ISIS toma el control de Hasiba y fortalece su avance en Iraq

La ciudad cercana a Ramadi fue tomada por los terroristas luego de que las fuerzas en el lugar se retiraron
ISIS obtiene armas de EU tras victoria en Ramadi
(Reuters) -

El grupo terrorista ISIS tomó este jueves el control de la localidad de Hasiba, al este de Ramadi, capital de la provincia occidental iraquí de al Anbar, de donde se habían retirado las fuerzas gubernamentales.

Una fuente de seguridad de al Anbar informó que los soldados se retiraron después de librar combates con los yihadistas y milicianos tribales suníes, cinco de los cuales murieron y otros ocho resultaron heridos.

Los yihadistas hicieron explotar la casa del jeque de la tribu al Bufad, Rafea al Fadawi, añadió la fuente.

Asimismo, hicieron detonar la casa de la miembro del Consejo Provincial de al Anbar, Ibtisam Darb.

Lee: ISIS toma control total de Palmira, ciudad histórica

Por otra parte, las fuerzas militares iraquíes frustraron este jueves un ataque de los yihadistas contra una sede del Ejército iraquí en el sur de la ciudad de Faluya, a 50 kilómetros al oeste de Bagdad, y mataron a seis yihadistas, además de destruir tres de sus vehículos.

También, una fuerza conjunta de la Policía Federal, milicianos chiíes y suníes, liberaron a 300 soldados iraquíes que estaban retenidos por los yihadistas desde hace más de un mes dentro de la refinería de Biyi, a 40 kilómetros al norte de Tikrit, capital provincial de Saladino, al norte de Bagdad.

Después, las fuerzas iraquíes comenzaron a consolidar sus posiciones como primer paso para recuperar el control del 60% de la superficie de la refinería que se encuentra bajo el control de los yihadistas.

Por otro lado, al menos 12 yihadistas murieron y otras 17 personas, tres de ellas civiles, resultaron heridos este jueves en un bombardeo de la coalición internacional en el barrio de Somar, en el sur de Mosul (norte), y la zona del 17 de julio, al oeste de la ciudad, informó una fuente de seguridad kurda.

La ocupación de Ramadi por los yihadistas esta semana supone un duro revés para el gobierno iraquí, que anunció después de la liberación de la provincia de Saladino, al norte de Bagdad, que su siguiente objetivo era la expulsión de los combatientes de ISIS de al Anbar y luego de Nínive (norte).

Ahora ve
Fuerzas lideradas por EU arrebatan a ISIS el poder de la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×