Cubrir protestas en China: las diferencias entre la teoría y la práctica

Aunque en teoría los periodistas pueden hacer reportajes en gran parte de China, en la práctica las autoridades deciden
china protestas  china protestas 1 de mayo dia del trabajo
Autor: David McKenzie | Otra fuente: CNN

Las protestas políticas en China se extinguen casi instantáneamente en estos días, pero la difusión pública de las quejas, a las que el Partido Comunista de China a menudo etiqueta como "incidentes masivos", es frecuente.

La gente protesta por todo: la contaminación, la construcción de una fábrica nueva, los reglamentos laborales. Incluso el gobierno calcula que hay miles de protestas al año.

Aunque el gobierno nacional a veces tolera e incluso en ocasiones aplaude esta clase de protestas, la Policía china rara vez recibe de buen grado la presencia de reporteros extranjeros.

El miércoles 13 de mayo, por la mañana, nos enteramos de que los padres de un trabajador migrante estaban protestando en un edificio gubernamental en Beijing; se quejaban de que las estrictas reglas sobre la residencia negaban a sus hijos el acceso a las escuelas públicas.

Docenas de padres llevaban carteles y cantaban frente a una fila de policías a la entrada del edificio. Dicen que a pesar de que se prometió reformar el sistema de registro de familias o hukou, luchan para que sus hijos entren a la escuela mientras se avecinan los exámenes nacionales.

Mientras nos acercábamos a la protesta para filmar, los manifestantes vitoreaban y un policía saltó hacia la cámara.

"¿Tienes hijos?", le preguntó una manifestante al unirse a la discusión. "Deberías dejarlos que cuenten nuestra historia".

"¿Qué importa si tengo hijos?", le gritó el agente.

Nos arrastraron hacia el patio del edificio y nos dijeron que esperáramos. Los manifestantes empezaron a corear que nos liberaran.

En estas situaciones, en China, la policía generalmente recurrirá a lo que nosotros conocemos como "policías de visa".

Llegan a revisar tu identificación y resuelven la situación de una forma o de otra. En mi experiencia, esto significa que el reportaje llegó a su fin.

Cuando llegó, el policía de la visa estaba tranquilo y se mostró cortés mientras revisaba nuestras credenciales. Dijo que necesitamos un permiso para hablar con la gente y nos despidió.

Los manifestantes vitoreaban mientras salíamos. Sus protestas resonaban tras nosotros mientras nos alejábamos a bordo de un auto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En los más de dos años que he estado en China, me han detenido tal vez una docena de veces por filmar en la calle: a veces lo hacen amablemente, otras no tanto.

En teoría, los reglamentos para los reporteros señalan que podemos hacer reportajes en gran parte del país (excepto el Tíbet), pero en la práctica, los servicios de seguridad tienen la última palabra.

Ahora ve
Los cultivos de café latinoamericanos están bajo la amenaza del cambio climático
No te pierdas
×