Los hermanos que podrían derrotar a Donald Trump

Los hermanos Koch cuentan con una red política independiente que busca un candidato republicano a quién apoyar para 2016
Donald Trump lidera encuesta entre republicanos
Autor: Maeve Reston | Otra fuente: CNN

No invitaron a Donald Trump para que hablara ante unos 450 donadores conservadores prominentes que se reunieron en un elegante hotel frente al mar para participar en un retiro que organizaron los hermanos Koch y su poderosa red política.

El magnate de los bienes raíces recurrió el domingo a Twitter para burlarse de sus rivales: el exgobernador de Florida, Jeb Bush; el senador por Florida, Marco Rubio; el gobernador de Wisconsin, Scott Walker; el senador por Texas, Ted Cruz, y la antigua directora ejecutiva de Hewlett Packard, Carly Fiorina, quienes tuvieron acceso a patrocinadores potenciales en la elegante reunión.

Lee: La republicana Sarah Palin sale con todo a apoyar a Donald Trump

"Les deseo buena suerte a todos los candidatos republicanos que viajaron a California para mendigar dinero, etc., de los hermanos Koch", tuiteó Trump el domingo 2 de agosto. "¿Títeres?".

Con ese provocador golpe doble (acusó a los empresarios multimillonarios de intentar comprar influencias mientras atacó la integridad de los cinco candidatos a los que los Koch favorecieron), Trump podría estar buscándose un pleito. Aunque el empresario multimillonario gusta de presumir que no necesita del dinero de nadie para financiar sus ambiciones presidenciales, pocas organizaciones independientes republicanas tienen la fuerza política para depurar al conjunto de candidatos (y tal vez derribar a Trump) como la red de los Koch.

La organización política de los Koch tiene abundantes recursos y planea gastar 889 millones de dólares (unos 13,780 millones de pesos) para finales de 2016 con el fin de promover sus intereses en cuanto a políticas económicas y filantropía, así como para dirigir el apoyo del electorado hacia los candidatos de su elección.

La cantidad exacta que se gastará fue uno de los temas que se tocaron este fin de semana. Por primera vez, algunas de las sesiones de la reunión privada estuvieron abiertas a los reporteros, siempre que acordaran no identificar a los donadores sin su autorización. Los asistentes no tenían permitido llevar dispositivos electrónicos a las sesiones de estrategia y recogieron los teléfonos celulares en la puerta.

Durante el fin de semana, los líderes de la red de los Koch informaron sobre sus objetivos políticos y filantrópicos para 2016 a unos 450 donadores, quienes aportaron cantidades de seis dígitos para volverse miembros de la organización Freedom Partners.

Muchas de las discusiones se centraron en asuntos políticos. Una de las sesiones del domingo 2 de agosto por la tarde a la que asistieron varios cientos de personas, se centró en las leyes que limitarían la sentencia mínima obligatoria, así como otras reformas al sistema de justicia penal. En una recepción que se llevó a cabo por la noche, el orador estelar fue Michael Lomax, presidente del United Negro College Fund.

Lee: Lecciones de una familia poderosa de Estados Unidos

Los organizadores de esta sesión de la red Koch y de otras sesiones de este año dijeron que pedirán la opinión de los miembros para determinar cómo se gastará el dinero en el ciclo electoral de 2016 y qué candidatos contarán con el apoyo de los grupos que reciben recursos de los Koch.

Aun en un ciclo electoral repleto de dinero, esos recursos podrían ser cruciales. El Freedom Partners Action Fund, un supercomité de acción política relacionado con la coalición de los Koch, planea gastar 100 millones de dólares (unos 1,500 millones de pesos) en este ciclo electoral.

Americans for Prosperity, un grupo financiado por los Koch, ha dedicado los pasados ciclos electorales a obtener información de los electores y a crear un ejército de seguidores que podría ayudar a dirigir a los electores hacia uno o varios de los candidatos presidenciales que cuentan con el respaldo de la red Koch.

Americans for Prosperity planea gastar al menos 75 millones de dólares este año (unos 1,162 millones de pesos) para seguir llevando a cabo esas actividades y duplicará la cifra el año próximo.

La red Koch ya está dando a los que Charles Koch considera los cinco candidatos favoritos (Cruz, Walker, Rubio, Bush y Paul) una plataforma para manifestar sus ideas en eventos bien publicitados y con buen público en estados en los que se llevarán a cabo las elecciones primarias, tales como New Hampshire, Iowa y Nevada.

Aunque los candidatos no pidieron dinero explícitamente en la reunión de este fin de semana porque la organizó la unión no lucrativa de Freedom Partners, les dio la oportunidad de platicar íntimamente sobre sus objetivos políticos y su experiencia con patrocinadores potenciales.

Lee: Lo que tienes que saber sobre el primer debate republicano

Los hermanos Koch indicaron que no es probable que se decidan por un candidato republicano mientras analizan a un grupo fuerte de candidatos que estén en línea con sus objetivos políticos.

