La Corte Suprema de EU respalda la droga para la inyección letal

Los jueces aprobaron el uso de la droga en dosis letales, pero debatieron sobre el castigo capital y su aplicación en Estados Unidos
Una cama para aplicar la inyección letal como pena de muerte en la mayor parte de los estados de EU
Una cama para aplicar la inyección letal como pena de muerte  Una cama para aplicar la inyección letal como pena de muerte en la mayor parte de los estados de EU
Autor: Ariane de Vogue
(Reuters) -

La Corte Suprema de Estados Unidos respaldó este lunes el uso de la controversial droga que se usa en las inyecciones letales para las ejecuciones, pero generó una pregunta más grande sobre la pena de muerte cuando dos jueces cuestionaron si este castigo viola la Constitución estadounidense.

La sentencia sobre el uso de las drogas para las ejecuciones fue aprobada por 5-4, siendo los jueces que avalaron su uso Samuel Alito, John Roberts, Antonin Scalia, Anthony Kennedy y Clarence Thomas.

“Los prisioneros no lograron identificar un método alternativo conocido y disponible para ejecutar que genere un riesgo menor de dolor, un requisito de nuestra Octava Enmienda.

“En segundo término, la Corte del Distrito no estableció si el uso masivo de dosis de midazolam durante sus protocolos de ejecuciones conlleva un riesgo sustancial de dolor severo”, dijo Alito.

OPINIÓN: ¿Por qué ningún humano debe ser ejecutado?

En el caso decidido este lunes, tres presos condenados a muerte-Richard E. Glossip, John M. Grant y Benjamin R. Cole-presentaron una demanda argumentando que la droga midazolam viola la Octava Enmienda que prohíbe infligir castigos crueles o inusuales, ya que la droga genera “un profundo coma que deja inconsciente a la persona”.

Oklahoma utiliza una inyección intravenosa de midazolam para causar que una persona caiga inconsciente y luego inyecta nuevamente para crear una parálisis, para finalmente terminar con una droga que hace que el corazón deje de latir.

Robin C. Konrad, un abogado de los prisioneros que presentaron la demanda, le dijo a los jueces que midazolam “nunca mantiene a los prisioneros en un estado inconsciente, lo cual es necesario para que el prisionero no sienta los efectos dolorosos de las otras dos drogas que se aplican en el protocolo de ejecución".

La Corte Suprema de EU reinstaló la pena de muerte en 1976 tras haberla suspendido a inicios de los años 70. La pena capital está siendo usada en 31 estados y por el gobierno federal estadounidense.

Seis estados -Alabama, Arizona, Florida, Louisiana, Oklahoma y Virginia- usan midazolam como una opción de inyección letal en sus protocolos.

La audiencia de la Corte Suprema reveló una tensión profunda de parte de algunos de los jueces conservadores que expresaron su preocupación al referir que los opositores a la pena de muerte están haciendo muy difícil que los estados lleven a cabo sus ejecuciones usando dosis letales de drogas.

“Vamos a hacer honestos sobre lo que ocurre aquí”, dijo el juez Samuel Alito, que sugirió que las ejecuciones se lleven a cabo sin dolor, pero insistió en que aquellos que se oponen a este castigo están llevando a cabo “lo que se parece a una guerra de guerrilla” consistente en esforzarse por imposibilitar a los estados para que “obtengan drogas que pueden llevar a cabo la pena de muerte con poco o nulo dolor”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero los jueces liberales, dirigidos por la jueza Sonia Sotomayor, cuestionaron el uso de las drogas, así como el caso de este lunes.

El hecho se presenta cuando un 70% de los estadounidenses han dicho que no consideran que la pena de muerte sea un “castigo cruel e inusual”, según indica una encuesta de CNN/ORC.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×