Arabia Saudita usó bombas de racimo contra rebeldes hutíes en Yemen: HRW

Si el artefacto no detecta a su objetivo se destruye o desactiva, pero a veces el mecanismo falla y es letal para quien lo encuentre
Una lata de BLU-108 con cuatro municiones encontradas en el área de al-Amar, al norte de Yemen
Una lata de BLU-108 con cuatro municiones encontradas en el  Una lata de BLU-108 con cuatro municiones encontradas en el área de al-Amar, al norte de Yemen
| Otra fuente: 1

La organización Human Rights Watch (HRW) acusó a Arabia Saudita de lanzar bombas de racimo otorgadas por Estados Unidos en la lucha contra los rebeldes hutíes en Yemen.

Las pequeñas bombas, de no ser activadas, pueden mantenerse inactivas y luego detonar cuando las personas las encuentren, matando o hiriendo de gravedad a sus víctimas.

Lee: Arabia Saudita reanuda bombardeos en Yemen

Un tratado internacional contra las bombas de racimo o cluster ha sido adoptado por 116 países, pero entre las naciones que no firmaron este acuerdo se encuentran Estados Unidos, Arabia Saudita y Yemen.

Las bombas utilizadas por Arabia Saudita en Yemen, según HRW, eran armas con sensores, que son bombas dirigibles con la intención de destruir tanques y otros vehículos armados, mediante una serie de explosiones alrededor del área.

Si las bombas de racimo fallan en detectar su objetivo, están diseñadas para auto-destruirse en el aire o bien auto-desactivarse tras un breve periodo. Pero en ocasiones los mecanismos no funcionan, lo que representa un peligro letal para aquellos que se encuentren con los artefactos.

Arabia Saudita ha negado que tengan integrantes de las fuerzas de la coalición, de las que forman parte, en Yemen, y aseguró que solamente apoyan a las fuerzas yemeníes, según informó Ahmed Asiri, un vocero del ejército saudita.

El funcionario le dijo a CNN que Arabia Saudita ha estado usando CBU-105 en Yemen contra los vehículos armados y no en la ciudad.

“No hay combatientes extranjeros en Yemen, hasta ahora”, comentó Asiri a CNN este domingo.

Asiri también criticó a Human Rights Watch sobre cómo obtuvieron la información, asegurando que la recibieron por parte de los hutíes.

“El reporte de HRW define las armas como artefactos contra los vehículos. Nosotros no los usamos contra las personas. No tenemos ninguna operación en esas ciudades. Así que la acusación en el reporte no es sólida”.

CNN trató de contactar a funcionarios en Washington para que emitieran comentarios sobre las acusaciones de HRW, pero no hubo una respuesta inmediata.

Human Rights Watch incluyó un video y marcó mapas satelitales, así como fotos en su reporte.

El video muestra varios artefactos explosivos que cayeron del cielo vía pequeños paracaídas y luego desplegaron sus bombas con una pequeña explosión de humo negro antes de caer al suelo. Las imágenes fueron tomadas por pro-hutíes en abril, informó HRW.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha dicho que frenará el envío a gobiernos extranjeros de municiones cluster que pueden dejar más de 1% de sus bombas sin explotar, pero no será hasta 2018.

“Hemos tomado responsabilidad por todas las muertes civiles debido a las hostilidades que pasan en Yemen de una manera muy seria”, le dijo un funcionario del Departamento de Defensa a CNN. “Estamos estudiando con mucho detalle el reporte de HRW”.

Estados Unidos pidió a ambos bandos que cumplan con el derecho humanitario internacional, informó el funcionario.

Los activistas de derechos humanos informaron que las bombas de racimo fueron lanzadas al norte del gobierno de Saada, una base de los rebeldes hutíes cerca de Arabia Saudita. El mapa satelital muestra el área del objetivo en las montañas arriba de las villas de al-Ssam y al-Safraa.

Cerca de unas 5,000 personas viven en al-Safraa, informó HRW.

Los hutíes y los chiítas musulmanes se alinearon con Irán que ha estado peleando contra el gobierno central de Yemen. En los últimos siete meses han gobernado la capital de Yemen, derrocado al presidente y tomado control de otras partes del país.

Arabia Saudita es un país mayoritariamente sunita que ha tomado con alarma el levantamiento de los hutíes. Las autoridades sauditas temen que los disturbios en Yemen puedan extenderse a alrededor de su frontera con Irán, estableciendo una fortaleza en la Península Arábiga.

El gobierno derrocado de Yemen, cuyo presidente está ahora en el exilio, era aliado de Occidente en la lucha contra al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP, por sus siglas en inglés). Los hutíes también son enemigos de AQAP, que parece tomar ventaja del caos creciente en Yemen.

Kevin Bohn y Victoria Brown de CNN contribuyeron a este reporte

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×