5 claves para entender el acuerdo nuclear entre Occidente e Irán

En el tratado se contempla el levantamiento de varias sanciones económicas a Irán a cambio de su cumplimiento de ciertas condiciones
GET. Iran-reactor nuclear  Reactor nuclear de Arak en Iran
Autor: Greg Botelho
(Reuters) -

El diablo está en los detalles.

Ese dicho es particularmente cierto en el caso de un acuerdo tan contencioso y complicado como el que se negoció el martes respecto al programa nuclear de Irán.

Irán y sus añejos adversarios, entre ellos Estados Unidos, han estado trabajando en él desde hace años. En una relación que desde hace tiempo ha estado plagada de desconfianza, los frenos y los contrapesos son obligatorios.

Idear la forma de inspeccionar los sitios de gran sensibilidad y fuerte seguridad en un país enorme es un desafío logístico. Estamos hablando de ciencia nuclear, tema que difícilmente puede tocarse a la ligera.

Lee: significado y las implicaciones del acuerdo nuclear con Irán

Estos son algunos de los puntos relevantes del acuerdo histórico que se anunció en Viena, Austria, desde el punto de vista del gobierno estadounidense y de los medios estatales iraníes.

1. Irán tendrá, hasta cierto punto, un programa nuclear

¿Con el acuerdo se elimina el programa nuclear de Irán o sigue sin obstáculos?

No y no. La verdad es algo intermedio.

El Plan Integral de Acción Conjunta, como se está llamando a este acuerdo, señala tajantemente que "Irán reafirma que bajo ninguna circunstancia buscará, desarrollará o adquirirá armas nucleares". La diferencia estriba entre las armas nucleares y el poderío nuclear.

La Agencia Noticiosa de la República Islámica (IRNA) subrayó que según el acuerdo, "las potencias del mundo reconocen la naturaleza pacífica del programa nuclear de Irán y respetarán los derechos nucleares (de Irán) de acuerdo con las convenciones internacionales".

Esto implica el derecho de un país (incluido Irán, ya que firmó el Tratado sobre la No Proliferación de Armas Nucleares) para enriquecer combustible nuclear con fines civiles.

En el reporte de IRNA se recalcó que no se desmantelará planta nuclear ni centrifugadora alguna, incluido el reactor de agua pesada de Arak. También se señaló que "la política de impedir el enriquecimiento de uranio ha fallado e Irán seguirá con su programa de enriquecimiento". También se permitirá que los estudiantes iraníes estudien materias de áreas nucleares.

Pero nada de esto significa que el programa nuclear de Irán no cambiará significativamente.

2. Qué debe hacer Irán en cuestiones nucleares

El gobierno iraní no se concentró en lo que su gobierno debe hacer para reducir su programa nuclear, pero el Departamento de Estado de Estados Unidos sí lo hizo en su resumen del acuerdo. En él se establece que Irán deberá:

• Mantener sus niveles de enriquecimiento de uranio en no más del 3.67%, en comparación con el casi 20% actual.

• Mantener una reserva de uranio (en el nivel arriba descrito) por debajo de los 300 kilogramos, muy por debajo de su reserva actual de 10,000 kilogramos. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dice que la intención es que Irán reduzca sus reservas nucleares en un 98%.

• Poner fuera de servicio sus centrifugadoras IR-1 en 10 años y mantener 5,000 centrifugadoras en funcionamiento durante este periodo en sus instalaciones de Natanz. "Las centrifugadoras sobrantes y la infraestructura relacionada con el enriquecimiento situada en Natanz se almacenarán bajo la vigilancia constante del OIEA" (Organismo Internacional de la Energía Atómica, la agencia de Naciones Unidas que supervisa la actividad nuclear).

Obama dijo que Irán dejará fuera de servicio unas dos terceras partes de las aproximadamente 19,000 centrifugadoras que tiene actualmente en todo el país.

• No tener material nuclear en su complejo de Fordow durante 15 años y convertir ese sitio "en un centro nuclear, de física y tecnología".

• Limitar ciertas investigaciones y actividades de desarrollo durante los próximos ocho años.

• "Diseñar y reconstruir un reactor de agua pesada modernizado de investigación en Arak… que usará un enriquecimiento de combustible de hasta 3.67%" una vez que las autoridades internacionales den su aprobación al diseño final. "El reactor servirá para investigaciones nucleares pacíficas y para la producción de isótopos radiactivos para uso médico y didáctico". Irán no agregará reactores de agua pesada durante los siguientes 15 años.

• Enviar el combustible agotado al extranjero.

3. Cómo asegurarse de que Irán cumpla con lo acordado

Claro que no es tan sencillo como que Irán firme una hoja de papel, acceda a hacer un montón de cosas y termine este estancamiento de tantos años. Para que Estados Unidos, la Unión Europea y otras entidades crean que Irán está cumpliendo con su parte del trato, tienen que verlo a través de los ojos de los inspectores.

"Este acuerdo no se basa en la confianza, se basa en la verificación", dijo Obama. "Los inspectores tendrán acceso a las instalaciones nucleares clave de Irán las 24 horas al día, los siete días de la semana".

El OIEA encabezará la tarea. Ese grupo e Irán ya firmaron un "esquema" en el que se detalla un proceso que, de acuerdo con Yukiya Amano, director general del OIEA, tiene como objetivo "evaluar los asuntos relacionados con las posibles dimensiones militares del programa nuclear de Irán para finales de 2015".

