Arquidiócesis de Los Ángeles rezará por inmigrantes, tras ataques de Trump

En el servicio religioso se abogará por una reforma inmigratoria y se buscará que los inmigrantes no sean vistos como criminales
arquidiocesis los angeles  arquidiocesis los angeles
Autor: Michael Martinez y Jaqueline Hurtado
(Reuters) -

Los católicos de la arquidiócesis más grande de Estados Unidos llevarán a cabo una oración especial para los inmigrantes este fin de semana, luego de que Donald Trump pusiera el tema en los reflectores.

Específicamente, las plegarias se centrarán en contrarrestar las visiones antiinmigratorias, y afirmar la humanidad y la difícil situación de los inmigrantes, durante una misa en la catedral de Los Ángeles. 

El servicio anual se planeó antes de que el aspirante republicano a la presidencia de EU hiciera comentarios incendiarios sobre la inmigración ilegal, por lo que el servicio religioso no mencionará lo dicho por Trump.

Sin embargo, la misa se dará después de que el arzobispo José H. Gómez, de Los Ángeles, se dijera en desacuerdo con el magnate, quien describió a los inmigrantes mexicanos como "asesinos" y "violadores".

El sacerdote dijo que los inmigrantes son seres humanos en busca de una mejor calidad de vida.

Los comentarios de Trump fueron tan impactantes que obligaron a Gómez a sumarse a la causa política. El sacerdote presidió el Comité de Obispos en Temas Migratorios de Estados Unidos.

"Desconozco las razones por las que lo dijo", explicó Gómez en entrevista con CNN en Español. "Como pastor en la iglesia católica, no participo activamente en discursos políticos. No es mi papel. Pero obviamente, si atacó a las personas y a la dignidad de los inmigrantes, no está bien".

Trump no ha realizado comentarios al respecto. Inclusive, durante una reunión conservadora esta semana, el empresario dijo que no recuerda haberle pedido perdón a Dios nunca, de acuerdo con un video publicado en el portal The Daily Caller.

Pero eso no detendrá a la gran arquidiócesis latina, conformada por muchos inmigrantes, de rezar para que los líderes electos encuentren una manera de reformar el sistema nacional de inmigración, tema que ha dividido a los políticos en el Congreso.

De hecho, Gómez pedirá una reforma inmigratoria durante la misa, una postura apoyada por el papa Francisco.

Gómez es el obispo latino con un mayor rango en la iglesia católica de Estados Unidos y el primer hispano que llega a la arquidiócesis de Los Ángeles.

Como tal, conoce bien la inmigración. 

Está en su sangre.

Nació en México y migró a Estados Unidos durante la adolescencia. Se convirtió en ciudadano estadounidense. Dice que la inmigración siempre está en su cabeza y alaba a quienes respetan a los demás, sin importar su estatus legal.

Lee: El flujo de indocumentados en la frontera con México, a la baja: EU

"Mi madre creció en San Antonio, Texas, y se graduó de la preparatoria ahí", dijo. "Así que desde que soy niño, hemos vivido en dos culturas. Lógicamente el tema de la inmigración me interesa porque es un tema personal y familiar para mí".

Siendo la mayor arquidiócesis del país, con más de 5 millones de feligreses y donde se hablan más de 40 idiomas, la Iglesia católica en Los Ángeles se compone en un 75% por miembros latinos. La mayoría de ellos son inmigrantes.

Como su líder, Gómez está apasionado por la inmigración.

"Lo que queremos es encontrar una solución al problema", dijo a CNN. "No es un problema político, es un problema humano. Ellos son seres humanos como cualquier otro que ha llegado a este país".

Desde que llegó a la arquidiócesis de Los Ángeles en 2011, Gómez se ha colocado al frente del tema de la reforma inmigratoria. En 2013 escribió el libro Inmigración y el siguiente Estados Unidos: Renovando el alma de nuestra nación.

"La realidad básica es que los migrantes que han llegado a Estados Unidos en los últimos 10 o 15 años son gente que llegó para conseguir empleo y mejorar su vida", dijo. "Han contribuido positivamente a este país".

Se espera que cientos de personas se reúnan en la catedral de Los Ángeles para la misa, que será impartida por el arzobispo.

Leer: "Tengo una palabra para Trump: ¡Basta!": tuit de Hillary Clinton

Durante el servicio religioso, Gómez reconocerá a los voluntarios que ayudan a los inmigrantes a sacar su licencia de conducir a través de un programa coordinado por la Oficina de Vida, Justicia y Paz de la arquidiócesis, informó la iglesia.

La iniciativa fue organizada como resultado de una nueva ley de la Asamblea de California, que permite al departamento de Vehículos Motorizados dar licencias de conducir a los inmigrantes que puedan probar su identidad. 

En el servicio también se reconocerá a las familias que han sido separadas por la deportación. 

En la misa aparecerá Jersey Vargas, de 11 años, una niña que llegó a los encabezados el año pasado cuando el papa Francisco la bendijo en una audiencia general.

La niña pidió al pontífice ayudarla luego de que su padre fuera deportado de Estados Unidos. El hombre salió bajo fianza y la familia enfrenta un proceso de deportación. La niña considera que su fe es lo que la reunió con su padre.

Ahora ve
Esta exposición muestra lo que nunca habías visto en los 70 años de Ferrari
No te pierdas
×