‘Katrina’, de un desastre natural a uno hecho por el hombre: Obama

El presidente de EU dice que conmemorar la tragedia en Nueva Orleans no es para vivir en el pasado, sino para movernos hacia adelante
El presidente estadounidense destacó la capacidad de la gente de Nueva Orleans para sobrepasar los obstáculos tras el paso del huracán 'Katrina'
El presidente estadounidense destacó la capacidad de la gent  El presidente estadounidense destacó la capacidad de la gente de Nueva Orleans para sobrepasar los obstáculos tras el paso del huracán 'Katrina'
Autor: Kevin Liptak
(Reuters) -

El huracán Katrina “empezó como un desastre natural”, pero “se convirtió en uno hecho por el hombre, una falla del gobierno al no proteger a sus propios ciudadanos”, dijo el presidente estadounidense, Barack Obama, en Nueva Orleans, Louisiana, este jueves, al conmemorar 10 años de la devastación provocada por aquella tormenta que dejó un saldo de más de 1,800 muertos.

“Lo que esa tormenta reveló fue otra tragedia, una que se había estado cocinando por décadas”, expresó Obama.

Lee: A 5 años de 'Katrina', Obama promete prevención

“Nueva Orleans había estado plagada desde tiempo atrás por una inequidad estructural que dejó a demasiada gente, especialmente la gente pobre de color, sin buenos trabajos o asistencia médica asequible o viviendas decentes. Demasiados niños crecieron rodeados de crimen violento”.

“Reconocemos esta pérdida, este dolor, no para insistir en lo que sucedió, sino para conmemorarlo”, dijo. “No lo hacemos para vivir en el pasado, sino para poder movernos hacia adelante”.

“Nuestro trabajo aquí no termina si casi el 40% de los niños todavía vive en pobreza en esta ciudad; hacer que nuestras comunidades sean más fuertes será muy importante porque veremos más eventos climáticos extremos”, expresó el presidente estadounidense.

Obama regresó a un aparentemente próspero Nueva Orleans este jueves para marcar los grandes pasos 10 años después del huracán Katrina.

Pero debajo de la visible recuperación persisten desigualdades económicas y raciales que no se han desvanecido a una década de la tormenta.

Decenas de miles de afroamericanos huyeron de Nueva Orleans después de Katrina, y nunca volvieron o regresaron a una ciudad devastada por el paso del fenómeno natural.

La tasa de pobreza de la ciudad se mantiene cercana al 30%. Y de acuerdo a un análisis, los hogares afroamericanos en la ciudad ganan hasta 50% menos que sus contrapartes blancos, muy por encima del promedio nacional.

En 2010, cuando Obama conmemoró el quinto aniversario de Katrina en su segundo año de presidencia, apenas mencionó los problemas de inequidad racial que plagaban a la ciudad, tanto antes como después de la tormenta, a pesar de hablar en la históricamente negra Universidad Xavier en Gert Town.

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×