La nieve y rocas que aún caen del Everest complican rescate de alpinistas

Los alpinistas trabajan para cuidar a los heridos, en esperaba de que las condiciones climáticas mejoren para que sean trasladados
Video de una avalancha en el Everest
Autor: Jethro Mullen
(Reuters) -

Son momentos difíciles en la montaña más alta del mundo.

El devastador terremoto que azotó Nepal el sábado desencadenó avalanchas y dejó un saldo aún no determinado de alpinistas muertos, desaparecidos y atrapados en el Monte Everest. 

Las réplicas del sismo, incluyendo una muy poderosa el domingo, continúan arrojando nieve y rocas hacia abajo de la montaña, complicando los esfuerzos de rescate.

"Estábamos sentados en el campamento, con la sensación de que las cosas pondrían ir mejor", dijo el alpinista Carsten Pederson a CNN el domingo."Y de pronto, sentimos la réplica [...] Inmediatamente después del temblor, escuchamos avalanchas desde las montañas que nos rodean".

Pero esas avalanchas no parecen ser de la misma escala de las que ocurrieron el sábado.

El campamento del lado nepalí del Everest está en una zona vulnerable, en un valle rodeado por picos del Himalaya. Cuando el terremoto ocurrió, quienes se encontraban reunidos ahí no pudieron correr hacia ninguna parte.

"Un terremoto así de largo desata avalanchas alrededor de nosotros. Y luego caen: hubo avalanchas masivas", dijo Jon Reiter, un montañista estadounidense.

Lee: Historias de quienes sobrevivieron al terremoto de Nepal... y los que no

Lanzados de la montaña

La gente trató de escapar de la pared de nieve, hielo y rocas. 

"Intentaron correr de la avalancha y no puedes", dijo Pederson. "Mucha gente fue golpeada por detrás, lanzada de la montaña, y se estrelló en las rocas. Las tiendas también volaron".

Él buscó refugio detrás de un montículo de rocas.

"Casi no podía respirar, pero pude quedarme ahí hasta que la avalancha acabó", dijo a CNN.

Lee: Cómo sobrevivir a una avalancha

La nube de nieve se extendía en el cielo.

"Estuvimos todos refugiados hasta la que la nube pasó y pudimos ver las consecuencias", dijo Reiter.

Eso incluye por lo menos 17 personas muertas, docenas de lesionados y muchos otros desaparecidos, dijo. Son parte de la cifra de víctimas en Nepal debido al sismo.

El rescate de heridos comienza

Las personas ilesas en el campamento se apresuraron a auxiliar a los heridos, sacándolos de la nieve y convirtiendo las carpas de alimento en hospitales improvisados. La nieve continuó cayendo, complicando los esfuerzos para encontrarlos.

Los alpinistas trabajaron en turnos durante la noche, cuidando a los heridos mientras esperaban que las condiciones climáticas mejoraran lo suficiente como para llevárselos en helicópteros.

"Muchos de ellos están en buena forma", dijo Reiter sobre los heridos.

El transporte aéreo para llevarse a los heridos llegó el domingo en la mañana, cuando el clima mejoró.

"El sol se asoma desde las nubes y los helicópteros ya vienen", dijo Reiter. "Estamos agradecidos. Vamos a ayudar a estas personas".

Pederson dijo que la mayoría de los heridos en el campamento habían sido llevados en helicóptero el domingo en la tarde.

Los alpinistas están atrapados en la montaña

Pero la preocupación crece por el grupo de alpinistas que se encuentra a más de 8,848 metros, en los campamentos 1 y 2.

Se reporta que la avalancha los atrapó sobre un área de caída de nieve, una zona tramposa de la montaña que separa el campamento base del siguiente. 

"Tendrán que hacer una nueva ruta desde el campamento base hasta la zona de caída de nieve", dijo Jim Whittaker, el primer estadounidense que llegó a la punta del Everest.

Los alpinistas "tendrán que esperar por algunos días, hasta que la ruta se restablezca", dijo a CNN.

Pero las réplicas del sismo hacen el trabajo más difícil. 

Alex Gaban, un montañista del campamento base dijo el domingo en Twitter que las cuerdas y otros implementos llegan en helicóptero para ayudar a la gente que está debajo de la zona de caída de nieve. 

Algunos de los alpinistas fueron llevados en helicóptero, pero más de 100 siguen arriba, escribió.

"Prácticamente, es imposible rescatarlos con helicóptero", dijo Pederson. "Hay mucha gente ahí".

Lee: De alpinista a rescatista: un mexicano en su primera subida al Everest

Un ejecutivo de Google murió

Entre las víctimas del Monte Everest se encuentra Dan Fredinburg, un ejecutivo estadounidense de Google que había publicado sus aventuras en Twitter. El hombre perdió la vida debido a que sufrió una herida en la cabeza con la avalancha. 

También, la enfermera del campamento base, Eve Girawong, falleció por la caída de nieve, reportaron su familia y empleadores.

"Nong Eve Girawong estaba haciendo lo que amaba hacer: ayudar a otros. Las palabras no pueden describir el dolor que sentimos", anunció su familia vía Facebook.

"Una escena muy dura"

Las personas en el campamento base describieron las avalanchas del sábado como caóticas.

"Es una escena muy dura", dijo Reiter.

El alpinista indicó a CNN que puso a uno de los hombre fallecidos dentro de una bolsa y la cerró.

Muchos de quienes sufrieron las peores lesiones tuvieron que escribir sus nombres para identificarlos en caso de que murieran, dijo Reiter.

El número exacto de víctimas no es claro. Reiter dijo que 17; Nima Namgyal, un doctor de la expedición, informó a CNN que hasta el momento hay 14 cuerpos.

Pero el número de personas sigue desconocido, ya que hay muchos enterrados entre la nieve y el hielo.

"Siempre hay riesgo de morir"

El terremoto ocurrió más de un año después de que una avalancha matara a 16 sherpas, el accidente más mortal en la montaña hasta ese momento.

Los sherpas son un grupo étnico famoso por sus habilidades para escalar y por trabajar como guías de montañismo.

"Es nuestro trabajo", dijo Pasang Sherpa, quien perdió a seres queridos en la avalancha de 2014. "Aquí siempre hay riesgo de morir".

Reiter también estuvo en el Everest el año pasado, cuando la avalancha ocurrió. Describió a CNN la experiencia como algo aterrador.

El alpinista estadounidense ha escalado las Siete Cumbres, es decir, las montañas más altas de los siete continentes, excepto el Everest. Este es su tercer año consecutivo intentando subir el pico más alto del mundo. En 2013 dijo que desertó porque "no se sintió correcto", dijo su esposa, Susan.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿Reiter lo intentará nuevamente, luego de haber visto el desastre en la montaña?

"Uno pensaría que no por lo que pasó este y el año pasado", dijo Susan Reiter desde su casa en California. "Pero conociendo a mi esposo, creo que lo hará. Espero que no, pero no quiero detenerlo".

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×