En una entrevista que dio en abril al diario USA Today, Charles Koch dijo que Bush, Rubio, Cruz, Rand Paul y Walker eran "los candidatos con los que hemos hablado más y que parecen ser líderes posibles".

"Lo que les he dicho es que en este momento no estamos apoyando a nadie", dijo Koch a USA Today. "Les hemos dicho que si quieren nuestro apoyo, una forma de obtenerlo es articular un buen mensaje para ayudar a que los estadounidenses entiendan y aprecien mejor que ciertas políticas los beneficiarán y beneficiarán a todo Estados Unidos".

Uno de los puntos más importantes, dijo Koch a los asistentes del evento de este fin de semana, es convencer a los funcionarios electos de eliminar "la beneficencia corporativa" que toma la forma de subsidios, las regulaciones que "atrapan a la gente en la pobreza", y los mandatos y preferencias sobre empresas "que enriquecen a los que tienen en perjuicio de los que no tienen".

"Esta es una visión inspiradora", dijo Koch al grupo, "pero para promoverla, debemos aprender a ser mucho más eficientes para articularla y debemos ser fieles a nosotros mismos con nuestras actividades y en nuestras comunidades".

Lee: Método Koch para robar

"Estamos hablando de dólares y de recaudar dinero, lo que es absolutamente crucial para lograr esto", dijo Koch. "Pero eso no hará el trabajo por sí solo. Lo sabemos gracias a los movimientos exitosos en la historia de nuestro país. Se necesitó el compromiso de los padres fundadores, de Frederick Douglass, Susan B. Anthony, Martin Luther King, Jr. y de los miles de personas que han encabezado movimientos exitosos. Para desafiar las probabilidades que tenían en contra, estos líderes comprometieron su vida, su fortuna y su honor sagrado y a menudo hicieron grandes sacrificios personales".

"Este es el desafío que nos espera. ¿Estaremos a su altura? Este es un buen comienzo", dijo. "Espero que me acompañen. El futuro de nuestro país depende de ello".

Aunque los demócratas han gastado decenas de millones de dólares para tratar de envilecer a los Koch y a sus intereses (los retratan como industriales acaudalados que han puesto a los desfavorecidos en riesgo para promover sus intereses), los candidatos que asistieron a la reunión para seducir a los donadores este fin de semana no dudaron en buscar su apoyo.

En gran medida, también ignoraron el pique con Donald Trump.

Walker, quien contó con el apoyo de los grupos aliados de Koch en su lucha contra los grandes sindicatos en Wisconsin, dijo el sábado que deseaba "que todo el mundo pudiera ver lo que está pasando aquí" en las reuniones de la red Koch.

"Señalo, una y otra vez, que muchos de ustedes están aquí no porque tengan intereses económicos personales o en sus negocios, sino porque aman a Estados Unidos", dijo Walker, quien comparó la frustración que sienten algunos de los donadores de la red Koch con la que le han manifestado los simpatizantes del Tea Party. "Les importa mucho el futuro, les importan sus hijos y sus nietos y creo que David y Charles (Koch) han aceptado esa frustración y han dicho: 'en vez de solo enfurecernos, hay que hacer algo al respecto'".

Bush, quien gozó de una calurosa recepción de los donadores de la red Koch en su sesión del sábado por la noche, dijo que se sentía honrado de participar en el foro. Habló abiertamente de sus planes de reforma inmigratoria y destacó que redujo los impuestos en Florida.

Lee: Empresas de Trump solicitan miles de visas para trabajadores extranjeros

Bush también aprovechó sin miramientos que lo llamen "el hombre de los 120 millones de dólares", referencia a la suma que su campaña y los comités de acción política que respaldan su candidatura han recaudado hasta ahora. "¿Cuánto es demasiado?", le preguntaron.

"Pues no sé, pero podrían usar todo desde el principio, si pueden", dijo Bush sin remordimientos, lo que hizo reír al público. "Esto es a largo plazo. ¿Deberíamos decir: 'bueno, entremos en calor y trabajemos para ganar un sitio?'. ¿Me estoy perdiendo de algo? No me estoy postulando para quedar en tercer lugar; no me estoy postulando para, ya saben, para poner en mi currículo que me postulé a la presidencia".

Dijo que el objetivo de este esfuerzo es "postularse con un propósito, postularse con el corazón, postularse de forma que atraiga a la gente a una causa… y el dinero ayuda. Estoy jugando según las reglas del juego como se definió. Si a la gente no le gusta, pues qué mal", dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Todos los candidatos tocaron con cautela el tema de Trump cuando les pidieron que explicaran por qué se encontraba a la cabeza en las encuestas de las semanas recientes. Como la presencia de Trump en el debate esta semana es inminente, Cruz recurrió al humor para sortear una pregunta sobre la actitud que Trump asumirá en el debate.

"Tengo muchos talentos, pero predecir lo que hará Donald Trump no es uno de ellos", dijo Cruz, lo que hizo reír al público.

Ahora ve
Crisis minorista: ¿por qué grandes cadenas están cerrando sus tiendas?
No te pierdas
×