"Se define una secuencia clara de actividades que se llevarán a cabo a lo largo de los próximos meses, entre ellas la presentación de explicaciones sobre asuntos relevantes por parte de Irán", agregó Amano. "Prevé reuniones de expertos técnicos, medidas y discusiones técnicas".

Es probable que los inspectores pasen la mayor parte de su tiempo en los complejos nucleares establecidos, tales como Natanz, Fordow y Arak. Tienen varias tareas:

• Vigilar los niveles de uranio "en todas las plantas de concentración de mena de uranio durante 25 años", según el Departamento de Estado de Estados Unidos.

• Cuidar todas las centrifugadoras (entre ellas las que Irán almacenará en conformidad con el acuerdo) durante 20 años para asegurarse de que el gobierno iraní esté cumpliendo con lo acordado.

• Estar en comunicación constante con las autoridades iraníes a lo largo de los próximos meses para recibir explicaciones sobre los puntos clave y abordar "cualquier ambigüedad que surja".

• Mantener una "presencia a largo plazo en Irán", independientemente de sus objetivos específicos.

Irán no tiene que autorizar que los inspectores vayan a alguna parte, dijo el viceasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, porque Washington y sus aliados europeos tienen los votos necesarios para que eso ocurra.

"Si no dan acceso, violarán el acuerdo", explicó Rhodes.

4. El elemento militar

La gran preocupación de Estados Unidos y los líderes aliados no era que Irán pudiera tener energía nuclear, sino que tuviera misiles y bombas nucleares.

Por eso, las fuerzas armadas iraníes, que intervendrían en la utilización de tal tecnología en armamento, tiene que ser parte de la discusión.

El director del OIEA señaló que su agencia e Irán llegaron a "un acuerdo independiente relativo al asunto de Parchin", un sitio militar. Esto indica que los inspectores internacionales tendrán cierto acceso cuando menos a esa base situada al sureste de Teherán, aunque no se sabe a ciencia cierta cuánto acceso tendrán ni si podrán revisar otros sitios militares.

A causa del acuerdo, Irán señaló que pronto dejaría de sufrir las restricciones que han afectado desde hace mucho a sus fuerzas armadas.

La agencia IRNA señaló que seguirá habiendo límites a los misiles balísticos, pero solo en el caso de los "misiles diseñados para armas nucleares".

En el mismo informe de la agencia noticiosa estatal se agregó que "el embargo a las armas que se impuso a Irán se levantará o se reemplazará por algunas restricciones", algunas de las cuales podrían abordarse caso por caso. "Estas restricciones se levantarán completamente después de cinco años".

No está muy claro hasta qué punto cederán las partes del acuerdo de Viena en las cuestiones militares. Estados Unidos, por ejemplo, insiste en que seguirá aplicando sanciones relacionadas al "respaldo de Irán al terrorismo, a los abusos a los derechos humanos y a las actividades con misiles".

Aún se desconoce hasta qué punto.

5. Se terminan las sanciones y los embargos, a menos que…

¿Por qué Irán llegó a este acuerdo? Sí, los líderes en Teherán han afirmado que nunca han querido armas nucleares. Pero su principal razón para actuar ahora es poder levantar las muchas sanciones internacionales que han afectado la economía del país desde hace años.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, recalcó desde su campaña presidencial en 2013 que una de sus prioridades era ayudar económicamente al país al reducir su aislamiento y volverlo parte de la comunidad internacional, más que un blanco. El contar con un programa nuclear es esencial para ese plan y la ANRI señaló que se sientan las bases "para ampliar […] la cooperación con otros países".

No sorprende, por tanto, que la agencia noticiosa estatal reportara prominentemente que "todas las sanciones injustas que el Consejo de Seguridad de la ONU ha impuesto… se levantarán" y que también se eliminarán las penas similares que han impuesto la Unión Europea y Estados Unidos.

Estas medidas deberían incluir la prohibición a las compras de aeronaves de pasajeros por parte de Irán, el levantamiento de las sanciones al banco central y a la empresa petrolera del país y el descongelamiento de "decenas de miles de millones de dólares de recursos públicos de Irán", según el reporte de la agencia noticiosa iraní.

Naciones Unidas aplicará las medidas una vez que "el OIEA verifique que Irán implementó las cuestiones nucleares acordadas", según el Departamento de Estado de Estados Unidos. Aunque el gobierno estadounidense mantendrá otras sanciones, se acordó que se levantarán aquellas relacionadas con el programa nuclear de Irán.

Sin embargo, hay un detalle. Obama someterá el acuerdo a revisión del Congreso estadounidense durante 60 días, lo que abre la puerta a que los legisladores anulen el pacto. Pero el presidente no parece estar dispuesto a ceder.

"Vetaré cualquier legislación que impida la implementación exitosa de este acuerdo", dijo.

Sin embargo, el presidente de Estados Unidos enfatizó que está listo de retirarse del acuerdo si Irán no cumple con su parte.

"Si Irán viola el acuerdo, todas estas sanciones volverán a entrar en vigor", dijo. "Así que hay un incentivo evidente para que Irán cumpla y hay consecuencias muy claras a la violación".

Con información de Michelle Kosinski.

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×