El papa acepta la renuncia de un cardenal acusado de abuso sexual

El británico Keith O'Brien solicitó separarse del cargo hace un año cuando pidió perdón por su conducta
Keith O'Brien, exobispo
Keith O'Brien, exobispo  Keith O'Brien, exobispo
(Reuters) -

El papa Francisco aceptó la dimisión como cardenal del británico Keith Patrick O'Brien, quien había sido acusado de "comportamientos sexuales inapropiados hacia otros religiosos" lo que le llevó a renunciar como arzobispo de St. Andrews y Edimburgo en marzo de 2013.

El papa aceptó la renuncia de O'Brien, de 77 años, "a todos los derechos y prerrogativas de los cardenales" y dijo que llega "después de un largo itinerario de oración" del cardenal, de acuerdo con un comunicado del colegio cardenalicio emitido este viernes.

En el documento, Francisco pide a los fieles de la Iglesia católica de Escocia "continuar con confianza el camino de renovación y reconciliación", dijo.

Al menos tres sacerdotes y un exministro acusaron a O'Brien de actos que se remontan a 30 años atrás, señaló el diario británico The Observer en 2013.

El 3 de marzo de 2013, tras hacerse públicas las acusaciones y pocos días antes de que comenzara el cónclave en el que se eligió a Francisco, O'Brien pidió perdón al admitir que su "conducta sexual" estuvo "a veces" por debajo de los estándares que se esperaban de él "como sacerdote, arzobispo y cardenal".

A pesar de que tenía derecho a participar en el cónclave de Roma, el cardenal británico decidió no asistir. Entre las acusaciones estaban la de un hombre de 50 años, casado y con hijos, le acusó de haber abusado sexualmente de él cuando era estudiante en un seminario y tenía 19 años.

En mayo de 2013, el Vaticano informó de que el cardenal británico abandonaba Escocia durante unos meses "para un periodo de penitencia", y no precisó el lugar adonde iría.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Pasaré el resto de mi vida en retiro. No voy a desempeñar ningún papel en la vida pública de la Iglesia católica de Escocia", dijo entonces O'Brien en un comunicado.

El papa Francisco aseguró en febrero mediante una carta que no hay lugar en la Iglesia católica para quienes abusan de los menores. La misiva se publicó seis meses después de que el pontífice se reunió con víctimas de pederastia.

Ahora ve
La molestia empresarial contra Donald Trump no ha parado de crecer
No te pierdas
×