionado con la inseguridad propia del Kremlin.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Si eres muy popular, no tienes por qué disparar a tus críticos frente al Kremlin, tuiteó Kasparov. "Putin es la comida de la prisión, o la comes o mueres de hambre”.

Matthew Chance, Alla Eshchenko, Laura Smith-Spark, Ivan Watson, Emma Burrows, Holly Yan y Lucy Pawle contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Entre los disparos de sus compañeros, así desertó un soldado norcoreano
No te pierdas
×