Una niña embarazada de 10 años causa conmoción en Paraguay

La menor sufrió de un supuesto abuso sexual por parte de su padrastro quien ya fue imputado por la fiscalía y se encuentra prófugo
Denuncias de abuso sexual en Arquidiócesis en EU
Autor: Sanie López Garelli
(Reuters) -

El embarazo de una niña de 10 años, presuntamente abusada por el padrastro, tienen enfrentados a instituciones del estado con organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional, que piden interrumpir la gestación.

El estado de la menor se descubrió a finales del mes pasado cuando su madre, de 32 años, la llevó al médico tras notar el aumento de su vientre. En ese momento la niña fue conducida a la sala de maternas del hospital público de Trinidad donde fue atendida por el servicio de psicología y posteriormente trasladada al Hospital Materno Infantil de la Cruz Roja.

Embarazo de alto riesgo

Los médicos que atendieron a la niña dicen que se trata de un embarazo de alto riesgo ya que no tiene desarrollado su cuerpo para soportar un embarazo, porque se encuentra en su etapa de crecimiento y desarrollo.

Amnistia Internacional, sección Paraguay, inició una campaña llamada “ACCIÓN URGENTE”, que busca la adhesión de activistas de todo el mundo para que el Ministerio de Salud y las autoridades judiciales permitan un aborto en el caso de una niña de diez años víctima de abuso sexual.

Lee: El abuso sexual en la infancia, entre el olvido y los falsos recuerdos

“La organización pide al gobierno que intervenga para garantizar que la niña obtenga todo el tratamiento médico que necesita, incluida la interrupción de este embarazo”, pide AI.

La ONG dijo que si se obliga a la niña a continuar con este embarazo se incurriría en “tortura y otros malos tratos”.

Gobierno, en contra

Según las autoridades sanitarias, la gestante hasta ahora no muestra complicaciones y por ende la ley no permite una interrupción del embarazo. Además, sostienen que a estas alturas, con 22 semanas de gestación, ya no se puede interrumpir el embarazo de la niña porque sería muy riesgoso para ella. Dicen que lo que podría ocurrir, más adelante, es un adelanto en el parto, teniendo en cuenta la contextura física de la menor.

“No hay indicios de que la salud de la niña esté en riesgo… no estamos, desde todo punto de vista, a favor de la interrupción de un embarazo”, declaró Antonio Barrios, titular de la cartera de Salud, citado por el diario ABC de Paraguay.

Madre de la menor, bajo custodia

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La madre de la niña está detenida por orden judicial por faltar al debido cuidado, ya que a pesar de haber denunciado el abuso en enero pasado, permitió que la víctima y el agresor siguieran viviendo bajo el mismo techo.

El atacante fue identificado como Gilberto Benítez de 42 años, quien ya fue imputado por la fiscalía y se encuentra prófugo.

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×