Los irlandeses votan su respaldo o rechazo al matrimonio gay

El país europeo, mayormente católico, acude a las urnas este viernes para decidir si reformará su Constitución para permitir estas uniones
Irlandeses decidirán en urnas el matrimonio gay
Autor: Laura Smith-Spark
(Reuters) -

Irlanda celebra este viernes una votación histórica sobre una reforma constitucional para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo. Si el referéndum se aprueba, será el primer país del mundo en adoptar estos matrimonios a través del voto popular.

Al acudir a las urnas, a los irlandeses se les pide que evalúen este enunciado: "El matrimonio puede contraerse de acuerdo con la ley entre dos personas, sin importar su sexo".

Si los "sí" superan a los "no", la reforma constitucional dará a las parejas del mismo sexo el derecho al matrimonio civil, aunque no podrán casarse por la iglesia.

Como ocurre en muchos otros países del mundo, el tema es polémico. El referéndum pondrá a prueba si en Irlanda, país mayormente católico, las ideas más liberales superan a las conservadoras.

Las encuestas previas a la elección indican que el "sí" tiene la ventaja, pero que la diferencia es cada vez menor.

En una encuesta del diario Sunday Times y la empresa Attitudes que se publicó el domingo, se reveló que el 63% de los encuestados estaban a favor de la reforma, el 26% se oponía y el 11% estaba indeciso. Eso representó una reducción del 10% en el apoyo a la medida desde marzo.

En una encuesta que llevaron a cabo el Irish Times e Ipsos MRBI la semana pasada, se indicó que el 70% de los votantes estaba a favor de la reforma a la Constitución y que el 30% se oponía. Sin embargo, ese resultado excluyó a un 17% que dijo que estaba indeciso.

Enda Kenny, primer ministro —o taoiseach— de Irlanda, dijo en una emisión de la semana pasada del programa Ireland AM de la televisora irlandesa TV3 que creía que el referéndum estaría reñido, pero "confío en que se aprobará", dijo.

Esta semana, Kenny confirmó que votaría a favor. Agregó que el país "haría historia" y que votar a favor "obliteraría" los prejuicios, así como los miedos irracionales a las diferencias.

Cualquier reforma constitucional debe sujetarse a referéndum. La decisión de sujetar la cuestión a votación nació de una consulta popular.

En otros países en los que se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, la decisión la tomaron el gobierno o los tribunales.

'Acerca de la igualdad del matrimonio civil'

La campaña por el "sí" en Irlanda está encabezada por una coalición llamada Yes Equality, que se compone de grupos de defensa de los derechos de los homosexuales y que cuenta con el respaldo de grupos de la sociedad civil y activistas de todo el país.

También cuenta con el apoyo de los partidos políticos irlandeses.

El derecho de las parejas homosexuales a formar sociedades de convivencia se introdujo en Irlanda en 2010. Sin embargo, Yes Equality afirma en su sitio web que es considerablemente diferente al matrimonio en cuanto al reconocimiento y la protección que brinda a las parejas del mismo sexo y a sus familiares.

"La sociedad de convivencia es una institución independiente y desigual, disponible solo para las parejas homosexuales. No brinda protección constitucional ni ofrece certeza a los familiares, incluso en situaciones médicas", señala.

El resultado del referéndum no influirá en los derechos a la maternidad sustituta o a la adopción, informa.

Tampoco representa amenaza alguna a la libertad religiosa, prosigue. "El referéndum trata sobre la igualdad del matrimonio civil. Las iglesias podrán seguir celebrando sus ceremonias religiosas y no se exigirá que oficien ceremonias para parejas homosexuales".

El permitir que las personas homosexuales se casen no tendrá impacto en el matrimonio de nadie más, señala el grupo. "El pueblo irlandés es justo, abierto y seguro. Este referéndum es para hacer que nuestras leyes reflejen nuestros valores".

'Amenaza para la libertad religiosa'

Los grupos católicos se han organizado en gran medida la oposición.

En un video que produjo uno de esos grupos, Mandate for Marriage, se afirma que "redefinir el matrimonio" es una amenaza mundial a la libertad religiosa, encabezada por los "activistas homosexuales", que los electores de todo el mundo han rechazado, incluso en algunas entidades de Estados Unidos.

También plantean que redefinir el matrimonio es malo para los padres y para los hijos. "Sin excepción, a cada niño criado por una pareja homosexual se le niega un padre o una madre", señala el narrador.

A pesar de que la situación de la Iglesia Católica es delicada tras una serie de escándalos de abusos de menores en los que está involucrado el clero, sigue teniendo una influencia considerable en los sectores más tradicionales de la sociedad.

Aunque la Iglesia no ha dicho a los feligreses por qué opción votar, los obispos católicos enviaron cartas durante el fin de semana para que se leyeran en las parroquias durante la misa.

En su nota, Diarmuid Martin, arzobispo de Dublín, urgió a los electores a "analizar cuidadosamente las profundas implicaciones" que la reforma constitucional podría tener en las familias y en la noción de paternidad en la nación.

"Sé que la dureza con la que la Iglesia irlandesa trató a las personas gays y lesbianas anteriormente —y en algunos casos lo sigue haciendo— dificulta que algunas personas entiendan la postura de la Iglesia", escribió.

"El cambio no trata simplemente de extender los derechos del matrimonio a los demás; no es solo un debate justo sobre posturas religiosas, sino un cambio fundamental en la filosofía en la que se basa la cohesión de la sociedad y por ende afecta y concierne a todos los ciudadanos".

Martin recordó que en los debates sobre el matrimonio homosexual en Argentina, el papa Francisco dejó en claro que se oponía, pero "fue consecuente al decir a la gente que no juzgara a ninguna persona".

La disputa por el "pastel gay"

La naturaleza divisiva del tema salió a la luz en el vecino Irlanda del Norte esta semana. Una pastelería perdió un muy sonado juicio por discriminación luego de haberse rehusado a hornear un pastel que llevaría una leyenda a favor del matrimonio homosexual.

El matrimonio homosexual no es legal en Irlanda del Norte, pero lo es en el resto de Reino Unido.

Entre los otros países que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo están Canadá, Brasil, Argentina, Francia, Portugal, Holanda, España, Finlandia, Nueva Zelandia y Sudáfrica.

También es legal en algunas partes de México y Estados Unidos. Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos decidirán en junio si se exigirá a los estados que permitan los matrimonios homosexuales y que reconozcan los celebrados en otras jurisdicciones.

Peter Taggart contribuyó con este reporte.

Ahora ve
Miles marcharon en la CDMX en contra de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×